the nevada independent logo

Este artículo fue traducido al español a partir de una versión en inglés, misma que aparece en la página de The Nevada Independent.

Un controvertido proyecto de ley de inmigración que habría codificado ciertas políticas de aplicación de regulaciones en la ley estatal, inicialmente referido como un "estado santuario", no avanzará en su forma actual, dijo el martes su principal promotora.

La Senadora Demócrata Yvanna Cancela, quien introdujo la propuesta SB223 el mes pasado, dijo en una declaración el martes por la tarde que el "moderado proyecto de ley para evitar que las fuerzas policiales realicen funciones migratorias federales" en la forma de restringir a que los oficiales pregunten el estatus migratorio, "se inundó con información equivocada y se politizó con miedo".

Su anuncio llega a tan sólo unos días de que el Líder de la Mayoría del Senado, Aaron Ford, quitara de la agenda la audiencia para este proyecto de ley que había sido programada para el lunes por la tarde, diciendo que la legislación no estaba lista para una audiencia.

Cancela y el Senador Tick Segerblom, quien preside el Comité Judicial del Senado donde el proyecto de ley habría sido escuchado, indicaron el viernes que se sentían cómodos con el lenguaje del proyecto de ley, y que no tenían ninguna preocupación al avanzar con ella.

“Por supuesto que estoy decepcionada. He trabajado mucho para tratar de encontrar un buen arreglo", dijo Cancela en un comunicado. "Las autoridades hicieron un gran trabajo al ser transparentes con sus datos y al compartir sus ideas”.

La noticia provocó una amplia gama de reacciones, desde la decepción de los activistas progresistas, hasta la alegría de los líderes Republicanos.

Ford dijo en un comunicado que comparte "la decepción de que todavía tendremos que llegar a una solución que logre los objetivos de proporcionar un mayor grado de protección a la comunidad inmigrante y al mismo tiempo proteger las relaciones de las autoridades locales con esa comunidad”.

Pero dijo que "provocar a una administración federal impredecible y contra la inmigración" cuando no hay consenso en el estado sería "una mala idea", añadiendo que está comprometido a trabajar con todas las partes interesadas para determinar qué medidas pueden establecerse para proteger a la comunidad inmigrante mientras que se mantiene una relación positiva con las autoridades locales.

El asambleísta Demócrata Chris Brooks, quien recientemente presentó un proyecto de ley en la Asamblea (AB357) idéntico a la SB223, dijo que sería "irresponsable" que él continuará empujando su legislación en su forma actual sin una "trayectoria clara y un acuerdo de todas las partes interesadas”.

"Lo último que desearía hacer es motivar, de forma no intencional, a que Trump ataque a la comunidad indocumentada de Nevada sin lograr que algunas de las protecciones se conviertan en ley”, dijo Brooks en un comunicado. "De aquí en adelante haré todo lo posible para encontrar otras formas con las que podamos proteger a todos los nevadenses a través de la legislación".

Cancela trabajó con oficiales de policía, activistas de inmigración y otras partes interesadas en las últimas semanas para llegar a un arreglo con el lenguaje original del proyecto de ley, el cual habría prohibido que las autoridades estatales y locales participaran en la aplicación de la ley de inmigración federal sin orden judicial. Cancela propuso una enmienda a su proyecto de ley la semana pasada que habría hecho aún más estrictas las prohibiciones a las autoridades sobre las preguntas acerca del estatus migratorio de un individuo en el punto de contacto.

Pero los organismos policiales más importantes del estado seguían oponiéndose a la modificación, expresando que les preocupaba que el poner cualquier cosa en estatuto, como limitar la cooperación con las autoridades federales de inmigración, podría poner en peligro los dólares federales que recibe la autoridad policial, y, en términos más generales, el estado no debe atarle las manos a las autoridades a la hora de decidir cómo asignar recursos, y tomar decisiones “minuto a minuto”.

Chuck Callaway, quien hace labores de cabildeo en la Legislatura para Departamento de la Policía Metropolitana de Las Vegas, dijo la semana pasada que las autoridades tendrían que "estar de acuerdo al estar en desacuerdo" con Cancela, diciendo que ella había llegado tan lejos como pudo con la enmienda a su proyecto de ley, pero que aún así las autoridades policiacas no podrían apoyarla.

Cancela dijo que está claro que las autoridades policias continúan con su compromiso de hacer juntas comunitarias y compartir información correcta, y que también planea continuar trabajando con ellos en temas de inmigración.

"A partir de ahora, los defensores de este proyecto de ley no se van a rendir. Como funcionarios electos, creo que tenemos la responsabilidad de ser la voz fuerte para aquellos que a menudo no pueden hablar por sí mismos", dijo Cancela. "Yo sigo trabajando con los interesados y haré todo lo posible para luchar por nuestras familias inmigrantes — ya sea en la Carson City, en manifestaciones o en ferias de la ciudadanía. Ahora, más que nunca, debemos mantenernos fuertes".

Cancela, Segerblom, Ford, la Senadora Julia Ratti y el Senador Mo Denis figuran como principales patrocinadores del proyecto de ley.

Los defensores de temas migratorios lamentaron la falta de una ruta clara para el avance de la SB223 en la noche del martes, pero dijeron que la legislación inició un diálogo importante en Nevada sobre cómo proteger a la comunidad inmigrante y elogió a Cancela por presentar dicha propuesta.

En una reciente declaración, Astrid Silva, Co-Fundadora de DREAM Vegas, se refirió a Cancela como "Una valiente representante de nuestras familias en la Legislatura de Nevada".

"Orgullosamente apoyamos el Proyecto de Ley 223 del Senado, el cual habría continuado dándole tranquilidad a nuestras familias y a nuestro estado. Muchas de nuestras autoridades del orden ya siguen estas prácticas, colocarlo en la ley nos hubiera protegido de futuras extralimitaciones", dijo Silva.

El Director Ejecutivo de ACLU de Nevada, Tod Story, dijo que el grupo está decepcionado porque SB223 no tendrá una audiencia, pero que eso no iba a hacer que la organización cambiara de opinión en sus esfuerzos para proteger las libertades civiles de los inmigrantes. "Si SB223 no recibe audiencia, entonces necesitamos tener una conversación con todo el estado acerca de cómo podemos defendernos del gobierno federal y vigilar las comunidades de Nevada a nuestra propia manera", dijo Story.

Progressive Leadership Alliance of Nevada se refirió a Cancela como "la funcionaria electa más valiente de la Legislatura" y dijo que "la elogia por ponerse de pie y luchar por sus electores y las comunidades más vulnerables de Nevada". Agregaron que la codificación de las prácticas policiales “aseguraría que un sheriff renegado no pueda cambiar las tácticas y atrapar a los nevadenses respetuosos de la ley en un sistema de inmigración cruel y complicado ".

El profesor de derecho de UNLV, Michael Kagan, quien dirige la clínica de inmigración de esa institución educativa, dijo en un correo electrónico que era “inquietante” ver "qué tan fácilmente se intimidaba a algunos líderes de Nevada por una falta de fundamento en Washington". El único requisito de la ley federal es compartir información, y no había nada en el proyecto de ley de Cancela que afectara eso, dijo Kagan.

También dijo que le preocupa que Metro haya perjudicado su credibilidad con la comunidad al oponerse a una ley de su propia política declarada. "Le dijeron a todo aquel que escuchara que Metro no quiere arrestar a la gente por motivos de inmigración", dijo Kagan. "Pero entonces se opusieron enérgicamente a que fuera vinculante. Es difícil decirlo, no queremos que nos mantengan en lo que decimos, pero de todos modos confía en nosotros."

Pero Metro cree que sus acciones hablarán más que palabras, señalando el compromiso comunitario en el que ha estado involucrado el departamento , como juntas informativas acerca de inmigración.

“Creo que te tienes que ganar la confianza de las personas. No puedes exigirlo,  te lo tienes que ganar. Creo que hemos avanzado mucho en cultivar una relación con la comunidad, y si cambiáramos nuestras prácticas actuales y nuestra política actual, eso dañaría esas relaciones”, dijo Callaway. “Para mí, eso es asegurarle a las personas que no decidiremos mañana que repentinamente vamos a estar haciendo el trabajo de ICE."

Agregó que se reunió con Ford y Cancela a principios de esta semana, y se comprometió a trabajar juntos para mantener fuertes relaciones con la comunidad y educarlos en la política del departamento de no hacer cumplir las leyes de inmigración en las calles.

Otros, como el líder de la Minoría Republicana del Senado, Michael Roberson, calificaron la noticia como "una victoria para los nevadenses, y por mantener nuestras comunidades seguras”.

"Hice mi prioridad principal derrotar las propuestas de ley para estado santuario y ninguno de estos proyectos recibió siquiera una audiencia legislativa", dijo Roberson en un comunicado.

El Líder de la Minoría de la Asamblea Republicana, Paul Anderson, fue más breve en sus comentarios acerca de esta noticia: "Bien".

 

Comment Policy (updated 10/4/19): Please keep your comments civil. We reserve the right to delete comments or ban users who engage in personal attacks, use an excess of profanity, make verifiably false statements or are otherwise nasty.
correct us
ideas & story tips