The Nevada Independent

Nuestro estado. Nuestras noticias. Nuestra voz.

The Nevada Independent

Complicado legado de pruebas nucleares en Nevada perdura en personas y en política

Desde que comenzó pruebas nucleares en 1951, el Sitio de Seguridad Nacional de Nevada ha planteado problemas ambientales y éticos.
Carly Sauvageau
Carly Sauvageau
En EspañolMedio Ambiente
SHARE

Esta nota fue traducida al español y editada a partir de una versión en inglés.

Cuando la cinta Oppenheimer llegó al cine este verano, quienes enfrentan las consecuencias de las pruebas nucleares que se abordaron en dicha película recibieron un recordatorio: Sólo les queda un año para solicitar una compensación por los malestares físicos que creen que podrían estar relacionados por las bombas.

Para muchos, un cheque de $50,000 dólares del gobierno federal es un pequeño consuelo a la luz de los tipos específicos de cáncer que padecen, comúnmente de tiroides y pulmón. Pero las investigaciones no han sido concluyentes en cuanto a si los cientos de ensayos realizados en el desierto de Nevada son definitivamente los culpables.

Después de las más de 900 pruebas nucleares realizadas en el Sitio de Pruebas de Nevada entre 1950 y 1960, quienes estuvieron expuestos a radiación sin saberlo, comenzaron a demandar al gobierno federal.

Como respuesta a ese aumento de litigios, la Ley de Compensación por Exposición a la Radiación (RECA) se presentó por primera vez en el Congreso en 1989 como un proyecto de ley patrocinado por el Senador de Massachusetts Ted Kennedy “para hacer una restitución parcial a estas personas, o a sus beneficiarios sobrevivientes elegibles, por sus dificultades asociadas con la exposición a la radiación”, según la Oficina de Responsabilidad del Gobierno de los Estados Unidos. Más tarde fue promulgada como ley por el Presidente George H.W. Bush en 1990.

Hay un esfuerzo bipartidista entre senadores de todo el país en Washington, D.C. para ampliar esa restitución con propuestas para expandir la RECA. Además de los efectos sobre la salud, el papel de Nevada en la creación de armas de destrucción masiva plantea cuestiones éticas que van desde si viola tratados con tribus indígenas, hasta la procedencia de ciertas prácticas científicas.

Aunque la historia de las pruebas nucleares ha vuelto a llamar la atención del público estadounidense, en el Estado de Plata, el Sitio de Seguridad Nacional de Nevada ha sido parte de la vida pública desde 1950 y probablemente seguirá siéndolo en el futuro inmediato. 

SHARE

Featured Videos

7455 Arroyo Crossing Pkwy Suite 220 Las Vegas, NV 89113
© 2024 THE NEVADA INDEPENDENT
Privacy PolicyRSSContactJobsSupport our Work
The Nevada Independent is a project of: Nevada News Bureau, Inc. | Federal Tax ID 27-3192716