the nevada independent logo
Sandra Granados prepara pupusas durante una recaudación de fondos que apoya a una delegación de Las Vegas que se dirige a Washington, DC. Sábado 27 de enero del 2018. (Foto: Luz Gray).

Esta nota fue traducida al español y editada para mayor claridad a partir de una versión en inglés, que aparece en la página de The Nevada Independent.

En medio del ya difícil debate político provocado por la decisión del Presidente Donald Trump de frenar la migración, miles de salvadoreños que viven en Nevada están librando una batalla que puede ser aún más complicada.

Trabajadores del sector hotelero como Walter Martínez, un empleado de servicios básicos en el Wynn Las Vegas, son beneficiarios de un programa diseñado para ayudar a los inmigrantes de países desestabilizados por guerras u otras catástrofes. Trump anunció el mes pasado que pondrá fin al programa, conocido como Estatus de Protección Temporal (TPS por sus siglas en inglés) para los salvadoreños, colocando a Martínez y a otros residentes de Nevada en el limbo jurídico.

"Somos parte de este país", dijo Martínez, quien ha vivido en Estados Unidos desde hace más de 15 años y que se sumó a otros tres activistas en Las Vegas para visitar esta semana las oficinas de la delegación de Nevada en el Congreso y exponer su caso.

Los beneficiarios del TPS se encuentran en un momento peculiarmente difícil.

Ante un Congreso que tiende a responder a las acciones masivas y moverse sólo bajo la presión de los plazos límite, estos trabajadores deben explicar la razón por la que es urgente que los legisladores extiendan su protección ahora que está previsto que el programa expire en el 2019. Los trabajadores salvadoreños también deben tratar de comunicar su mensaje mientras que los DREAMers, jóvenes traídos a los Estados Unidos ilegalmente cuando eran niños, los superan en número —una cifra estimada de 1.8 millones de DREAMers, comparada con 200,000 beneficiarios del TPS —  enfrentan una fecha de vencimiento del 5 de marzo para su propio programa, conocido como DACA. Se estima que en Nevada hay 4,800 beneficiarios del TPS que son originarios de El Salvador.

Los migrantes de otros nueve países que participan en el TPS, como haitianos, hondureños y nepaleses, así como los migrantes procedentes de tres países que anteriormente participaron, entre ellos Liberia, también están preocupados.

Los cuatro Demócratas de la delegación en el Congreso han apoyado el tema del TPS, lo que hizo que las reuniones de los activistas con las oficinas de los Republicanos, el Senador Dean Heller, y el Congresista Mark Amodei, fueran más notables. Además, el Partido Republicano actualmente domina la agenda legislativa por ser la mayoría en el Senado y en la Cámara de Representantes.

El reto de no verse opacados por los DREAMers se mostró en todo su esplendor cuando el grupo se reunió con personal de la oficina de Heller. Aunque el grupo se manifestó favorable a los activistas de Las Vegas, dijo después de la reunión que la oficina de Heller ha dado prioridad a los DREAMers, quienes están protegidos contra la deportación mediante el programa de Acción Diferida para los Llegados en la Infancia (DACA, por sus siglas en inglés) que Trump propuso que finalice el próximo mes.

En respuesta, el grupo argumentó que tanto DACA como el TPS son urgentes y afectan al mismo grupo de personas, que pide una solución integral.

"Queremos una ley de inmigración integral para todos", dijo Martínez .

Los activistas se mostraron optimistas tras la reunión con Amodei, quien se comprometió a apoyar su causa.

"La política se está interponiendo con los hechos", dijo  Amodei a The Nevada Independent luego de la reunión del martes.

Amodei explicó que el grupo tiene un excelente punto que debe presentar ya que en la mayoría de los casos, ellos han vivido en el país durante más de una década y han sido inspeccionados periódicamente por las autoridades a lo largo de los años con el fin de seguir participando en el TPS, además de que también trabajan y pagan impuestos.

Entre las soluciones legislativas Amodei dijo que consideraría una medida que propuso el Republicano de Florida Carlos Curbelo que otorgaría la condición de residente permanente legal a más de 300,000 nicaragüenses, hondureños, salvadoreños y a los migrantes haitianos que califiquen y que se inscribieron en el programa TPS antes del 2011.

Amodei es uno de dos Republicanos que han firmado una medida Demócrata para forzar un voto, si se logra la mayoría, en una iniciativa de ley que legalizaría a los DREAMers que cumplan determinados requisitos y así se les daría una pauta hacia la ciudadanía.

Junto con Martínez, el grupo activista de Las Vegas incluyó a Sandra Granados, quien trabaja como mesera en el Wynn Las Vegas, es salvadoreña y beneficiaria del TPS; José Ricardo López, un trabajador de lavandería industrial en Las Vegas quien es hondureño y cuenta con TPS; y Miguel Ángel Funes, quien trabaja en el Mandalay Bay y es ciudadano de los Estados Unidos, pero su hermano es beneficiario del TPS.

Los cuatro son miembros del Comité TPS, de Nevada, el cual ayuda a los participantes del programa en el estado. Ellos, junto con ¡Arriba! Las Vegas Workers Center, formaron parte de un esfuerzo de cabildeo de tres días en Washington, encabezado por The National TPS Alliance, un grupo formado por comités TPS de todo el país.  

Otros Republicanos en la Cámara de Representantes también han sopesado la importancia del TPS. Roger Williams, Republicano de Texas, se reunió esta semana con el Ministro de Relaciones Exteriores salvadoreño Hugo Martínez para discutir el asunto del TPS. Williams dijo que apoya ayudar a aquellos que participan en el programa, pero advirtió que el asunto debe tratarse separadamente de los DREAMers, a fin de asegurarse que ninguno de los dos grupos quede atrapado en el estire y afloje político.

"Si los combinas, alguien va a salir perdiendo",  dijo Williams a The Nevada Independent, agregando que el tema del TPS "es mucho más poderoso, en algunos casos, que el asunto de DACA".

El Republicano de California Darrell Issa también se reunió con el Ministro Martínez y dijo a este medio que expuso su idea de utilizar espacios en la lotería de visas de diversidad, que está diseñada para otorgar la residencia permanente a inmigrantes procedentes de países históricamente con bajos niveles de migración a los Estados Unidos, y dar esas visas a los beneficiarios del TPS. Darrell tiene una propuesta similar para los beneficiarios de DACA.

Además de reunirse con Amodei, la comitiva de Las Vegas también se reunió en persona con los Legisladores Demócratas Dina Titus, Ruben Kihuen y Catherine Cortez Masto; así como con funcionarios de las oficinas de la Legisladora Demócrata Jacky Rosen.

Las discusiones con los Demócratas de Nevada y sus oficinas permitieron a los legisladores reafirmar su apoyo.

"Creo que es importante para ellos tener presencia aquí", dijo Titus a The Nevada Independent luego de reunirse con el grupo, añadiendo que "les dije que estoy con ellos… y que debemos mantener esto porque así es como logras el cambio".

Los comentarios de Titus hicieron eco en Rosen.

"Oír estas historias directamente me ha reiterado la noción de cuánto está en juego para miles de residentes de Nevada que son beneficiarios del TPS, y lo que el fin del TPS podría significar para sus familias", dijo Rosen a este medio a través de un comunicado. "Estas… historias personales que la gente comparte demostrarán cómo hago mi trabajo en el Congreso y cómo abogo por mi estado".

Cortez Masto se comprometió a "seguir luchando".

"Estos residentes de Nevada compartieron su temor de que la decisión del Presidente Donald Trump de terminar su estatus de TPS destruya la vida que han construido aquí en los Estados Unidos, y ponen en peligro la vida y el bienestar de sus niños, muchos de los cuales son ciudadanos estadounidenses", dijo a The Nevada Independent a través de un comunicado. "Voy a seguir luchando por los derechos de cada residente de Nevada, nuestro estado es su hogar".

 

IndyFest 2020
Sat., Oct. 3rdLearn more
Comment Policy (updated 10/4/19): Please keep your comments civil. We reserve the right to delete comments or ban users who engage in personal attacks, use an excess of profanity, make verifiably false statements or are otherwise nasty.
correct us
ideas & story tips