The Nevada Independent

Your state. Your news. Your voice.

The Nevada Independent

Granja de pavos dirigida por estudiantes aporta lecciones acerca de habilidades comerciales

La granja ofrece a los estudiantes la experiencia completa de la producción de pavo, desde criarlos hasta prepararlos para Acción de Gracias.
Rocio Hernandez
Rocio Hernandez
EducaciónEn Español
SHARE

Esta nota fue traducida al español y editada a partir de una versión en inglés.

Mackenzie Harper, estudiante de octavo grado, no había notado todo el trabajo que implica la producción de pavos para el Día de Acción de Gracias. Pero el lunes, ella y otros estudiantes de la Escuela Smith Valley tuvieron una idea de lo que se necesita para llevar estas aves a la mesa.

El Día de Acción de Gracias es un tema serio para los estudiantes de dicha escuela para los grados K-12, localizada en una comunidad agrícola rural entre Yerington y Gardnerville.

Durante la última década, los estudiantes han estado administrando una granja de pavos donde los crían y venden en la comunidad para ese día festivo.

El lunes, los alumnos de las clases de agricultura llevaron al matadero a 39 de los 40 pavos que llegaron a la escuela en el verano siendo polluelos.

Este año, la estudiante gerente de la granja de pavos, Carsen DeChambeau, quien cursa su último año, dirigió la operación de procesamiento. La joven de 17 años se había estado preparando desde que fue contratada para el puesto en abril.

La granja de pavos es sólo uno de los muchos programas de Experiencia Agrícola Supervisada (SAE) que se ofrecen en la Escuela Smith Valley. A lo largo de los años, los estudiantes han vendido desde bayas, pescado, cerdo, conejos y helado, hasta lana y miel.

El director de la escuela, Duane Mattice, dijo que los programas SAE no sólo brindan a los jóvenes una visión de primera mano acerca de dónde provienen sus alimentos, sino que les dan una idea de las carreras que pueden elegir en negocios y agricultura.

Aprendiendo habilidades comerciales

Los programas SAE que se ofrecen en Smith Valley buscan que los estudiantes tengan la experiencia completa de lo que se necesita para administrar un negocio agrícola, incluido el éxito en el proceso de entrevista y contratación.

Para la entrevista, los estudiantes deben llegar preparados con planes sobre cómo administrarían y comercializarían el negocio para garantizar que genere ganancias.

La maestra de ciencias agrícolas Brittany Pimental señaló que los estudiantes no sólo aprenden como administrar un presupuesto, sino también cómo realizar múltiples tareas. 

"Si eligen continuar con su educación, van a estar un poco más preparados para atender varias cosas a la vez", dijo Pimental. "Pero si deciden ir directamente a la fuerza laboral, van a tener algo que se ve bien en su currículum, además de contar con esa experiencia empresarial”.

A veces, el fracaso es parte del proceso de aprendizaje, afirmó Mattice.

Mattice recuerda a un ex director estudiantil que enfrentó dificultades mientras dirigía el negocio de miel de la escuela, incluyendo problemas personales y una enfermedad que devastó esa colmena y disminuyó la producción ese año.

Procesamiento de los pavos

Antes de que los pavos perdieran su cabeza, Mattice realizó su ceremonia anual tradicional de perdonar la vida de un pavo. El ganador de este año es un pavo color marrón claro llamado Christmas, que DeChambeau seleccionó cuidadosamente.

Cada año, Mattice compra un pavo como regalo para el gerente estudiantil a manera de agradecerles por su arduo trabajo. Este año, los pavos costaron $50 dólares cada uno.

Mattice dijo que el gerente estudiantil es libre de hacer lo que quiera con el pavo: Comérselo para la cena de Acción de Gracias, perdonarle la vida, tenerlo como mascota o utilizarlo para reproducirse.

DeChambeau dijo que decidió dejar que Christmas viva el resto de sus días en la casa de ella junto con las gallinas que tiene.

En su primer año participando en el día de procesamiento de pavos de la escuela, Mackenzie Harper, estudiante de octavo grado, ayudó a arrancar las plumas de los pavos después de escaldarlos o sumergirlos en un barril de agua caliente.

Anna Rigsby, estudiante de octavo grado, ayudó a destripar los pavos, limpiarlos y quitarles las plumas.

“También pensé que todo el proceso me iba a poner más triste”, dijo Rigsby, quien es aprendiz del negocio porcino de la escuela. “Pero en realidad, es como lo que comes, así que no pensé en ellos como mascotas ni nada por el estilo. Aprendí que así es la vida”.

Mattice señaló que programas como la granja de pavos de la escuela son esenciales para preservar las tradiciones agrícolas en comunidades como Smith Valley.

El futuro de la industria agrícola de Nevada preocupa a algunos, ya que el estado está viendo una ola de agricultores que se jubilan sin que haya suficientes jóvenes para reemplazarlos.

“Creo que apoyar [la agricultura] dentro del entorno escolar y enriquecerla es muy valioso”, dijo Mattice.

El día de procesamiento terminó con los 39 pavos vendidos, la mayoría de los cuales fueron pedidos por adelantado antes del lunes. La demanda de pavos fue tan grande que ni DeChambeau, Pimental ni Mattice pudieron comprar uno.

“Teníamos una lista muy completa de personas, y aun así las tuvimos que rechazar”, dijo Pimental. "Espero que el año próximo pueda conseguir uno antes de que se acaben todos, pero fue un gran éxito y no lo haría de otra manera". 

SHARE

Featured Videos

7455 Arroyo Crossing Pkwy Suite 220 Las Vegas, NV 89113
© 2024 THE NEVADA INDEPENDENT
Privacy PolicyRSSContactJobsSupport our Work
The Nevada Independent is a project of: Nevada News Bureau, Inc. | Federal Tax ID 27-3192716