the nevada independent logo
La trabajadora desempleada de casino Maria Balandran frente a su casa en Las Vegas el viernes 30 de abril de 2021. (Jeff Scheid / The Nevada Independent).

Mario Sandoval fue mesero en un restaurante del casino Binion's en Las Vegas durante 36 años, pero no ha trabajado desde marzo del 2020, cuando los casinos cerraron debido a la pandemia; una situación similar a miles de nevadenses en la industria del turismo y la hotelería. 

Varios hoteles, casinos y restaurantes han vuelto a abrir con límite de capacidad, incluyendo Binion’s; pero el restaurante donde trabajaba Sandoval se mantiene cerrado. 

En enero de este año, Sandoval recibió una carta informando que había sido despedido. Sandoval, de 53 años, dice que no tiene el tiempo ni las habilidades para una nueva carrera, y que tampoco se puede jubilar anticipadamente. 

Aunque Binion’s tiene contrato con el Sindicato de Trabajadores Culinarios, Sandoval teme que los gerentes del restaurante no cumplan con su parte de volverlo a llamar para que regrese al empleo. 

"Las empresas no deben perder tiempo y dinero tratando de contratar y capacitar a nuevas personas cuando hay gente como yo con tanta experiencia esperando que nuestros lugares de trabajo nos lleven de regreso”, dijo Sandoval. “No debo ser reemplazado o abandonado por un trabajador más joven cuando he pasado mi vida trabajando para esta empresa. No debería tener que empezar mi carrera de nuevo cuando estoy tan cerca de jubilarme con dignidad”.

Funcionarios del Sindicato Culinario esperan evitar esa competencia con SB386, el proyecto de ley conocido como  "Derecho al Regreso".

Dicha iniciativa daría el derecho de regresar a sus empleos anteriores a trabajadores de casinos, hospitalidad, estadios y la industria de viajes en Nevada que fueron despedidos debido a la pandemia; pero las negociaciones entre los complejos hoteleros y el Sindicato Culinario están en curso.

Durante la primera audiencia del proyecto de ley, la Cámara de Las Vegas, la Cámara de Comercio de Henderson, la Cámara de Comercio de Reno Sparks, Southwest Airlines, Boyd Gaming Corporation y Caesars Entertainment expresaron su oposición debido a una medida que, según dijeron, causaría debates legales innecesarios, ya que permitiría que los trabajadores entablen acciones civiles contra empleadores que no cumplan con los requisitos de la propuesta.

Un comunicado de un abogado del South Point Hotel Casino and Spa presentado en oposición al proyecto, dijo que la gerencia siguió pagando a los empleados las primas del seguro médico después de despedirlos, ya que había "preocupación por el bienestar de los empleados".

La propuesta

Mario Sandoval, miembro del Sindicato de Trabajadores Culinarios y quien fue mesero en un restaurante del Hotel y Casino Binion's durante 36 años, fue suspendido de su empleo durante la pandemia. (Cortesía Bethany Khan / Sindicato de Trabajadores Culinarios).

El proyecto SB386 fue presentado el 7 de abril por la Líder de la Mayoría Demócrata del Senado Nicole Cannizzaro y tiene como objetivo garantizar que empleados de turismo y hotelería que fueron despedidos a causa de la pandemia regresen a su trabajo.

Si es aprobada, la ley aplicaría a trabajadores que fueron despedidos después del 12 de marzo de 2020 y que estuvieron empleados durante al menos seis meses antes de la primera declaración de emergencia COVID-19 emitida por el Gobernador de Nevada Steve Sisolak.

La iniciativa recibió una exención para que las negociaciones pudieran continuar entre comités legislativos, el Sindicato de Trabajadores Culinarios, y las empresas hoteleras. después de fechas límite en la Legislatura.

Bethany Khan, vocera del Sindicato de Trabajadores Culinarios, declinó dar detalles acerca del estatus de las negociaciones esta semana, y agregó que uno de los beneficios de la iniciativa SB386 para los miembros del sindicato, es el derecho de reincorporación de hasta dos años, dependiendo su contrato con la compañía, y antigüedad; además de conservar el mismo puesto, prestaciones, salario, y plan de seguro médico.   

El riesgo

Durante 18 años, Maria Balandran laboró como ayudante de cocina en el Green Valley Ranch Resort de Henderson, una propiedad de Station Casinos que no tiene contrato con el Sindicato Culinario.

En mayo de 2020 alguien le dijo a Balandrán que viera una página de Facebook donde se habían publicado los nombres de las personas despedidas de ese hotel. Y ahí vio su nombre. Ella no tiene garantía de que el hotel la vuelva a contratar en su mismo puesto. 

“Mis hijas dependen de mí y de lo que yo gano, cuando nos sacaron de trabajar yo tuve que pedir desempleo. Nunca había pedido desempleo, siempre he trabajado”, dijo Balandrán. “Y tuve que pedir el [Medicaid] para mis hijas y tuve que pedir estampillas de comida, cosas que nunca había hecho. Es la primera vez que yo tengo que depender de estos beneficios para poder sacar a mis hijas adelante”.

Desde entonces, Balandrán, quien es madre soltera con tres hijas, ha podido sobrevivir y mantener a su familia solo con ayuda del estado y gobierno federal; incluyendo cheques de estímulo.  

“Trabajadores como María que son despedidos y quieren regresar a su trabajo, tienen que volver a solicitar empleo, volver a pasar entrevistas, competir con otros por su trabajo anterior. Y luego tener el riesgo de que le paguen de $3 a $4 dólares menos por hora, por exactamente el mismo trabajo que tuvo antes durante 18 años”, dijo Khan. 

Un portavoz de Station Casinos no respondió a The Nevada Independent acerca de los procesos de contratación de la compañía, ni sobre ex empleados que se enteraron de los despidos a través de Facebook.

“Lo que yo quisiera es que nos dieran el derecho a regresar, que pasaran la ley 386 para que nos dieran el derecho de regresar otra vez a trabajar con nuestro sueldo, nuestros beneficios tal como estábamos antes … y ojalá los políticos pasen esta ley”, dijo Balandrán.

 La reapertura

La trabajadora desempleada de casino Maria Balandran frente a su casa en Las Vegas el viernes 30 de abril de 2021. (Jeff Scheid / The Nevada Independent).

De acuerdo con el Sindicato Culinario, el 50 por ciento de sus 60,000 miembros ha regresado a trabajar, pero la otra mitad siguen esperando. Esa cifra no incluye los cientos de empleados de propiedades que no tienen contrato con el sindicato y carecen de las protecciones y prestaciones que les ofrece.

La empresa hotelera Boyd Gaming dijo a The Nevada Independent que su proceso de re-contratación primero incluye llamar a trabajadores anteriores para verificar que están interesados en regresar, pero algunos deciden no volver y entonces se contrata a nuevo personal.  

David Strow, vocero de la compañía, agregó que conforme el negocio se recupere y regrese la demanda se “intensificarán” los esfuerzos de contratar empleados. 

Cuando se preguntó a Caesars Entertainment y Wynn Resorts acerca de su proceso de contratación, optaron por no responder. MGM Resorts International no respondió de inmediato a una solicitud de comentarios. 

Khan dijo que la propuesta SB386 garantizaría que los trabajadores no sean penalizados ni abandonados por sus empleadores.

“Nuestra actitud es que no podemos tener una recuperación completa en Nevada sin los trabajadores que hacen funcionar la industria número uno en Nevada, que es el turismo y la hospitalidad”, dijo Khan. “Los trabajadores no pueden ser eliminados ni excluidos de la recuperación”.

Comment Policy (updated 4/20/2021): Please keep your comments civil. We reserve the right to delete comments or ban users who engage in personal attacks, use an excess of profanity, make verifiably false statements or are otherwise nasty. Comments that contain links must be approved by admin.

Nevada Recovery Dashboard

The Nevada Independent will track the most important economic indicators across the state on this page.

What Happened Here: A six-part series on COVID-19 in Nevada

correct us
ideas & story tips