the nevada independent logo
Personas esperan en la oficina del DMV en Henderson. Martes 2 de enero del 2018. (Foto: Jeff Scheid / The Nevada Independent).

Esta nota fue traducida al español y editada para mayor claridad a partir de una versión en inglés que aparece en de The Nevada Independent.

A mediados de este mes el trabajador de la construcción Jesse Speights fue al Departamento de Vehículos Motorizados (DMV) en Reno sin saber si estaba registrado para votar.

Cuando salió, fue oficialmente registrado como no partidista. Fue uno de los primeros en seguir lo que él calificó un proceso “rápido y fácil” bajo la nueva ley de registro automático de votantes de Nevada (Siga este enlace para ver una explicación en video).

Pero aunque comentó que “votar está bien”, ya que uno puede escoger al próximo líder de los EE.UU., no está seguro de que votará en noviembre.

“Tal vez ... ya veremos”, dijo.

Speights es uno de miles de nuevos votantes quienes fueron añadidos a las listas en enero, donde principalmente dominan electores sin preferencia partidista, y un menor número de Demócratas y Republicanos.

La suma de más de 6,000 nuevos votantes en el Condado Clark durante los primeros 10 días de enero se acercó al promedio que el condado registró en todo un mes bajo el sistema anterior.

El aumento de registros parece darse porque bajo la nueva ley, a quienes completan trámites en el DMV, automáticamente se les actualiza sus registros de votantes a menos que opten por la exclusión voluntaria.

Aunque los primeros números podrían anticipar una fuerte participación y posibles problemas para el Partido Republicano, que está viendo crecer sus filas de una manera más lenta en relación con registros de otro partido, no se sabe cuántos de los nuevos votantes registrados irán a las urnas. Muchos de ellos no tienen experiencia previa emitiendo su voto.

El profesor David Damore, presidente del Departamento de Ciencias Políticas de la Universidad de Nevada, Las Vegas (UNLV) explicó que la participación en las elecciones de Nevada es baja y que reformas al proceso para hacer más fácil el proceso de votación por lo general tienen efectos “menores”.

Bajo el sistema anterior de “inclusión voluntaria”, los votantes tenían oportunidad de registrarse en el DMV; mientras que ahora el nuevo sistema actualiza el registro de una persona a menos que indique de manera proactiva que quiere ser excluida. 

Pero hay quienes piensan que el sistema automático podría incluir a quienes no son ciudadanos. Es el caso de Brandon Blankenship, un votante libertario de 55 años, habitante de Sparks.

“Mi mayor preocupación es que se registre a votantes que no están legalmente aquí en el país o que puedan tener algunas otras restricciones que no están vetadas apropiadamente aquí en el DMV”, dijo a The Nevada Independent afuera del DMV a mediados de este mes.

Originario de California, Blankenship citó registros accidentales de electores que no eran elegibles en dicho estado, a manera de precaución en cuanto al registro automático de votantes.

Evitar que se registren quienes no son ciudadanos estadounidenses

El portavoz del DMV de Nevada Kevin Malone dijo que hay medidas de seguridad para garantizar que no se registren los votantes no elegibles.

Según los procedimientos del DMV de Nevada, a los votantes elegibles, también conocidos como “electores”, se les da un formulario de “Opciones de Registro Automático de Votantes” (AVR) después de llenar su solicitud para conducir, renovar sus documentos o modificar su dirección.

Usuarios que presenten documentos considerados no elegibles para votar, como una tarjeta de residencia permanente o cualquier documentación que indique que la persona no va a tener 18 años para la próxima elección, están excluidos del sistema AVR y sus documentos no se envían a la Secretaría del Estado.

En vez de eso, el cliente recibe un Aviso Impreso de No-Elegibilidad, con información sobre alternativas de registro (por ejemplo, a través de la página de Internet de la Secretaría del Estado) en caso de que el cliente crea que es elegible.

También hay una casilla de verificación en la solicitud del DMV que pregunta si el solicitante es ciudadano estadounidense. Una respuesta negativa podría generar la exclusión del registro.

La Tarjeta de Autorización para Manejar (Driver Authorization Card) que autoriza a una persona para conducir, no se puede utilizar como identificación formal del gobierno para otros fines, y comúnmente es usada por quienes no son ciudadanos estadounidenses.

Pero el año pasado, Mi Familia Vota, el Proyecto Nacional de Derecho al Voto de la ACLU, Demos y el Centro Brennan para la Justicia señalaron que el registro no debe ser negado en función de si un cliente tiene una tarjeta de autorización para manejar; más bien a quienes tienen ese documento se les debe permitir que confirmen su elegibilidad para votar, bajo pena de perjurio.

Malone dice que a los solicitantes de la DAC que sean elegibles y deseen inscribirse o actualizar su registro “se le brindará asistencia por parte del personal para completar un formulario de registro de votantes que se procesará separado del sistema AVR”. 

Por otra parte, los solicitantes serán revisados fuera del proceso del registro al realizar una operación basada sólo en la identificación que presenten mientras realicen su trámite.

“Este enfoque asegura que a alguien que se naturalizó durante su última visita al DMV no se le niegue indebidamente la oportunidad de participar en el proceso AVR, con base en la identificación que presentó antes naturalizarse”, expuso el Centro Brennan para la Justicia a través de una carta que presentó en octubre de 2019.

Comment Policy (updated 10/4/19): Please keep your comments civil. We reserve the right to delete comments or ban users who engage in personal attacks, use an excess of profanity, make verifiably false statements or are otherwise nasty.
correct us
ideas & story tips