the nevada independent logo
La Dama de la Justicia en lo alto del edificio de la Corte Suprema de Nevada en Las Vegas. Miércoles 19 de diciembre de 2018. (Foto: Jeff Scheid-The Nevada Independent).

Esta nota fue traducida al español y editada para mayor claridad a partir de una versión en inglés que aparece en The Nevada Independent.

Por Ronnie Najarro

Cuando somos jóvenes, se nos enseña que la Constitución de los Estados Unidos garantiza la igualdad de justicia ante la ley para todos. Como adultos, llegamos a comprender que la realidad es mucho más complicada.

Aquí en Nevada podemos ver nuestro sistema previo a un juicio – la forma en cómo decidimos tratar a una persona acusada de un delito antes de su juicio – como prueba de que falta mucho trabajo por hacer para que nuestro sistema de justicia penal esté a la altura de los ideales de nuestros documentos fundadores.

Como la mayoría de los estados, Nevada emplea un sistema de fianzas en efectivo, lo que significa que los jueces determinan el monto de una fianza según la gravedad del delito. Esta práctica ha sido común durante siglos.

Pero con el tiempo, se está volviendo cada vez más claro que crea un sistema de dos niveles donde quienes cuentan con medios pueden pagar una fianza, a menudo sin importar el delito cometido; mientras que quienes con medios limitados deben permanecer tras las rejas en lo que esperan juicio por el menor de los delitos.

Este enfoque va en contra de la idea de la igualdad de justicia y es por eso que varios estados están tomando medidas para adoptar sistemas previos a un juicio más inteligentes, como determinar si un acusado representa un riesgo de fugarse, o si es una amenaza para otros.

Este año, Nevada puede seguir estos pasos aprobando el Proyecto de ley de la Asamblea 325, que ayudaría a los tribunales estatales a adoptar políticas previas a un juicio más efectivas y probadas que se haya demostrado que funcionan.

La medida, que sigue el modelo de reformas previas al juicio implementadas en Nueva Jersey, opera bajo la presunción de que la mayoría de los acusados ​​no deberían esperar a ser juzgados en la cárcel a menos que representen un riesgo de fuga o un peligro para su comunidad. Las cortes de Nevada podrían tomar estas decisiones a través de audiencias previas al juicio que permitan a los jueces sopesar una variedad de pruebas y factores.

Para ver cómo ha funcionado esto en la práctica, Nueva Jersey ha visto una disminución en su población de la cárcel en un 19 por ciento en los primeros cinco meses después de promulgar cambios más inteligentes en el sistema previo al juicio.

Pero tan importante como es liberar a los acusados ​​que no necesitan estar en la cárcel mientras esperan el juicio, también lo es proteger la seguridad pública. Afortunadamente, la evidencia muestra que todos los delitos, incluyendo los violentos, disminuyeron durante el mismo año en que Nueva Jersey adoptó muchos de estos cambios.

Para muchas familias de bajos ingresos, poder pagar una fianza es una barrera financiera significativa. Personas de bajos ingresos atrapados en la cárcel, incluso por un día o dos, corren el riesgo de perder el sueldo y sus empleos.

Las investigaciones demuestran que quienes están encarcelados simplemente porque no pueden pagar una fianza aumentan sus probabilidades de cometer otro delito al ser liberados. “Este resultado aparentemente contrario al sentido común refleja los efectos profundamente desestabilizadores de incluso las duraciones cortas de la prisión preventiva”, escribieron investigadores de Harvard en un estudio publicado en 2016.

La investigación también muestra que la práctica afecta de manera desproporcionada a las comunidades minoritarias en tasas más altas, aparentemente debido a sus circunstancias sociales o económicas. Esto se debe a que el impacto de la fianza monetaria cae de manera desproporcionada a quienes tienen bajos ingresos, lo que significa que los hispanos de Nevada (cuyos ingresos son más bajos que sus contrapartes anglosajones) son más vulnerables a quedarse atorados injustamente en el sistema de la prisión antes del juicio, incluso si representan un riesgo menor.

En un estado racialmente diverso como Nevada, estas estadísticas subrayan la necesidad de que los legisladores en Carson City actúen.

Ningún proyecto de ley hará todo lo necesario para mejorar el sistema de justicia penal de nuestro estado. Pero al reemplazar con políticas más inteligentes las prácticas arcaicas, injustas, e ineficaces antes de un juicio, Nevada puede comenzar a crear un sistema más imparcial que brinde justicia para los acusados ​​y seguridad para la comunidad.

Nuestro grupo está listo para trabajar con toda persona, independientemente del partido político, para mejorar nuestro sistema de justicia previa a un juicio. Los ingresos de una persona nunca deben usarse como un poder para la seguridad pública. Ha llegado el momento de poner fin a lo que equivale a la prisión del deudor de una vez por todas.

Ronnie Najarro es subdirector estatal de Nevada en La Iniciativa LIBRE.

El anterior es un texto de opinión que ha sido editado para extensión y claridad a partir de una versión en inglés. The Nevada Independent no endorsa contenidos de opinión, pero invita a sus lectores a enviar textos con sus puntos de vista para consideración de los editores. Mande su texto con atención a Luz Gray, editora asociada: [email protected]

NV Indy
2020 Election Center
Stories
Candidate Trackers
Endorsements, Ads, Policies, Visits
& More
visit now
Comment Policy (updated 10/4/19): Please keep your comments civil. We reserve the right to delete comments or ban users who engage in personal attacks, use an excess of profanity, make verifiably false statements or are otherwise nasty.
loading...

@TheNVIndy ON TWITTER

podcast iconCAFECITO CON LUZ Y MICHELLE

    correct us
    ideas & story tips

    EN ESPAÑOL