the nevada independent logo
El Congresista Rubén Kihuen se dirige a los asistentes al foro “Conozca sus Derechos”, convocado por el Caucus Hispano Legislativo de Nevada. East Las Vegas Community Center, sábado 18 de febrero del 2017. (Foto: Daniel Clark).

Una investigación que durante nueve meses realizó el Comité de Ética de la Cámara en torno a las acusaciones de mala conducta sexual presentadas el año pasado en contra del Legislador Ruben Kihuen determinó que el congresista en su primer período de servicio “se le insinuó de forma persistente a las mujeres a las que se les requirió trabajar con él”, violando las reglas de la Cámara de Representantes.

Un subcomité de investigación votó el jueves para reprender a Kihuen y hacer público su informe.

Kihuen, quien defiende su inocencia, pero decidió renunciar a la reelección este año, se mostró arrepentido en un comunicado, aunque dijo que había aspectos del informe con el que no estaba de acuerdo.

“Después de mucha reflexión e introspección, yo reconozco que, independientemente del hecho de que nunca tuve la intención de hacer que alguien se sintiera incómodo o expuesto a una falta de respeto, lo que importa es cómo mis acciones fueron percibidas por las mujeres que expusieron este asunto”, él dijo en un comunicado. “Me entristece mucho pensar que hice sentir a una mujer de esa manera debido a mi propia inmadurez y a mi exceso de confianza. Extiendo mis sinceras disculpas a cada una de estas mujeres. Aunque no estoy de acuerdo con aspectos del informe, estoy agradecido porque el Comité dio a todos la oportunidad de ser escuchados y aprecio el reconocimiento del Comité de que yo cooperé plenamente con la investigación“.

Los miembros del subcomité dijeron que no pudieron determinar la credibilidad de las negaciones de Kihuen respecto a las acusaciones en su contra.

El subcomité entrevistó a 12 testigos como parte de su investigación, pero señaló que “muchas otras supuestas receptoras de insinuaciones no deseadas del Legislador Kihuen eligieron no participar en la investigación del ISC”.

Los miembros del subcomité también revisaron más de 2,700 páginas de documentos.

Antes de los señalamientos, Kihuen — quien llegó a los EE.UU. desde México y permaneció como indocumentado durante un tiempo — fue visto como una estrella en ascenso dentro del Partido Demócrata con una historia de vida muy convincente.

El ex Legislador Steven Horsford ganó el escaño de Kihuen en las elecciones intermedias. También ha sopesado la posibilidad de contender por el asiento de la Sala 3 del Ayuntamiento de Las Vegas el próximo año.

Relatos de los testigos

Entre los entrevistados figuró la empleada de una empresa de Washington, DC, donde Kihuen trabajó durante varias horas al día mientras laboró en la Cámara de Representantes. Ella habló de mensajes de texto coquetos y un encuentro en un evento de recaudación de fondos en donde ella sostuvo que Kihuen le hizo preguntas personales acerca de dónde vivía y su estado civil, le tocó la espalda y le besó el rostro, y se ofreció a ayudarla para que pudiera avanzar en su carrera.

“Él no me conoce, no sabe la calidad de mi trabajo”, ella dijo a The Independent el año pasado. “No hay ninguna razón por la que él tendría que ayudarme excepto el hecho de que él quiera algo a cambio, entonces esto es un poco — fue desagradable”.

Una asociada de esa firma DC también indicó que Kihuen le había preguntado si ella consideraría la posibilidad de engañar a su marido. La asociada dijo que le había advertido a Kihuen antes de que las acusaciones de acoso sexual fueran reveladas públicamente “que debía que tener cuidado y que yo había oído que él había estado en comunicación con gente en mi oficina y que él debería dejar de hacer eso“.

Los investigadores también entrevistaron a personas afiliadas a la campaña de Kihuen quien en 2016 contendió por el Cuarto Distrito Electoral de Nevada. La primera acusación pública contra el miembro del Congreso, reportada por BuzzFeed News, indicó que Kihuen hizo insinuaciones no deseadas hacia un miembro del personal que incluía poner su mano en el muslo, preguntar si podría engañar a su novio y sugerir que juntos consiguieran una habitación en el casino Aria en el Strip de Las Vegas.

También en el reporte está el testimonio de un segundo miembro de dicho personal de campaña, quien informó que Kihuen hablaba de su vida sexual y de sus citas románticas delante de su personal. Los empleados indicaron que Kihuen sugirió que había tenido intimidad con una modelo de Sports Illustrated, que se molestó cuando él no buscó una relación seria con ella y que él describió a una oponente en las primarias como una “zorra” frente a su equipo de campaña.

El comité también entrevistó a una cabildera que trabajó con Kihuen cuando formó parte del Senado estatal.

La cabildera afirmó que Kihuen la tocó inapropiadamente en varias ocasiones, incluso puso su mano en su muslo mientras ella estaba con amigos durante la sesión legislativa de 2013, jugando con sus manos y con los pies debajo de la mesa durante un almuerzo en el otoño de 2014, subiéndole el vestido con su mano en el auto después de la reunión y tocando sus glúteos mientras ella estaba visitando su oficina un día durante la sesión legislativa de 2015.

Kihuen también envió decenas de mensajes de texto que “cada vez fueron sexualmente más agresivos” en su naturaleza para la cabildera ubicada en Nevada en 2014 y 2015, incluyendo repetidas sugerencias para que ella fuera a su casa, pidiéndole un “delicioso e intenso beso”, enviándole una foto sin camisa que ella no le solicitó, preguntándole el color de su ropa interior, e  invitándola a que fuera a su habitación de hotel en un día lluvioso, porque “no hay nada como hacer el amor apasionadamente con la ventana abierta escuchando la lluvia”, según reza el informe. El documento anota que todas las insinuaciones fueron “consistentemente y repetidamente” rechazadas por la cabildera.

El entonces senador estatal también utilizó un número “significativo” de emojis, incluyendo un emoji masculino, un emoji de princesa, el emoji de una videograbadora y de una cinta que equivalen a tres signos de dólar, lo que se interpretó como una sugerencia para que hicieran un video sexual. Kihuen dijo que los emojis hacían referencia a una iniciativa de ley para aplicar estímulos fiscales a las películas.

La cabildera dijo a los investigadores que no sentía que pudo ser más contundente en sus negativas dada su posición en la Legislatura y que debido a su presencia evitó eventos sociales que podrían haberla ayudado con su desarrollo profesional.

En un momento dado, Kihuen le envió un “¡Jajaja! ¿Cuántas veces me has dicho que no ahora? ... ¡como 4,456,221 veces!”

“No creo que él se dio cuenta que mi trabajo consistía en ser amable con él”, ella dijo a los investigadores.

Kihuen describió a los investigadores sus conversaciones con la cabildera como “totalmente consensuadas, completamente amables y mutuamente coquetas”, diciendo que “él sí la persiguió” y “que quería conocerla”, pero “pensó que ella sólo se estaba haciendo la interesante”. Él dijo que no utilizó su posición como miembro de la Legislatura para ”presionarla o acosarla o hacer alguna solicitud o sugerencia inapropiada’, pero reconoció que los mensajes fueron “inapropiados [e] impropios para un Senador Estatal“.

NV Indy
2020 Election Center
Stories
Candidate Trackers
Endorsements, Ads, Policies, Visits
& More
visit now
Comment Policy (updated 10/4/19): Please keep your comments civil. We reserve the right to delete comments or ban users who engage in personal attacks, use an excess of profanity, make verifiably false statements or are otherwise nasty.
loading...

@TheNVIndy ON TWITTER

podcast iconCAFECITO CON LUZ Y MICHELLE

    correct us
    ideas & story tips

    EN ESPAÑOL