the nevada independent logo
El Gobernador Steve Sisolak durante el informe anual de incendios forestales el martes 21 de mayo de 2019. (Joey Lovato/The Nevada Independent)

Esta nota fue traducida al español y editada para mayor claridad a partir de una versión en inglés que aparece en The Nevada Independent.

El Gobernador Steve Sisolak midió las aguas el miércoles al tratar de averiguar si los miembros de una junta estatal estarán dispuestos a emitir un perdón general a personas condenadas por delitos de marihuana, como la posesión del canabis en cantidades menores que ahora son legales.

Sisolak planteó la idea en una reunión de la Junta de Comisarios de Indultos. El panel, que incluye al gobernador y a miembros de la Suprema Corte de Nevada, analiza las peticiones de clemencia de los internos o las solicitudes de indultos, mismas que restauran los derechos que se negaron a causa de condenas penales.

“El Gobernador ha hecho de la reforma de justicia penal una prioridad en su administración, y él siempre está explorando nuevas formas de ampliar esos esfuerzos”, dijo su portavoz, Ryan McInerney, en un comunicado después de la reunión. “Puesto que todas las peticiones de clemencia y gracia deben pasar por la Junta de Indultos, la pregunta que el Gobernador planteó hoy no es más que un punto de partida para la discusión de lo que podría ser una propuesta bien estudiada – si habría interés de hacerlo”.

Dado que la marihuana recreativa se legalizó en 2017, los legisladores han tomado medidas para aliviar las consecuencias para personas afectadas cuando la marihuana era ilegal. En 2019 los legisladores aprobaron la AB192, una iniciativa de ley que establece un proceso para que se sellen los antecedentes penales de un individuo que fue condenado por un delito que ya ha sido despenalizado.

El proceso requiere que una persona con una condena recurra a los tribunales para que le sellen su historial, y si el fiscal se opone a la petición, el asunto pasará a una audiencia. Los legisladores declararon durante la sesión que el sellado se aplicaría a los casos de posesión menor de marihuana, pero no a todos los delitos de marihuana.

Mientras que un perdón no revoca una sentencia condenatoria, restaura los derechos que pueden haber sido revocados como consecuencia de una condena en Nevada, tales como el derecho al voto, el derecho a ocupar un cargo público, el derecho a servir en un jurado o el derecho al trabajo en una determinada profesión.

La Abogada Kristina Wildeveld, quien está activa ante el consejo de indultos, dijo que un perdón puede eliminar un delito del historial de una persona. Eso podría tener beneficios para la gente, incluyendo a los indocumentados, que pueden ser deportados por delitos menores.

“Sería fenomenal”, ella comentó acerca de un amplio perdón, añadiendo que cree que el grupo de personas afectadas sería grande.

Wildeveld expuso que el siguiente paso es revisar los registros para ver quién podría ser elegible para un perdón. Ella añadió que, junto con el Sub-Fiscal de Distrito del Condado de Clark, Alexander Chen, tuvieron la tarea de trabajar en el proyecto.

The Nevada Independent es una organización de noticias 501(c)3 sin fines de lucro. Estamos comprometidos con la transparencia y revelamos a todos nuestros donantes. Las siguientes personas o entidades mencionadas en este artículo son partidarias financieras de nuestro trabajo:

· Kristina Wildeveld - $123.01
· Ryan McInerney - $110
· Steve Sisolak - $2,200

Comment Policy (updated 10/4/19): Please keep your comments civil. We reserve the right to delete comments or ban users who engage in personal attacks, use an excess of profanity, make verifiably false statements or are otherwise nasty.
correct us
ideas & story tips