the nevada independent logo
En Español | Noticias Coronavirus | Salud

Plan traza marco de distribución de vacuna COVID-19 en Nevada

El Gobernador de Nevada, Steve Sisolak, responde a una pregunta durante una conferencia de prensa en el edificio estatal Grant Sawyer en Las Vegas el 29 de septiembre del 2020. El gobernador anunció actualizaciones acerca de los esfuerzos de respuesta COVID-19 de Nevada y ajustes a los actuales límites de capacidad en las reuniones. La mascarilla que porta tiene como tema a Chance the Golden Gila Monster, la mascota del equipo de hockey Vegas Golden Knights. (Foto: Steve Marcus / Las Vegas Sun, grupal).

Esta nota fue traducida al español y editada para mayor claridad a partir de una versión en inglés que aparece en The Nevada Independent.

Los trabajadores de la salud, socorristas y empleados de laboratorio estarán entre los primeros en Nevada en recibir la vacuna COVID-19 cuando esté disponible, según un borrador del plan de vacunación que publicó Nevada este lunes.

La ronda inicial de vacunación COVID-19 se enfocará en las poblaciones con mayor riesgo de contraer el virus, incluyendo proveedores de atención médica que trabajan en estrecha proximidad con pacientes afectados por el virus, personas con mayor riesgo de enfermar de gravedad por el COVID-19, como ancianos, aquellos con afecciones médicas subyacentes, y otros trabajadores esenciales.

Debido a que inicialmente Nevada espera recibir muy pocas dosis de la vacuna, el plan clasifica por prioridad las categorías de los nevadenses para recibir la inmunización.

Los primeros dos, de cuatro niveles, incluyen a la "fuerza laboral de infraestructura fundamental", con unas 155,000 personas en el primer nivel, incluyendo al personal hospitalario, trabajadores de laboratorio, farmacéuticos y policías, y casi 370,000 personas en el segundo nivel, incluido el personal de educación y cuidado infantil, profesores de educación superior, trabajadores del transporte público y empleados de comercios minoristas.

El tercer nivel incluye a los residentes de asilos de estancia permanente, internos del Departamento de Correcciones, personas sin hogar, personas con problemas de salud subyacentes y ancianos, agrupados como "personas con mayor riesgo de enfermedad grave o de adquirir/ transmitir COVID-19”. 

El cuarto y último nivel incluye a todos los adultos sanos de entre 18 y 64 años, que suman unas 620,000 personas.

Durante una conferencia de prensa donde anunció el borrador del plan, el Gobernador de Nevada Steve Sisolak dijo que si bien aún no hay una vacuna aprobada, el estado de Nevada estará listo para distribuir y aplicar las dosis cuando estén disponibles.

El borrador del plan de vacunación de Nevada se presentó a los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades a nivel federal el 16 de octubre, conforme a la solicitud de todos los estados, y está pendiente de aprobación.

Además de distribuirse por grupo prioritario, las vacunas se dirigirán a los condados con un riesgo elevado de propagación del COVID-19 utilizando los tres criterios establecidos por el Grupo de Trabajo de Mitigación y Gestión COVID-19. Se considera que un condado está en riesgo si cumple dos de los tres criterios:

●   El número promedio de pruebas por día por cada 100,000 habitantes, calculado durante un período de 14 días. Si este número es inferior a 100, se podría considerar que un condado está en riesgo.

●   La tasa de casos por 100,000 habitantes, calculada con base en los casos diagnosticados y notificados durante un período de 30 días. Si este número es superior a 200, se podría considerar que un condado está en riesgo.

●   La tasa de casos por 100,000 habitantes y la tasa de positividad de la prueba, calculada durante un período de 14 días con un retraso de siete días. Si la tasa de casos es mayor a 50 y la tasa de positividad de la prueba es mayor al 8 por ciento, un condado podría considerarse en riesgo.

Según el plan, a cada población prioritaria del condado se le asignará el 80 por ciento de su participación antes de pasar al siguiente condado. Por ejemplo, si el Condado Washoe tiene el brote más grave de COVID-19, se le asignará el 80 por ciento de las vacunas necesarias para su fuerza laboral de atención médica — el primer grupo prioritario del primer nivel — antes de pasar al condado con el segundo brote más grave, que recibirá una asignación del 80 por ciento según el tamaño de su fuerza laboral de atención médica, y así sucesivamente.

El plan general de respuesta a la vacuna COVID-19 se dividirá en tres fases: La primera se centrará en llegar a las poblaciones prioritarias; la segunda en garantizar que todas esas poblaciones hayan sido vacunadas y se ampliará a la población en general; y la tercera se enfocará en el “acceso equitativo a la vacunación” entre la población del estado y se concentrará en cómo aumentar las tasas de vacunación en comunidades con baja participación.

Funcionarios de salud estatales y locales podrán desplegar equipos para aplicar la vacuna COVID-19 a poblaciones específicas, incluyendo asilos y vivienda especializada con servicios asistenciales, personas sin hogar y la población encarcelada. 

Durante la segunda fase, cuando la vacuna esté ampliamente disponible, es probable que los esfuerzos de vacunación se realicen en consultorios médicos, eventos de vacunación masiva, farmacias y centros de salud pública. En la tercera y última fase, la vacuna COVID-19 estará ampliamente disponible e integrada a los programas de vacunación de rutina.

Debido a que se espera que la mayoría de las vacunas COVID-19 requieran dos dosis para ser efectivas, en un período de entre 21 y 28 días, el estado está planeando un programa de "recordatorio de segunda dosis" para garantizar que los nevadenses reciban el ciclo completo de la vacuna. 

El director médico Ihsan Azzam, o su designado, será responsable de supervisar los esfuerzos de inmunización del estado.

El Programa de Inmunización de Nevada también está trabajando individualmente con las comunidades tribales en todo el estado para prepararse para distribuir la vacuna. Algunas tribus solicitaron sus propias vacunas para aplicarlas en sus comunidades, mientras que otras aún no se han comprometido con el estado respecto al proceso de vacunación.

Los sitios de vacunación COVID-19 previstos incluirán consultorios de proveedores de atención médica, clínicas de salud pública, cadenas de farmacias e independientes, centros de trabajo y clínicas de salud ocupacional, hospitales y clínicas de vacunación temporales o móviles.

El estado también planea establecer un tablero de datos de vacunación, similar al tablero existente del estado para los números de casos, decesos, hospitalizaciones y números de pruebas COVID-19.

Lea aquí el plan de vacunación completo.

Comment Policy (updated 10/4/19): Please keep your comments civil. We reserve the right to delete comments or ban users who engage in personal attacks, use an excess of profanity, make verifiably false statements or are otherwise nasty.
correct us
ideas & story tips