The Nevada Independent

Nuestro estado. Nuestras noticias. Nuestra voz.

The Nevada Independent

‘Esto nunca terminará’: Debate acerca de control de caballos silvestres de Nevada

En medio de críticas por parte de defensores, el gobierno federal gestiona la población de más de 40,000 caballos y burros silvestres de Nevada.
Amy Alonzo
Amy Alonzo
En EspañolMedio Ambiente
SHARE

Mientras el sol se pone en el horizonte e ilumina Clover Valley y las cercanas Montañas Ruby, un corral se llena con el primero de los muchos caballos silvestres reunidos por personal de la Oficina de Gestión de Tierras (BLM), agencia federal encargada del manejo de la mayoría de los 83,000 caballos y burros silvestres en los EE.UU.

Un helicóptero que sobrevuela detrás de ellos los dirige hacia la trampa y, a media tarde, los últimos caballos son transportados de un corral a otro en un rincón remoto del desierto este de Nevada. 

Cuando ya no hay rastro de todo lo que se hizo en el día, “lo único que se ven son huellas”, dijo Garrett Swisher, especialista en caballos y burros silvestres de la oficina de BLM en Winnemucca.

Este es el Complejo Antelope North, uno de los refugios de caballos silvestres de BLM más grandes del país en 2023. El sitio también es el escenario de uno de los mayores debates en el Oeste: Si se debe controlar a los caballos silvestres y cómo hacerlo.

Las recopilaciones son el intento de BLM de mantener bajo control las poblaciones de caballos y burros silvestres en todo el Oeste. 

Según cálculos de la agencia, más de 40,000 caballos silvestres habitan en Nevada. Si no se controlan, advierte la dependencia, sus poblaciones se pueden duplicar en cuatro o cinco años, provocando la pérdida de hábitat y afectando negativamente a otros animales silvestres.

Con casi 7,000 caballos en un área que razonablemente puede proporcionar alimento y agua a entre 300 y 650 caballos, Antelope North tiene demasiados caballos para sustentar, según Jenny Lesieutre, especialista en asuntos públicos de caballos y burros silvestres de BLM.

Pero los defensores de los caballos silvestres consideran que las recopilaciones que utilizan helicópteros como el que se usa en el Complejo Antelope North son una práctica inhumana obsoleta.

Vigilantes y contratistas monitorean las recopilaciones a diario a través de cámaras, mientras documentan cada movimiento de los caballos. Activistas también presentan demandas regularmente para bloquear las redadas de caballos silvestres.

Un helicóptero de la Compañía de Reunión de Ganado Cattoor, compañía privada contratada por la Oficina de Administración de Tierras de los EE.UU, realiza operaciones de reunión de caballos silvestres en el área de manejo de la manada del Complejo Antílope Norte el 2 de agosto de 2023. (Tim Lenard/The Nevada Independent)

Las demandas varían de un año a otro con un tema similar: Detener las recopilaciones con uso de helicópteros y garantizar el trato humano de los caballos.

BLM informa una tasa de mortalidad inferior al 1 por ciento en sus recopilaciones. Algunas muertes fueron causadas por las redadas, pero la mayoría — 28 — son lo que BLM llama lesiones “crónicas”: Padecimientos que los caballos ya tenían y que el BLM decide que justifican la eutanasia o intervención deliberada para poner fin a la vida.

Si bien la muerte de los caballos no es el desenlace deseado, la agencia afirma que una tasa de mortalidad del 1 por ciento es extremadamente baja para quienes trabajan con la vida silvestre.

Al final de la recopilación del Complejo Antelope, se habían retirado unos 3,000 caballos.  Murieron 39.

"Nadie quiere ver la muerte de un caballo", afirmó Swisher. "Pero si están sufriendo, los vamos a sacrificar".

Para los defensores, incluso una muerte es demasiado.

"Nuestra oposición a las recopilaciones con helicópteros es que son obsoletas", dijo Suzanne Roy, directora ejecutiva de la Campaña Estadounidense de Caballos Silvestres (American Wild Horse Campaign (AWHC). "Es hora de modernizar este enfoque de manejo de caballos silvestres y manejarlos en la naturaleza, donde pertenecen".

A principios de este año, la Congresista Demócrata por Nevada Dina Titus promovió una legislación que prohibiría el uso de helicópteros en recopilaciones de caballos silvestres, mientras que varios condados rurales de Nevada declararon estados de emergencia debido al exceso de poblaciones de dichos animales.

En medio del debate sobre las mejores prácticas para el control de los caballos entre la agencia encargada de su cuidado y grupos de defensa financiados con fondos privados que piden una reforma de esas prácticas, nadie está ganando, señala un reporte del Consejo Nacional de Investigación de la Academia Nacional de Ciencias (NAS).

En 1971, el Congreso aprobó el Acta de Caballos y Burros Silvestres, declarando a los animales “símbolos vivos del espíritu histórico y pionero del Oeste”.

Bajo esa directiva, el BLM monitorea las poblaciones de caballos silvestres, elimina el exceso y los da en adopción. El acta también establece que el exceso de caballos y burros silvestres que no puedan ser adoptados "serán destruidos de la manera más humana y rentable posible".

Pero los defensores argumentan que el hecho de que los caballos no se vendan directamente al matadero no significa que se les trate humanamente.

La portavoz de la Oficina de Administración de Tierras de los Estados Unidos, Jenny Lesieutre, durante el proceso de reunión de caballos silvestres del Complejo Antílope Norte ubicado a casi una hora al sur de Wells el 2 de agosto de 2023. (Tim Lenard/The Nevada Independent)

Observando las recopilaciones

El 2 de agosto, el día que The Nevada Independent observó las recopilaciones del Complejo Antelope North, el objetivo de BLM era reunir a cerca de 40 animales. Unos 70 fueron retirados del campo ese día. Ninguno fue sacrificado ni resultó gravemente herido, aunque dos escaparon.

Las recopilaciones están abiertas al público, pero no atraen a muchos observadores casuales. En cambio, en cada redada, voluntarios de grupos de defensa, como Wild Horse Education y AWHC los monitorean de principio a fin.

Este año, videos compartidos en redes sociales por parte de grupos defensores han provocado protestas frente al capitolio estatal e incluso amenazas de muerte contra personal de BLM.

La tensión expuso el centro del debate sobre los caballos silvestres: Incluso entre los defensores de los caballos que se oponen a las redadas de BLM, no hay acuerdo sobre cómo controlar mejor a los animales.

Algunos prefieren que a los caballos se les administren anticonceptivos, mientras que otros quieren que sean vaqueros en lugar de helicópteros los que realicen las redadas.

Swisher reconoce que las recopilaciones son duras para los caballos. Pero él se mantiene firme en lo que cree.

“La forma más humana de reunir caballos es con un helicóptero”, agregó.

A medida que las luchas y los estira y afloja entre BLM, gobiernos locales y grupos defensores continúan sin un final a la vista, sobresalen unos claros perdedores.

Los caballos.

“No se está haciendo nada bueno. Y se supone que es para los caballos”, indicó Lesieutre. "Esto nunca terminará":

SHARE

Featured Videos

7455 Arroyo Crossing Pkwy Suite 220 Las Vegas, NV 89113
© 2024 THE NEVADA INDEPENDENT
Privacy PolicyRSSContactJobsSupport our Work
The Nevada Independent is a project of: Nevada News Bureau, Inc. | Federal Tax ID 27-3192716