the nevada independent logo
La Legislatura de Nevada vista el 16 de mayo del 2017. (Foto: (David Calvert/The Nevada Independent).

Esta nota fue traducida al español y editada para mayor claridad a partir de una versión en inglés que aparece en The Nevada Independent.

Nombre formal: Resolución Conjunta No. 5 de la Asamblea (79º período de sesiones) 

Tipo de medida: Enmienda constitucional remitida legislativamente

Grupos patrocinadores: Sí a la 1 para la Educación Superior

Resumen de lo que hace: La Pregunta 1 eliminaría del Artículo 11 de la Constitución de Nevada lenguaje que incluye a la Junta de Regentes del Sistema de Educación Superior de Nevada (NSHE), para en cambio requerir que la Legislatura establezca por ley el "gobierno, control y administración y protección razonable de la libertad académica individual".

La enmienda también aclararía ciertas disposiciones legales relacionadas con el dinero proporcionado por los fondos de concesión de tierras federales como parte de la Ley Morrill Land Grant College de 1862, en parte actualizando el lenguaje legal del estado para que coincida con las enmiendas del Congreso realizadas desde entonces y eliminando referencias a la Junta de Regentes.

Qué han hecho otros estados: Las estructuras de gobierno para los sistemas de educación superior varían ampliamente de un estado a otro, pero Nevada figura entre los 29 estados que utilizan una sola junta administrativa encargada de supervisar todas las instituciones de educación superior en el estado. Entre esos estados, Nevada es el único que elige regentes a través de una elección general. La mayoría de los otros, en parte o del todo, dependen de nombramientos de sus respectivos gobernadores o legislaturas.

Argumentos para que se apruebe la Pregunta 1: Los defensores de la Pregunta 1 —una amplia coalición de ex legisladores, intereses empresariales y algunos estudiantes y profesores — han argumentado que la medida es una reforma necesaria que brindará una mayor supervisión legislativa — y por lo tanto, mayor responsabilidad, sobre la Junta de Regentes.

Citando formalmente casos legales de 1948 y 1981 y señalando informalmente una controversia en torno a la fórmula de financiamiento bajo el ex Canciller Dan Klaich, los partidarios de la Pregunta 1 acusan que regentes o cancilleres anteriores usan con demasiada frecuencia su estatus constitucional “anticuado” como escudo legal para el mal comportamiento.

También criticando la naturaleza electa de la Junta de Regentes y la falta de agilidad y adaptabilidad, la campaña Sí a la pregunta 1 ha afirmado que la enmienda modernizará el sistema de educación superior y "nos ayudará a salvar del desperdicio dinero de los contribuyentes", apuntando específicamente a un presupuesto administrativo de $26 millones de dólares y un salario de seis dígitos para la Canciller entrante, Melody Rose.

Sin embargo, esa cifra presupuestaria probablemente es engañosa, según los administradores del NSHE, ya que incluye casi $19 millones de dólares presupuestados para el llamado "centro de cómputo del sistema", que cubre recursos humanos, contabilidad y otro programa de cómputo utilizado por todas las instituciones del NSHE.

También está el problema — o en opinión de algunos defensores de Sí a la pregunta 1, el no problema — de lo que viene después si los votantes finalmente aprueban la enmienda.

Más allá de remover de la Constitución a la junta directiva, dicha pregunta de la boleta electoral no propone cambios de pólizas. Pero Chet Burton, ex director financiero del NSHE y ex presidente de Western Nevada College, argumentó que la falta de especificidad resultó en flexibilidad acerca de esos detalles a largo plazo, y agregó que un voto en contra de la Pregunta 1 era "aprobar el orden establecido".

Argumentos en contra de la Pregunta 1: Aunque no hay oponentes formales u organizados, varios regentes y el Canciller saliente Thom Reilly se opusieron abiertamente a la medida conforme avanzaba en la legislatura. En testimonio público y en entrevista con The Nevada Independent, estos críticos dicen que la Pregunta 1 hace poco para promover los resultados educativos de los estudiantes o mejorar la gobernanza de la educación superior en el estado.

"¿Cómo mejorará esto el sistema para los estudiantes?" planteó Reilly a The Nevada Independent. “¿Cómo avanzará eso en nuestras tasas de graduación y retención, en nuestra cartera de investigación, en la producción de nuestra fuerza laboral? Nadie ha podido responder esto. Entonces, si vamos a hacer un cambio bastante significativo en la gobernanza, debería haber una mejor articulación sobre cómo esto va a hacer que el sistema avance".

Reilly también puso en duda la perspectiva de que colocar la educación superior en el ámbito de cualquier otra agencia estatal la haría más eficiente o "ágil", calificándola en cambio de "extremadamente burocrática". 

Los opositores también han afirmado que la Pregunta 1 representa una salida legal que permitiría a la Legislatura eliminar, ya sea en parte o en su totalidad, a los regentes electos.

El regente Jason Geddes se refirió a SB354; una iniciativa de ley fallida de 2019 que habría reducido a nueve el número de regentes, incluyendo cuatro nombramientos para gobernador, como evidencia de un esfuerzo más amplio para incorporar regentes designados.

“En este momento somos 13, representamos apenas a 300,000 personas”, dijo Geddes. “Y lo reducimos a nueve, y en realidad solo tendríamos cinco representando a toda la población del estado; es más o menos un distrito del Congreso para un trabajo de medio tiempo, $80 al día. Simplemente se vuelve difícil representar a tanta gente a lo largo de los años".

Y, aunque ningún grupo de profesores ha adoptado todavía una posición formal sobre la Pregunta 1, algunos maestros de Nevada anteriormente han expresado preocupaciones acerca de que la enmienda no protegerá adecuadamente la libertad académica.

¿Cómo calificó la Pregunta 1 para aparecer en la boleta electoral?: Como enmienda constitucional remitida legislativamente, la Pregunta 1 fue aprobada por una abrumadora mayoría — aunque no de manera unánime — en dos sesiones legislativas sucesivas bajo el nombre de Resolución Conjunta 5 de la Asamblea.

Financiadores primarios: Un Comité de Acción Política (PAC) formado en apoyo a la Pregunta 1, Nevadenses por una Educación de Mayor Calidad, reportó haber recaudado $115,500 dólares hasta el segundo cuatrimestre del 2020. Casi todo ese dinero, $105,000, provino de dos contribuciones del Concilio por un Nevada Mejor (Council for a Better Nevada), una organización política sin fines de lucro dirigida por Maureen Schafer, ex-jefa de personal de la Escuela de Medicina de la Universidad de Nevada Las Vegas (UNLV).

El resto de la recaudación de fondos del PAC provino de una contribución de $10,000 de la Cámara de Comercio de Las Vegas y $500 del comité de campaña del Senador Estatal Republicano Keith Pickard.

Impacto financiero: No puede determinarse. Porque la Pregunta 1 probablemente conduciría a cambios legislativos en el NSHE y su estructura administrativa, un análisis por parte del estado no podría determinar el impacto económico de la medida sin saber exactamente qué implicarían esos cambios.

Estatus: La medida fue aprobada por los legisladores en las sesiones del 2017 y 2019, dejando la votación de noviembre como el único obstáculo que queda antes de que la enmienda entre en vigor.

IndyFest 2020
Sat., Oct. 3rdLearn more
Comment Policy (updated 10/4/19): Please keep your comments civil. We reserve the right to delete comments or ban users who engage in personal attacks, use an excess of profanity, make verifiably false statements or are otherwise nasty.
correct us
ideas & story tips