the nevada independent logo
Partidarios del Estatus de Protección Temporal (TPS) se manifiestan frente al letrero de Bienvenidos a Las Vegas el martes 21 de agosto de 2018. (Foto: Jeff Scheid/The Nevada Independent).
Manifestantes en apoyo al Estatus de Protección Temporal bajan de un autobús y se dirigen a realizar una manifestación frente al letrero de Bienvenidos a Las Vegas el martes 21 de agosto de 2018. (Foto: Jeff Scheid / The Nevada Independent).

Esta nota fue traducida al español y editada para mayor claridad a partir de una versión en inglés, misma que aparece en la página de The Nevada Independent.

El martes por la tarde la temperatura era de 104 grados Fahrenheit en el área del icónico letrero “Bienvenidos a Fabulosa Las Vegas”, pero el intenso calor no impidió que docenas de entusiastas activistas que acababan de bajar de un colorido autobús turístico lanzaran consignas.

“¡Abajo, abajo con la deportación ¡Arriba, arriba con la liberación!”, gritaba uno de los organizadores de la caravana en pro del TPS que llegó a Las Vegas este martes.

Los manifestantes, quienes se encontraban a pocos metros de turistas que posaban para las fotos, forman parte de un recorrido nacional en autobús que comenzó la semana pasada y aboga en nombre de los beneficiarios del Estatus de Protección Temporal (TPS) quienes están a punto de perder su estatus legal.

Entre quienes son parte de la caravana por 53 ciudades está Edwin Murillo, originario de El Salvador, quien renunció a su trabajo y está dejando que sus hijas de 5 y 11 años dejen de ir a la escuela para participar en la travesía por todo el país.

"Igual voy a perder mi permiso de trabajo en 2019. Lo mismo me da perderlo hoy, que perderlo en 2019", dijo a The Nevada Independent en Español acerca de dejar su trabajo. "Quiero decirle a todo el mundo la injusticia que está cometiendo esta administración".

El año pasado, la administración del presidente Donald Trump anunció que cancelaría u otorgaría una extensión final sobre el estatus legal a cientos de miles de beneficiarios de TPS de Yemen, Nepal, Haití, El Salvador, Nicaragua y Honduras. Bajo el programa, a quienes han estado viviendo en los Estados Unidos luego de que sus países de origen se vieran afectados por desastres naturales o conflictos importantes, y que estaban en peligro si regresaban a sus hogares, se les permitió vivir y trabajar legalmente en la unión americana.

Pero aunque el programa está diseñado para ser temporal y la administración Trump dice que las condiciones en esos países han mejorado lo suficiente, muchos beneficiarios, especialmente los cientos de miles de salvadoreños que han contado con la protección durante casi dos décadas, dicen que han establecido muchas raíces en este país como para que sean enviados de regreso. Cerca de 200,000 niños ciudadanos estadounidenses tienen al menos un padre con TPS, y Murillo dijo que preferiría arriesgarse a la deportación antes que llevar a sus hijos a un país afectado por el crimen organizado.

"Prefiero corrérmele a ICE [Servicio de Inmigración y Control de Aduanas] que me ande persiguiendo... voy a tomar la decisión, si corrérmele a ICE, o al crimen", dijo.

Murillo cuestiona en voz alta qué hará el gobierno con todos los beneficiarios de TPS que pronto quedarán indocumentados, incluyendo a sus hijos.

"¿Qué va a pasar con estos 270,000 niños?", preguntó. "¿Los va a poner en jaulas también? ¿Los va a poner otra vez en foster care [albergues]?"

También se siente optimista de que el sistema judicial finalmente se pronunciará a favor de lo que es mejor para los niños cuyo futuro pende de un hilo. Él no ha terminado de pelear.

"No tenemos ningún plan B. No tenemos nada", dijo. "Porque para empezar, tenemos un amparo hasta 2019... Tenemos tiempo para luchar por nuestros derechos".

Libertad y una demanda

Un grupo de personas posa mientras los manifestantes en apoyo al Estatus de Protección Temporal se congregan frente al letrero de Bienvenidos a Las Vegas el martes 21 de agosto de 2018. (Foto: Jeff Scheid / The Nevada Independent).

Además de la caravana en pro del TPS, la lucha por el programa está tomando forma en las cortes.

En marzo, 10 beneficiarios de TPS de El Salvador, Haití, Nicaragua y Sudán, junto con cinco hijos ciudadanos estadounidenses de beneficiarios de TPS, demandaron al gobierno por la cancelación del programa. Están respaldados por la ACLU (La Unión Estadounidense por las Libertades Civiles) la Red Nacional de Organización de Jornaleros y la firma de abogados Sidley Austin.

Los demandantes argumentaron que la interpretación de la administración Trump de las reglas del programa es inconstitucional y se deriva de una agenda antiinmigrante.

Uno de los demandantes ​​es Orlando Zepeda, quien también se unió al recorrido en autobús. Originario de El Salvador, Zepeda es padre de una hija de 12 años y un hijo de 15 años, quien también es parte de la demanda.

“Es muy importante que la administración sepa que lo que se están haciendo es injusto”, dijo Zepeda en una entrevista después de una conferencia de prensa realizada por los manifestantes. “Son familias que merecen estar aquí porque los niños han nacido aquí y necesitan a sus papás”.

Zepeda dijo que la cancelación del TPS había afectado a toda su familia, especialmente a sus hijos nacidos en Estados Unidos, quienes han tenido dificultades para concentrarse en la escuela ante la incertidumbre de lo que sucederá cuando las protecciones legales de sus padres finalicen el próximo septiembre.

Zepeda dijo que la caravana, integrada por unos 50 viajeros, comenzó en Los Ángeles el viernes pasado y que el recorrido se divide en seis semanas en la costa oeste y otras seis en la costa este para un total de tres meses. El autobús se detuvo en Las Vegas en parte porque la ciudad tiene su propio comité de defensa de TPS que ha estado al tanto del tema y organizado varias actividades, incluyendo un viaje a Washington D.C. en pro del TPS.

Hay varios proyectos de ley en el Congreso que darían a los activistas lo que piden, residencia legal permanente, pero no han avanzado. Uno de los autos que formó parte de la caravana de activistas que estaban siguiendo el autobús turístico tenía un mensaje escrito con gis que decía: "Congreso, escucha, estamos en la lucha".

“El bus se llama ‘La Libertad’ porque eso es lo que queremos, la libertad para los niños y todos los beneficiarios del TPS”, dijo Zepeda. “Eso todavía no está en planes porque estamos en la lucha, y mientras estemos luchando, la última palabra no se ha dicho”.

Manténgase informado de esta y otras noticias a través de nuestro programa de radio“Cafecito con Luz y Michelle”. Escúchelo todos los lunes de 8:30 a.m. a 10:00 a.m. en La Campesina 96.7 FM. 

Una pancarta en apoyo al Estatus de Protección Temporal cuelga de un camión estacionado cerca del letrero de "Bienvenidos a Las Vegas" el martes 21 de agosto de 2018. (Foto: Jeff Scheid / The Nevada Independent).

 

 

NV Indy
2020 Election Center
Stories
Candidate Trackers
Endorsements, Ads, Policies, Visits
& More
visit now
Comment Policy (updated 10/4/19): Please keep your comments civil. We reserve the right to delete comments or ban users who engage in personal attacks, use an excess of profanity, make verifiably false statements or are otherwise nasty.
loading...

@TheNVIndy ON TWITTER

podcast iconCAFECITO CON LUZ Y MICHELLE

    correct us
    ideas & story tips

    EN ESPAÑOL