the nevada independent logo
Personas esperan en la oficina del DMV en Henderson. Martes 2 de enero del 2018. (Foto: Jeff Scheid / The Nevada Independent).

Beneficiarios locales de un programa migratorio cuyo futuro permanece incierto están enfrentando una nueva preocupación: problemas para renovar sus licencias de conducir en el Departamento de Vehículos Motorizados (DMV).

El Cónsul General de El Salvador en Las Vegas, Tirso Sermeño, señaló este miércoles que su oficina ha recibido varios reportes de personas que tienen residencia legal bajo el Estatus de Protección Temporal (TPS) cuya documentación fue rechazada cuando fueron al DMV de Nevada para renovar su licencia de manejo.

“Ahí tenemos un problema, y bien serio”, dijo Sermeño durante una entrevista para el programa de radio Cafecito con Luz y Michelle.

El portavoz del DMV, Kevin Malone, indicó en un correo electrónico este jueves que el problema está afectando a beneficiarios de varios países con TPS y se está presentando en agencias que expiden licencias en todo Estados Unidos, aunque agregó que no tenía estadísticas de cuántas personas han resultado afectadas hasta el momento. 

Malone dijo que el problema surgió porque el DMV verifica el estatus legal a través del Programa de Verificación Sistemática de Derechos del Extranjero (SAVE) del Servicio de Inmigración y Ciudadanía que se usa debido a los complejos requisitos de los diversos programas que confieren estatus legal.

El sistema SAVE actualmente solo muestra la fecha original en que la administración Trump indicó que el TPS sería cancelado en lugar del hecho de que la cancelación se ha suspendido mientras el problema se desarrolla en las cortes, y el personal del DMV de Nevada no puede redefinir eso. 

Para los beneficiarios de TPS de El Salvador, el estatus legal debía expirar en septiembre de 2019, momento en el que habrían tenido que regresar a su país o quedar indocumentados en los Estados Unidos.

“Desafortunadamente, en este punto no hay una solución inmediata”, dijo Malone. “Simpatizamos con los residentes afectados y no solo los rechazamos. Son elegibles para las Tarjetas de Autorización de Manejo y los alentamos a obtener una”.

Malone puntualizó que el Departamento de Seguridad Nacional (DHS) la agencia que abarca al sistema SAVE, se ha comprometido a actualizar el sistema y reflejar la verdadera fecha de vencimiento para las protecciones bajo el TPS.

A principios de 2018, el gobierno federal anunció que el TPS para El Salvador terminaría el 9 de septiembre de 2018 bajo el argumento de que las condiciones habían mejorado lo suficiente en ese país para que los casi 200,000 beneficiarios (quienes a su vez tienen casi 200,000 hijos ciudadanos estadounidenses) pudieran regresar a casa.

En  enero de 2018 el gobierno anunció que la designación para el TPS de El Salvador terminará el 9 de septiembre de 2019, pero el 3 de octubre de ese año, la Unión Estadounidense por las Libertades Civiles (ACLU) y la Red Nacional de Organización de Jornaleros, entre otros, presentaron la demanda Ramos v. Nielsen, que prohibió al gobierno la cancelación del TPS para Sudán, Nicaragua, Haití y El Salvador mientras el caso se resuelve en las cortes.

En cumplimiento con el mandato de una corte federal, en marzo de este año el Departamento de Seguridad Nacional (DHS) publicó una segunda notificación en el Registro Federal para extender automáticamente hasta el 2 de enero de 2020 la validez de la Documentación Relacionada con el TPS para Sudán, Nicaragua, Haití y El Salvador que incluye: Documentos de Autorización de Empleo (EADs) Formulario I-797, Notificación de Aprobación y la autorización de permanencia en el país I-94.

Pero Sermeño dijo que a pesar de la notificación del DHS, la nueva fecha de extensión automática del 2 de enero de 2020 para el programa TPS no está apareciendo en el sistema que utiliza el DMV, lo que significa que no se puede verificar el estatus legal del solicitante.

“Cuando se presentan al DMV con la notita que ellos mismos les mandaron para renovar su licencia; con su permiso de trabajo, con la copia del Federal Register, o la nota que nosotros les damos, el DMV simplemente les está rechazando el trámite”, indicó Sermeño.

El DMV está recomendando que los beneficiarios de TPS soliciten una Tarjeta de autorización para conducir, emitida para quienes no reúnen los requisitos para una licencia o una tarjeta de identificación, pero dicha tarjeta solo se puede usar para conducir legalmente y no es válida para fines federales como abordar un avión.

Esa tarjeta tampoco es válida para determinar la elegibilidad para servicios estatales, y las empresas privadas tienen la discreción de aceptarla para, por ejemplo, verificar la edad de una persona para venderle alcohol.

Sermeño comentó que anteriormente no se había presentado un problema similar entre agencias porque el TPS no se encontraba en medio de un litigio legal. 

El Servicio de Inmigración y Ciudadanía (USCIS) señala que beneficiarios del TPS que necesiten mostrar su estatus legal continuo para obtener una licencia de conducir u otros beneficios, deben tener su número de extranjero o número I-94, que aparece en varios documentos migratorios, incluyendo el TPS.

El DMV de Nevada indica que, como prueba de identidad, quienes nacieron fuera de los Estados Unidos y tengan una tarjeta de residencia expirada, pueden presentar el Formulario I-797 para mostrar una extensión aprobada.

En 2017, la administración Trump anunció que cancelaría o daría una extensión final acerca del estatus legal a cientos de miles de beneficiarios de TPS de Yemen, Nepal, Haití, El Salvador, Nicaragua y Honduras, dejando así a miles de ellos en riesgo de deportación si el Congreso y el gobierno federal no llegan a una solución permanente, lo que hasta el momento no ha sucedido.

Si la corte revoca el mandato judicial preliminar de Ramos v. Nielsen y esa decisión es final, entrarán en efecto las cancelaciones de las designaciones TPS para esos cuatro países, a menos que la orden judicial final imponga otras limitaciones en las cancelaciones. 

A mediados de 2018, beneficiarios del TPS de El Salvador radicados en Maryland denunciaron que estaban teniendo problemas para renovar sus licencias de manejo ante la Administración de Motores y Vehículos, aunque la dependencia indicó más tarde que ya estaba recibiendo dichos casos. 

Sermeño dijo que, a nivel local su consulado está en contacto con el DMV, la oficina del Gobernador de Nevada Steve Sisolak y congresistas estatales; mientras que la Embajada de El Salvador en Washington, D.C, ya está en contacto con el DHS.

“Tenemos estos dos frentes de batalla, viendo cómo podemos que nuestra gente beneficiaria del TPS pueda nuevamente renovar sus licencias”.

La reportera Michelle Rindels contribuyó a esta nota.

 

NV Indy
2020 Election Center
Stories
Candidate Trackers
Endorsements, Ads, Policies, Visits
& More
visit now
Comment Policy (updated 10/4/19): Please keep your comments civil. We reserve the right to delete comments or ban users who engage in personal attacks, use an excess of profanity, make verifiably false statements or are otherwise nasty.
loading...

@TheNVIndy ON TWITTER

podcast iconCAFECITO CON LUZ Y MICHELLE

    correct us
    ideas & story tips

    EN ESPAÑOL