The Nevada Independent

Nuestro estado. Nuestras noticias. Nuestra voz.

The Nevada Independent

Fuertes nevadas y lluvias se registraron en Nevada este mes. ¿Seguimos en sequía?

Daniel Rothberg
Daniel Rothberg
En EspañolMedio Ambiente
SHARE

Esta nota fue traducida al español y editada para brevedad a partir de una versión en inglés.

En semanas recientes, tormentas constantes han caído en las montañas de Sierra Nevada y Great Basin, generando lluvias muy necesarias, y fuertes nevadas desde Reno hasta Elko. A pesar de todas las precipitaciones, el estado todavía enfrenta condiciones de sequía después de años consecutivos de aridez.

Al igual que gran parte de California y la zona oeste, todo el estado de Nevada enfrentó sequías de moderadas a extremas, según el análisis de un Monitor de Sequía de los EE. UU. publicado el jueves. Aún así, las condiciones han mejorado desde el 1 de octubre, marcando el comienzo de lo que los hidrólogos llaman el “año del agua”.

Entonces, ¿cómo está la situación?

Durante una actualización reciente acerca del estatus de la sequía, meteorólogos regionales resumieron el impacto de las tormentas del mes pasado: Nueve “ríos atmosféricos” [corrientes de humedad concentrada en la atmósfera] que transportaron cantidades significativas de agua a través de California y Nevada, aumentando la capa de nieve muy por encima del promedio para esta época del año.

Esas tormentas, que llegaron en breve sucesión, fueron tan poderosas en ciertas áreas que trajeron la mayor parte de las precipitaciones que los expertos podrían esperar en todo un año hidrológico.

“La reciente serie de tormentas ha mitigado sustancialmente muchos de los impactos de la sequía”, dijo la investigadora del clima Julie Kalansky. “Pero es demasiado pronto para definir el impacto total de la sequía en curso”.

Kalansky, quien trabaja con el Sistema de Alerta Temprana de Sequía de California/Nevada, agregó que todavía hay preguntas sin respuesta, incluyendo saber si habrá más precipitaciones en las próximas semanas.

Pero otros factores influyen en la determinación de la sequía. A pesar de los altos niveles de nieve acumulada, no está claro cuánta agua llegará a los ríos cuando se derrita la nieve.

Al observar las condiciones de sequía que surgieron a fines de 2019, la Climatóloga del Estado de Nevada, Stephanie McAfee, comentó que las tormentas recientes ayudaron a cerrar los déficits de precipitación en el norte del estado, incluyendo Reno y Elko. Pero el sur de Nevada todavía enfrenta una falta de precipitaciones desde el comienzo de los años consecutivos de sequía: La experta subrayó que Las Vegas tiene un retraso en cuanto al nivel de precipitaciones.

En la Cuenca del Río Colorado, las recientes tormentas invernales han ayudado a aumentar la capa de nieve, pero expertos del clima dijeron que es muy pronto para saber qué tipo de impacto tendrá en el flujo de agua en la primavera, como reportó hace poco Alex Hager, de KUNC.

El científico climático Brad Udall señaló a KUNC que se necesitan varios años de altas precipitaciones para llenar los embalses del río.

En eso coincidió McAfee, quien señaló que hay "algunos déficits a largo plazo y algunos retos estructurales que ni siquiera un gran invierno solucionará por completo".

El Río Colorado es el ejemplo más sobresaliente, donde el uso excesivo continuo y décadas de sequía, amplificados por el cambio climático, han llevado a niveles de represas críticamente bajos.

“Entonces, cuando empezamos a pensar en: ¿Ya regresamos a la normalidad? ¿Ya salimos de la sequía? De alguna manera, vamos por buen camino para salir de la sequía y, de otras formas, tenemos muchos cambios significativos que hacer para ser más resistentes a la sequía”, dijo McAfee.

SHARE

Featured Videos

7455 Arroyo Crossing Pkwy Suite 220 Las Vegas, NV 89113
© 2024 THE NEVADA INDEPENDENT
Privacy PolicyRSSContactJobsSupport our Work
The Nevada Independent is a project of: Nevada News Bureau, Inc. | Federal Tax ID 27-3192716