The Nevada Independent

Your state. Your news. Your voice.

The Nevada Independent

Nevada se prepara mientras aumentan tarifas de seguros de vivienda debido al cambio climático

El cambio climático ya no solo está en el aire, el agua y la tierra de los nevadenses. También está en las pólizas de seguro de sus viviendas.
Carly Sauvageau
Carly Sauvageau
En EspañolMedio Ambiente
SHARE

Esta nota fue traducida al español y editada a partir de una versión en inglés.

Desde un calor récord en Las Vegas hasta incendios en 138 acres en Sparks, en estos días se ha estado recordando a los nevadenses que los veranos serán cada vez más largos y calurosos. Eso incluye sus pólizas de seguro de vivienda.

Los nevadenses han visto aumentos del 21 por ciento en tarifas de seguros para hogar desde 2018. Eso puede ser debido a precios más altos en la madera, que eleva costos de construcción, y un mayor riesgo de incendios forestales en ciertas regiones — pero en esencia, muchos de los problemas del encarecimiento de los seguros para el hogar son causados ​​por el cambio climático.

Scott Kipper, comisionado de seguros de Nevada, dijo que el estado está trabajando en ideas para mitigar el aumento de precios de los seguros, aunque dijo que "no creo que estas ideas estén completamente concretadas".

El funcionario agregó que la División de Seguros de Nevada podría plantear esas preocupaciones cuando la Legislatura sesione de nuevo en febrero.

Habitantes del norte de Nevada en particular están sintiendo la presión de seguros más caros para el hogar.

Más de 200 habitantes de Incline Village que asistieron a un foro comunitario el 28 de junio organizada por la División de Seguros de Nevada, indicaron que no están recibiendo ayuda, ya que sus tarifas están aumentando entre un 100 y un 1,000 por ciento.

El problema se da a nivel internacional, según Alice Hill, investigadora principal de energía y medio ambiente en el Consejo de Relaciones Exteriores, y exasistente especial del presidente durante la administración Obama.

Vista de la luna sobre una cúspide quemada por el Incendio Tamarack en el Condado Douglas el 28 de julio de 2021. (David Calvert/The Nevada Independent)

A mayor riesgo, mayor costo

Darcie Goodman Collins, directora ejecutiva de Keep Tahoe Blue, fue una de las personas que tuvieron que evacuar su vivienda en South Lake Tahoe cuando el incendio Caldor se acercaba a Nevada en 2021. Aunque su casa no se quemó en 2021, sí se consumió en el incendio de Angora en 2007 y posteriormente fue reconstruida.

“Especialmente en mi vecindario, donde muchos habitantes regresaron y reconstruyeron, y ya habían pasado por esto una vez”, dijo Goodman Collins. “Para ellos fue muy traumático pensar: 'Bueno, ya hicimos esto una vez. ¿Vamos a perder nuestra casa otra vez?'”

La experiencia de Goodman Collins es cada vez más común. La cifra de incendios forestales se ha duplicado en los últimos 20 años, indicó Kacey KC, directora de bomberos del estado de Nevada. En promedio, cada año arden unos 500,000 acres de terreno en Nevada.

Los fenómenos meteorológicos catastróficos hacen que más personas contacten a sus compañías de seguros y, como los daños son cada vez mayores, también suben las tarifas.

Vista de una bahía vacía luego de que evacuaciones obligatorias cierran Sur Lake Tahoe el 1 de septiembre de 2021. Foto de: Christian Monterrosa.

Efectos a nivel nacional

A nivel nacional, Hill señaló que las principales compañías de seguros como State Farm se van, especialmente de lugares como California y Florida donde los fenómenos meteorológicos extremos son cada vez más comunes.

Las empresas de seguros que permanecen son más pequeñas y, como resultado, tienen menos dinero y capacidad para hacer frente a eventos a gran escala. Eso crea la necesidad de aseguradoras de último recurso — también conocidas como residuales, que den servicio en áreas de alto riesgo cuando otras no lo hacen.

Si ocurre un evento a gran escala que esas aseguradoras no pueden manejar y las primas futuras no pueden pagar, el estado podría ser responsable de rescatar a las compañías. Eso podría significar impuestos más altos para los habitantes del estado incluso si no se ven afectados por un evento climático mayor.

Nevada no tiene una aseguradora de último recurso, pero se está analizando crear una.

Nevada se encuentra entre los estados donde es legal no tener seguro de vivienda. Sin embargo, la mayoría de los prestamistas hipotecarios exigen un seguro de hogar, por lo que el banco tiene una red de seguridad si la casa se destruye antes de que alguien la haya pagado por completo.

A medida que el cambio climático sigue creando circunstancias diferentes para los habitantes del norte de Nevada y comunidades vecinas en California, funcionarios indicaron que surge una característica de los nevadenses cuando se enfrentan a un desastre: la comunidad.

"Generalmente me refiero a eso como la fortaleza de Nevada", comentó Taylor Adams, presidente y director ejecutiva de la Autoridad de Desarrollo Económico del Oeste de Nevada. “Pero en esa fortaleza, también hay una bondad enfocada en la comunidad. Y espero que todos aquí se centren más en 'nosotros' más que en 'yo'”.

SHARE

Featured Videos

7455 Arroyo Crossing Pkwy Suite 220 Las Vegas, NV 89113
© 2024 THE NEVADA INDEPENDENT
Privacy PolicyRSSContactNewslettersSupport our Work
The Nevada Independent is a project of: Nevada News Bureau, Inc. | Federal Tax ID 27-3192716