the nevada independent logo
Sede de la Patrulla Fronteriza en McAllen, Texas, el 25 de junio de 2018. (Foto: Michelle Rindels/ The Nevada Independent).

La administración del presidente Donald Trump está procurando establecer una regla que reducirá drásticamente la capacidad que tienen los migrantes centroamericanos de solicitar asilo en los EE.UU., aunque los críticos han prometido retos legales que podrían diluir su impacto.

La nueva regla, que fue publicada en el Registro Federal y entrará en vigor el martes, impide que las personas sean elegibles para obtener asilo en la frontera sur de los EE.UU. cuando primero pasen por otro país sin solicitar protección allí. Entre otras nacionalidades, esto abarcaría a los migrantes centroamericanos que viajan por México para llegar a los EE.UU., pero no buscan asilo en dicho país.

La política generó críticas por parte de la Senadora Demócrata Jacky Rosen, quien se comprometió a seguir trabajando en una reforma integral de inmigración.

“Que quede claro: buscar asilo no tiene nada de ilegal. Sin embargo, este gobierno sigue ignorando nuestras leyes y efectivamente quiere acabar con la posibilidad de asilo para las familias migrantes que arriesgan su vida huyendo de la persecución y las circunstancias violentas en sus países de origen y que buscan seguridad“, dijo el lunes a través de un comunicado. “Debemos tratar a todos los inmigrantes con la dignidad y la compasión que representan nuestros valores estadounidenses”.

Los materiales complementarios de la regla dicen que el gobierno ha registrado un fuerte aumento en el número de inmigrantes que piden asilo cuando se encuentran con Inmigración y Aduanas (ICE) o con la patrulla fronteriza. Los documentos indican que, en la última década, el porcentaje de inmigrantes sujetos a una deportación expedita que han sido referidos a procedimientos de asilo ha aumentado de 5 a 40 por ciento.

“Sin embargo, finalmente sólo a una pequeña minoría de estas personas se le concedió asilo”, dice el documento. “El gran número de solicitudes de asilo sin mérito afecta mucho el sistema de inmigración de la nación, socava muchos de los propósitos humanitarios de asilo, exacerba la crisis humanitaria del tráfico de personas, y afecta las negociaciones diplomáticas en curso de los Estados Unidos con países extranjeros.”

La regla, según el gobierno, “mitiga la afectación en el sistema de inmigración del país porque más extranjeros son identificados de manera eficiente, mismos que hacen un uso indebido del sistema de asilo”.

El profesor Michael Kagan, que dirige la Clínica de Inmigración de la UNLV, dijo que, si bien el número de cruces en la frontera no está en su máximo histórico, ha habido un gran número de niños y familias que desean ingresar a los EE.UU. Él agregó que la mezcla de inmigrantes ha cambiado; en vez de tener adultos solteros en busca de trabajo, a menudo procedentes de México, ahora son más niños y familias que huyen de la violencia y la inestabilidad en Centroamérica.

Él comentó que la regla anunciada el lunes podría tener un impacto devastador si se aplica por completo.

“Realmente esto podría acabar con gran parte del sistema de asilo en los Estados Unidos como hoy lo conocemos”, precisó.

Pero al igual que otras normas que la administración ha propuesto, algunos toman efecto y algunos están detenidos mediante un proceso judicial.

Kagan también señaló que, si bien el asilo es la protección que ofrece la mayor cantidad de beneficios, incluyendo un camino a la ciudadanía, las personas que huyen de la violencia también podrían aplicar para recibir protecciones integrales menos conocidas como la “suspensión de la expulsión” o la “Protección bajo Convenio Contra la Tortura”.

La regla es parte de un paquete más amplio de políticas, tanto formales como informales, dirigidas a restringir el uso del asilo, según Kagan. Otro ejemplo es la “medición”, en el que los solicitantes de asilo esperan a veces semanas en México a ser llamados por su nombre para que puedan ser procesados.

“Lo que solía ser algo que llenaba a los Estados Unidos de orgullo — teníamos uno de los sistemas de asilo más desarrollados del mundo”, dijo Kagan, “el gobierno actual tal vez lo ve que como una carga”.

En 2017, el Servicio de Inmigración y Ciudadanía (USCIS son sus siglas en inglés) recibió 139,801 solicitudes de asilo — un número que creció durante ocho años consecutivos. En ese mismo año el gobierno concedió asilo en 26,568 casos.

 

NV Indy
2020 Election Center
Stories
Candidate Trackers
Endorsements, Ads, Policies, Visits
& More
visit now
Comment Policy (updated 10/4/19): Please keep your comments civil. We reserve the right to delete comments or ban users who engage in personal attacks, use an excess of profanity, make verifiably false statements or are otherwise nasty.
loading...

@TheNVIndy ON TWITTER

podcast iconCAFECITO CON LUZ Y MICHELLE

    correct us
    ideas & story tips

    EN ESPAÑOL