the nevada independent logo
Velas encendidas forman las siglas de DACA durante una vigilia frente al edificio Lloyd George de la Corte. Miércoles 6 de diciembre del 2017. (Foto: Jeff Scheid / The Nevada Independent).

Por Andrew Mendez | The Nevada Sagebrush

Nota de la editora: Esta nota fue publicada en inglés y español por The Nevada Sagebrush y su versión original ha sido editada y adaptada como parte de la colaboración con The Nevada Independent en Español.

Maria Villasenor-Magana es una de más de 700 mil estudiantes en los Estados Unidos beneficiarios de la Acción Diferida para los Llegados en la Infancia (DACA) que se apoyan en ese programa para asistir a la universidad. 

Pero su recorrido por la educación superior no ha sido fácil. 

Comenzó asistiendo al Colegio del Sur de Nevada (CSN) en 2013, donde dijo que no contó con apoyo de consejeros ni profesores.  

“[Eso] me hizo sentir muy insignificante”, dijo. “Le preguntaba a la gente: ‘¿Sabes de algo que me pueda ayudarme económicamente? Tengo DACA’. Nadie sabía qué era DACA”.

En la Universidad de Nevada, Reno estudiantes indocumentados o beneficiarios de DACA expresaron que la universidad necesita apoyarlos de una manera más palpable.

En 2012, la administración Obama firmó DACA, una orden ejecutiva que protege de la deportación a inmigrantes quienes fueron traídos antes de los 16 años de manera ilegal a los Estados Unidos y les permite trabajar e ir a la escuela, incluyendo educación superior.

Según la Ayuda Federal Estudiantes, alumnos con DACA deben pagar impuestos anuales, y aunque no son elegibles para recibir ayuda federal, incluyendo subvenciones de la Beca Pell. potencialmente pueden calificar para becas externas, o fondos estatales e institucionales. 

A pesar de que Villasenor-Magana tiene un número de Seguro Social, asesores se limitaban a decirle que solicitara ayuda federal, incluso después de explicarles acerca de DACA. 

Cuando había ahorrado suficiente para transferirse a la universidad en 2018, dijo que se sintió decepcionada porque nadie le informó acerca de los recursos disponibles en el campus.  

“Daba miedo”, dijo. “Se sintió parecido [al CSN]. Ya pasaron muchos años. Necesitamos que se haga más conciencia sobre esto, porque sé que no soy la única estudiante DACA en el campus”, dijo. “Para una escuela tan grande como UNR y no tener esa exposición acerca de un asunto que está sucediendo hoy, me parece una locura. ¿Por qué? No tiene sentido”.

Aunque Villasenor-Magana se graduará el próximo otoño, constantemente teme por su futuro como beneficiaria de DACA. 

“Literalmente puede [ser] de un día para otro, no tener un estatus”, dijo. “Eso hace que [uno] se ponga muy nervioso, y la incertidumbre es simplemente terrible”. 

En 2017, el Presidente Donald Trump anunció que pondría fin a DACA, pero varias demandas judiciales federales han bloqueado la acción. 

En respuesta, la universidad emitió un comunicado en septiembre de 2017, junto con el Sistema de Educación Superior de Nevada, indicando su apoyo a estudiantes indocumentados.  

Dulce Medina, también beneficiaria de DACA, creció en el pequeño pueblo Incline Village en el Norte de Nevada, emigró a los Estados Unidos cuando tenía solo 2 años. Aunque ha contado con el apoyo de seres queridos, indicó que a lo largo del camino hacia la educación superior fue enfrentando obstáculos; incluyendo la cancelación de DACA por parte de la administración Trump.

Medina, quien es la primera en su familia en llegar a la universidad, agregó que, si no fuera por el programa, no podría mantenerse ni haber llegado a ese nivel educativo.

“DACA me ha dado la oportunidad de asistir a la escuela en general. También de trabajar legalmente”, dijo. “Y si no pudiera trabajar tampoco podría pagar la escuela o la vida en general, así que no podría imaginar no tenerlo”.

Para Villasenor-Magana y Medina, su mayor temor es qué pasará si se cancela DACA.

En 2019, la Corte Suprema comenzó a escuchar testimonios acerca de si DACA es legal. Se espera una decisión para esta primavera. 

Aunque esas audiencias se refieren al estatus potencial de beneficiarios de DACA como Villasenor-Magaña, ella prefiere no escuchar. 

“Honestamente, ni siquiera sé qué está pasando en la Corte Suprema”, dijo. “No me gusta estar al día con las noticias, es demasiado deprimente”.

Para el coordinador de servicios sociales de UNR Jahahi Mazariego, respuestas como esas son normales. 

“Hay algunos estudiantes que eligen no escuchar activamente cuáles son los cambios en la política de inmigración y no están al día con la Corte Suprema”, dijo. “Lo hacen principalmente por su propio cuidado y protección de su salud mental, salud física”.

Mazariego, quien trabaja en UNR desde 2016 y comenzó a abogar por DACA y estudiantes indocumentados cuando su cuñada fue deportada, agregó que también hay alumnos que se mantienen al día acerca de DACA; y resaltó que en esos dos sentimientos diferentes hay mucha ansiedad, depresión y aislamiento social.

Mazariego señaló que los estudiantes beneficiarios de DACA van día a día y que ese programa siempre ha sido temporal; algo que ella ha tomado en cuenta desde la orden ejecutiva de 2012. 

Mazariego también resaltó que si un estudiante en un grupo subrepresentado siente apoyo el campus, es más probable que se gradúe de la universidad.

“Lo mismo [se aplica] cuando se trata de estudiantes indocumentados. Siento que a menudo lo digo para humanizar la discusión sobre inmigración. Creo que muchas veces gran parte del trabajo que hago justifica la humanidad de los inmigrantes”, dijo. “Preferiría usar la historia de mi familia para hacer eso en lugar de que otros estudiantes hagan eso”.

Mazariego ha estado investigando activamente acerca de recursos en caso de que DACA sea eliminado por decisión de la Corte Suprema, y UNR ha realizado eventos como UNDOCU Week para mostrar su apoyo a esta comunidad. 

“El miedo es legítimo. Es extremadamente legítimo, y nunca podré quitarle el miedo a otras personas. Solo quiero que los estudiantes sepan que estoy aquí para apoyarte en todo lo que pueda”, dijo. “Cada sentimiento que tienes es completamente válido. Quiero crear esa oportunidad de que se sientan apoyados y vistos”.

Estudiantes indocumentados o beneficiarios de DACA pueden comunicarse con Mazariego a través de este correo electrónico: [email protected].  

NV Indy
2020 Election Center
Stories
Candidate Trackers
Endorsements, Ads, Policies, Visits
& More
visit now
Comment Policy (updated 10/4/19): Please keep your comments civil. We reserve the right to delete comments or ban users who engage in personal attacks, use an excess of profanity, make verifiably false statements or are otherwise nasty.
loading...

@TheNVIndy ON TWITTER

podcast iconCAFECITO CON LUZ Y MICHELLE

    correct us
    ideas & story tips

    EN ESPAÑOL