the nevada independent logo
En Español

Aumento al salario mínimo en Nevada: ¿Sí, o no?

Poder pagar las deudas más rápido. Comprar artículos o pagar por servicios a los que antes no se podía tener acceso. Ahorrar. Viajar. Después de todo ¿A quién no le gustaría ganar más dinero? Pero el tema del aumento del salario mínimo en Nevada es un escenario con el que no todos están de acuerdo.

Nevada podría sumarse a la lista de estados cuyos trabajadores ya viven la realidad de ver un aumento en sus cheques, como sucedió el 4 de abril del 2016 en el vecino estado de California, cuando su Gobernador Jerry Brown firmó la ley SB 3 para subir el sueldo mínimo gradualmente: De los actuales 10 dólares por hora, a 15 dólares para el 2022.

Trabajador en área de construcción de los departamentos South Beach en Las Vegas. Viernes, 24 de febrero del 2017. (Foto: Jeff Scheid/The Nevada Independent @jeffscheid.) 

Actualmente el sueldo mínimo en el Estado de Plata es de $7.25 para trabajadores cuyo empleador ofrece seguro médico, y $8.25 para aquellos que no cuentan con esa prestación.

“Claro que estaría bien que a uno le pagaran más, siempre y cuando no empezaran a subir los precios de la gasolina y otros productos,” comentó un trabajador de Las Vegas que se dedica a la limpieza de ventanas de gran altura y que prefirió no dar su nombre.

Con 10 años dedicándose a ese oficio, el trabajador consideró también que tendría ciertas reservas si se aumentara el sueldo mínimo en Nevada porque podría afectar a dueños de negocios pequeños que cuentan con un reducido número de trabajadores, pues tal vez optarían por despedir a algunos empleados para así poder cubrir los nuevos salarios sin tener que cerrar sus negocios.

“Pienso que las grandes empresas, por el ejemplo las cadenas de comida rápida como McDonald´s, sí deberían subir el salario de sus empleados porque esos son negocios millonarios y sus ganancias no se verían afectadas. Esos trabajadores sí se merecen que les paguen más,” indicó.

No se ponen de acuerdo

Ahora que la sesión legislativa está en plenas actividades, el tema del incremento salarial en el estado está en pleno debate.

La semana pasada, la Senadora Demócrata Yvanna Cancela y el Líder de la Mayoría del Senado Aaron Ford hicieron la primera presentación de la legislación (SB106) que elevaría el nivel salarial mínimo de $12 u $11 por hora (dependiendo de si un empleador ofrece seguro de salud o no) durante un período de cinco años a través de aumentos de $0.75, a partir del 2018.

Yvanna Cancela, Senadora Estatal Demócrata, y Aaron Ford, Líder de la Mayoría Demócrata en el Senado Estatal. 9 de febrero del 2017. (Foto: David Calvert.)

El lunes 27 de febrero, el Senado de Nevada Senate presentó una enmienda constitucional para elevar el salario mínimo a $12 la hora.

Los republicanos siguen se mantienen escépticos ante ese concepto. “No es que esté en contra de un salario mínimo, sólo pienso que establecerlo arbitrariamente en algún número anecdótico es simplemente posturas políticas y nada más,” dijo el Líder Republicano de la Asamblea, Paul Anderson. “No hay razonamiento económico para ello.” Comentó.

Por su parte, Michael Roberson, Líder republicano del Senado, señaló que apoyaría una legislación similar en la última sesión que elevó el salario a 9 dólares la hora, pero también modificó cómo se calcula el tiempo extra. Los demócratas se opusieron en gran medida a la ley a pesar de apoyar el incremento de los salarios, citando las preocupaciones de revertir cómo ciertos trabajadores ganan horas extras sólo a aquellos que trabajan más de 40 horas a la semana.

Los dueños de negocios

La postura de la Cámara de Comercio Latina es clara: No está totalmente en contra de subir el pago, sino de la manera en la que se está presentando el asunto en la legislatura estatal.

Así lo expresó Peter Guzmán, Presidente de La Cámara, quien subrayó que tanto él como el mencionado grupo que representa a pequeños negocios, no consideran justo que sean los políticos quienes digan cuál es el pago digno para los trabajadores.

Peter Guzman, Presidente de Latin Chamber of Commerce. Feb. 22, 2017. (Foto: Luz Gray.)

Guzmán agregó que cada persona tiene derecho a soñar y establecer sus propias metas y motivaciones.

“Yo creo que realmente es mejor buscar dinero para entrenar gente, salir de trabajos que no sirven y que no son carreras. El futuro es educación y entrenamiento,” dijo.

Guzmán mencionó que la Cámara considera que al subir el salario mínimo también se perderían trabajos, que el desempleo sería grande y que con la tecnología se eliminarían los puestos de muchos empleados.

El empresario expresó además que los Legisladores están empujando la propuesta de manera muy apresurada, que no se han acercado a hablar con quienes representan los pequeños negocios y que ni siquiera han hecho encuestas, mismas que, indicó, se pueden hacer en la propia Cámara.

José Solorio, quien se graduó de la Universidad de Reno con una maestría en negocios y quien acaba de abrir un negocio de limpieza de casas y oficinas en Las Vegas, dice que está de acuerdo con que se suba el sueldo mínimo en Nevada y que, además, como dueño de negocio, es importante tratar bien a los empleados.

José Solorio es un dueño de negocio en Las Vegas quien apoya el incremento al sueldo mínimo en Nevada. 22 de febrero del 2017. (Foto: Luz Gray.)

Solorio, quien ha vivido en Las Vegas desde 1970 y ha tenido otros negocios desde entonces, dijo que para él está bien la propuesta de elevar el salario mínimo porque, de aprobarse, el incremento tomaría de tres a cinco años.

El empresario agregó que los dueños de negocio que no están de acuerdo con la iniciativa deberían ser menos egoístas porque los pagos deben ser justos.

Javier Barajas, propietario de los restaurantes Lindo Michoacan en Las Vegas. Feb. 22, 2017. (Foto: Luz Gray.)

Javier Barajas, dueño de los restaurantes Lindo Michoacán en Las Vegas, ve el tema de aumentar el salario mínimo desde la perspectiva de un inmigrante que empezó como lavaplatos y cocinando las recetas de alguien más. De eso ya pasaron 27 años, cuando abrió su primera sucursal en la avenida Desert Inn.

“Los trabajadores son lo más importante,” dijo Barajas, para luego agregar que, en su equipo, los únicos empleados que ganan el salario mínimo son los que obtienen propinas, como los meseros y ayudantes de mesero.

Marcos Kessler lleva una charola de comida en el restaurante Lindo Michoacan sucursal West Flamingo Rd. Viernes 24 de febrero del 2017.  (Foto: Jeff Scheid/The Nevada Independent @jeffscheid.)

“Yo no tengo ningún problema y estoy de acuerdo en que ganen $15.00. La única preocupación que me da es que, no sería mi caso porque gracias a Dios estoy bien ocupado, pero en el caso de algunos restaurantes que afecte a que suba el porcentaje de desempleo, compañías que, si tienen 50 trabajadores, que los bajen a 40,” y agregó que él optaría por subir un poco el precio de sus menús.

Barajas señaló también que, si se aumentara el salario, las personas tendían más dinero para salir a comer y que sería algo justo, pues los precios de las cosas también están subiendo.

NV Indy
2020 Election Center
Stories
Candidate Trackers
Endorsements, Ads, Policies, Visits
& More
visit now
Comment Policy (updated 10/4/19): Please keep your comments civil. We reserve the right to delete comments or ban users who engage in personal attacks, use an excess of profanity, make verifiably false statements or are otherwise nasty.
loading...

@TheNVIndy ON TWITTER

podcast iconCAFECITO CON LUZ Y MICHELLE

    correct us
    ideas & story tips

    EN ESPAÑOL