The Nevada Independent

Nuestro estado. Nuestras noticias. Nuestra voz.

The Nevada Independent

Fanáticos están molestos con primeras prácticas de F1 debido a retrasos en la costosa carrera

Decenas de miles de fanáticos de Fórmula Uno llenaron el Strip de Las Vegas el jueves, a pesar de alto costo de boletos.
Jacob Solis
Jacob Solis
Jannelle Calderon
Jannelle Calderon
En EspañolJuegos y Apuestas
SHARE

Esta nota fue traducida al español y editada a partir de una versión en inglés.

La atención mundial se centra en Las Vegas este fin de semana cuando empieza el primer gran premio Fórmula Uno en la ciudad en cuatro décadas, y el primero en correr por el Strip o franja de casinos de Las Vegas.

Pero los altos precios de las entradas y el volumen de ocupación hotelera inferior a lo esperado han planteado nuevos cuestionamientos — las dudas se agravaron el jueves por la noche después de que una sesión de práctica abreviada acortó significativamente la acción inaugural, lo que generó nuevas preocupaciones en cuanto a si la pista sobre la calle estaba lista o no para el horario estelar.

Las preguntas irritaron a algunos de los jefes de equipo de F1 durante una conferencia de prensa el jueves por la noche, donde el director del equipo Mercedes-AMG, Toto Wolff, se molestó ante la sugerencia de que el problema de la pista (una tapa defectuosa de una válvula de agua) fue un “punto malo” para la carrera.

"Eso no es un punto malo, esto no es nada", dijo Wolff. “Nadie va a hablar de eso mañana por la mañana. Es completamente ridículo”.

Con el retraso de la primera práctica, muchas de las tribunas permanecieron vacías. Y con los organizadores luchando por solucionar a tiempo los problemas de la pista antes de que el Strip tuviera que reabrir el viernes por la mañana temprano, a los fanáticos se les dijo casi a la 1:30 a.m. que se fueran a casa; antes de que los autos volvieran a la pista.

El viernes por la tarde, la directora ejecutiva del Gran Premio, Renee Wilm, y el director ejecutivo de F1, Stefano Domenicali, emitieron un extenso comunicado conjunto que explicó  las causas de la abrupta expulsión de los fanáticos el jueves: Cambios de turno necesarios para la policía local y trabajadores del transporte, y la inminente necesidad de limpiar y reabastecer las áreas de hospitalidad antes de las sesiones del viernes, ambas situaciones enfrentando retrasos provocados por la necesidad de tapar varias docenas de agujeros de drenaje a lo largo del circuito.

El comunicado prometió cambios en el personal para evitar que se repita lo mismo en caso de que las sesiones del viernes o sábado se prolonguen — pero no planteó la posibilidad de posibles reembolsos u otras compensaciones por la sesión fallida. 

Poco después, se dio a conocer un nuevo comunicado: Los fanáticos que compraron pases de un día, y no aquellos con pases de tres días sustancialmente más caros, recibirían $200 en vales por mercancía.

La ausencia de reembolsos no es nueva para Fórmula Uno. El Gran Premio de Bélgica de 2021 fue objeto de duras críticas por parte de los aficionados presenciales, quienes no recibieron reembolsos después de que la carrera de ese año transcurriera a sólo tres vueltas detrás de un auto de seguridad en medio de un aguacero. 

Aún así, la práctica no tiene precedentes: Fanáticos del Gran Premio Emilia Romagna de este año en Italia recibieron un reembolso completo luego de que una inundación histórica en la región arruinó el fin de semana de la carrera.

La madrugada de este sábado, dos firmas de abogados de Las Vegas anunciaron que habían interpuesto una demanda colectiva contra los organizadores del gran premio a nombre de 35,000 espectadores que compraron entradas de un día para las sesiones atrasadas del jueves, alegando negligencia, prácticas comerciales engañosas e incumplimiento de contrato.

A pesar del brillo y el glamur de la carrera de Las Vegas, algunos conductores han comenzado a quejarse.

Incluso cuando los precios han bajado en el mercado secundario y los costos de las habitaciones de hotel cayeron en igual proporción, la carrera más cara del calendario de Fórmula Uno dejó a muchos fanáticos preguntándose: ¿Para quién es esta carrera?

Para muchos de los fanáticos más preocupados por el precio, ver la carrera de práctica el jueves fue, por mucho, la mejor opción, ya que las entradas eran solo una fracción del precio del equivalente al día de la carrera.

Pero la primera sesión de práctica del jueves — la primera vez que un auto de F1 con especificaciones modernas llegó a la pista de Las Vegas — se vio drásticamente interrumpida luego de que una tapa de drenaje suelta averió dos autos a tan solo unas cuantas vueltas de instalación.

Lo que se suponía que iba a durar una hora se mantuvo por 9 minutos. Para Alexander Hinojosa, un fanático de 19 años quien llevó a su padre, que no es fanático de la F1, a la sesión de práctica del jueves, fue una decepción.

Hinojosa, proveniente de Riverside, California y fanático del piloto mexicano Sergio “Checo” Pérez, estaba entre los miles de aficionados cerca de La Esfera de Las Vegas, única zona de admisión general del circuito con espacio para estar de pie. Con su familia en Las Vegas, elegir asistir a la carrera fue fácil: Solo tendría que pagar el boleto.

Pero cuando él tuvo que decidir entre qué boleto comprar, si para la clasificación, o la carrera por televisión, eso hizo que los boletos para el jueves fueran una elección fácil.

“Sentí que solo ir hoy [el jueves] valdría la pena para mí”, dijo Hinojosa durante una entrevista después de que se cancelara la primera sesión de práctica. “Estás viendo la misma parte de la pista. Los mismos autos en marcha, tal vez algunos adelantos, si los hay”.

Gustavo Casas, un visitante proveniente de la Ciudad de México quien también asistió a carreras en Miami y México, dijo que compró boletos para la carrera de Las Vegas el día en que se anunciaron.

Si bien estaba emocionado por la carrera y también expresó su apoyo a Pérez, sintió un poco de remordimiento por haber reservado una habitación en el Paris Las Vegas cuando los precios eran altos. Casas calculó que podría haber pagado una habitación en el Bellagio con las nuevas tarifas más bajas.

Rosa Isela Coria y Clara Esquivel, madre e hija respectivamente, ya tenían planeado un viaje a Las Vegas que coincidía con la F1. Ellas compraron sus boletos hace unos días a $2,200 cada uno para asientos cerca de la Esfera. Coria dijo que la experiencia vale la pena.

Ambas han seguido la F1 durante años y apoyan al equipo Ferrari.

“Mi mamá me empezó a hablar acerca del deporte y una vez que te involucras y entiendes el deporte — la velocidad, el reto, la competencia [te engancha]”, dijo Esquivel. “Es un deporte de alto rendimiento, son atletas. Es una descarga de adrenalina”.

Esta nota se actualizó en su versión en español el 11/18/2023 a las 11:32 a.m. para incluir detalles acerca de una demanda colectiva presentada en nombre de fanáticos que fueron expulsados de las sesiones de práctica del jueves antes de que las carreras se reanudaran el viernes por la mañana.

SHARE

Featured Videos

7455 Arroyo Crossing Pkwy Suite 220 Las Vegas, NV 89113
© 2024 THE NEVADA INDEPENDENT
Privacy PolicyRSSContactJobsSupport our Work
The Nevada Independent is a project of: Nevada News Bureau, Inc. | Federal Tax ID 27-3192716