The Nevada Independent

Nuestro estado. Nuestras noticias. Nuestra voz.

The Nevada Independent

Aumentan sobredosis entre hispanos de Nevada; hay falta de servicios bilingües

Jannelle Calderon
Jannelle Calderon
En EspañolSalud
SHARE

Esta nota fue traducida al español y editada para mayor claridad a partir de una versión en inglés.

Si bien la batalla contra COVID-19 ha ocupado un lugar central desde hace dos años, hay otra crisis de salud que empeoró; particularmente en la comunidad hispana: La sobredosis relacionada con drogas.

Las muertes por sobredosis entre nevadenses de origen hispano aumentaron 120 por ciento entre 2019 y 2020, según datos que publicó en octubre del Departamento de Salud y Servicios Humanos del estado. Ese aumento es más del doble del incremento del 55 por ciento en los fallecimientos por sobredosis a nivel estatal durante el mismo período.

Elyse Monroy, gerente del programa Nevada Overdose Data to Action, dijo que le impresionó ver el fuerte aumento en las muertes por sobredosis. Los nevadenses hispanos representaron casi el 20 por ciento de las sobredosis registradas en el estado en 2020, frente al 13 por ciento en 2019.

Los activistas argumentan que hay varios factores que pueden contribuir al consumo de drogas en la comunidad hispana, incluyendo vivienda inestable, falta de confianza en el sistema de atención médica, y acceso a recursos en español con proveedores que no solo escuchen, sino que entiendan los antecedentes de los pacientes; lo que a menudo se conoce como capacidad cultural.

El fuerte aumento ha generado conversaciones acerca de factores externos que resultan en abuso de sustancias en ciertas comunidades, incluida la hispana. En enero, la Oficina de Equidad y Salud de las Minorías de Nevada (NOMHE) realizó una reunión virtual centrada en el abuso de opioides en el estado.

El gobierno federal ha designado a Nevada como área con falta de profesionales de la salud para casi todos los tipos de proveedores, lo que significa que hay demasiados pacientes y muy pocos trabajadores médicos. Como resultado, el público enfrenta más obstáculos para encontrar apoyo; especialmente con los que aceptan Medicaid.

Enfrentando estigmas

Aaron Luna, de la Coalición no lucrativa CARE, explicó durante una reunión comunitaria sobre opioides realizada en febrero que la familia puede actuar como un sistema de apoyo y fomentar la recuperación, pero, a veces, el dar prioridad a la familia puede generar presión para no defraudarla y hacer que se ignore la salud. Los seres queridos pueden tener conceptos equivocados y un estigma en torno al consumo de drogas, señaló Luna.

“... Las generaciones mayores, digamos mis padres o mis abuelos, cuando hablamos sobre el abuso de drogas, pueden decir: '¿Por qué usas eso? Eso es del diablo'”, dijo Luna. “Porque creen que es una falta moral que estés pasando por ese dilema. No se ve como una enfermedad”.

No hablar sobre los riesgos del abuso de sustancias puede poner a los niños y adolescentes en mayor riesgo, señaló Luna, y agregó que los niños con padres inmigrantes ya enfrentan una presión inmensa para hacer que su familia se sienta orgullosa.

Jeff Iverson, fundador y creador de Freedom Behavioral Health, ingresa en los apartamentos Freedom House Sober Living en Las Vegas el lunes 30 de octubre de 2017 (Foto: Jeff Scheid / The Nevada Independent).

Disponibilidad

Jose Melendrez, director ejecutivo de la oficina de Asociaciones Comunitarias de la Escuela de Salud Pública de la Universidad de Nevada, Las Vegas (UNLV), indicó que su padre era trabajador de la construcción y que, incluso después de sufrir un infarto, "la única vez que podía ir al médico era si tenía para pagar la consulta”.

“Tenemos tantos latinos que no tienen el tipo correcto de seguro. Es posible que no tengan acceso a [atención médica]”, dijo Melendrez. “Y si lo tienen, ¿Hay suficientes profesionales culturalmente competentes que hablen español en esas áreas que puedan trabajar con esas comunidades? Yo diría que mi respuesta es no”.

Según la Fundación Familiar Kaiser, casi 1 de 5 nevadenses hispanos carecían de seguro en 2020.

Muchos de los trabajos que realizan los latinos requieren labores manuales que podrían provocar lesiones. Los opioides recetados para el control del dolor, sin información sobre los peligros del mal uso de los medicamentos, pueden conducir al abuso, destacó Luna.

George Petty se lastimó la espalda hace ocho años mientras trabajaba en el área de equipaje en el Hotel y Casino Excalibur. Le recetaron opioides y se volvió adicto. En 2017, se quedó sin hogar.

Un administrador de casos de la organización no lucrativa Shine a Light Foundation, enfocada en servicios de colocación y apoyo para personas sin vivienda, lo refirió a al programa para salud mental y adicciones del Departamento de Policía Metropolitana de Las Vegas (LIMA).

Petty pasó nueve meses en LIMA y se graduó en enero de 2021 y ahora trabaja como enlace jurídico en Freedom House Sober Living, donde se recuperó.

Paul Vautrinot, director de programas de dicho centro, dijo que ahí pueden recibir a clientes que requieren servicios en español y tienen terapeutas bilingües, pero la “demanda” no es suficiente para garantizar que se ofrezcan clases en español.

Aunque los hispanos son diversos en culturas e ideologías, los activistas concluyeron que las escuelas y organizaciones religiosas o enfocadas en la fe sirven como lugares seguros en los que confía la comunidad hispana.

“Las comunidades basadas en la fe, nuestras iglesias católicas, los sacerdotes, las iglesias basadas en el cristianismo, los distritos escolares, todos deben estar en sintonía con la misma información para que podamos difundirla”, dijo Melendrez. “Si lo hacemos de uno por uno, nunca lo vamos a lograr”.

SHARE

Featured Videos

Comment Policy (updated 4/20/2021): Please keep your comments civil. We reserve the right to delete comments or ban users who engage in personal attacks, use an excess of profanity, make verifiably false statements or are otherwise nasty. Comments that contain links must be approved by admin.
7455 Arroyo Crossing Pkwy Suite 220 Las Vegas, NV 89113
© 2022 THE NEVADA INDEPENDENT
Privacy PolicyRSSContactJobsSupport our Work
The Nevada Independent is a project of: Nevada News Bureau, Inc. | Federal Tax ID 27-3192716