the nevada independent logo
Wynn Resort visto desde Las Vegas Strip. Lunes 29 de enero del 2018. (Foto: Daniel Clark / The Nevada Independent).

Esta nota fue traducida al español y editada para mayor claridad a partir de una versión en inglés que aparece en la página de The Nevada Independent.

El magnate de casinos Steve Wynn visitó un salón de belleza en su hotel días después de que acusaciones por conducta sexual indebida en su contra fueran publicadas en el Wall Street Journal, le pidió a los empleados que levantaran la mano si él los había asaltado o abusado sexualmente, y exigió que grabaran declaraciones en video diciendo que él no había cometido tales acciones, según lo señalado en una nueva demanda presentada este martes.

La demanda de una especialista en uñas identificada sólo como "Jane Doe" acusa a Wynn de haberla tocado sin que ella lo pidiera mientras le estaba arreglando las uñas y de seguir frecuentando el salón del casino incluso después de que las acusaciones contra él fueron ampliamente publicadas el pasado enero.

La demanda, presentada el martes en la Corte de Distrito del Condado Clark, sigue a otras dos que salieron a la luz la semana pasada por parte de masajistas terapeutas que acusaron a Wynn de haberse exhibido durante sesiones de masajes, haberlas tocado y haberles hecho propuestas.

Entre las nuevas acusaciones, la demanda dice que Wynn continúa haciendo citas para obtener servicios, ya sea en la villa localizada en la propiedad del casino donde se le ha permitido vivir hasta junio, o en el propio salón, con el conocimiento y la autorización de la administración.

Un vocero de Wynn Resorts había dicho inicialmente que la compañía no tenía comentarios al respecto, pero más tarde agregó que “El señor Wynn ya no usa el spa ni servicios del salón ni en Wynn ni en Encore”.

Un portavoz personal de Wynn no comentó de inmediato este martes acerca de la demanda. El dueño del salón, Claude Baruk, tampoco respondió inmediatamente a un mensaje vía Facebook. Wynn ha dicho anteriormente que las acusaciones de que él había agredido a una persona eran "inauditas".

Según la demanda, la mujer comenzó a hacerle manicures a Wynn de manera regular desde el 2015, ya fuera en su oficina, o en el Claude Baruk Salon en el Wynn Resorts. Mientras prestaba el servicio, Wynn exigía que la mujer se sentara cerca y entrelazara sus piernas con las de él para que la rodilla de ella tocara la entrepierna de Wynn y él pudiera rozar los brazos o las piernas de la mujer sin su invitación ni permiso, indicó la demanda.

En varias ocasiones, Wynn movía la mano a la que se le estaba haciendo el manicure para que la mano de la mujer hiciera contacto con los genitales de Wynn por encima de su pantalón, de acuerdo con la demanda. La mujer dijo que si ella se oponía o trataba de remover su, o la mano Wynn de los genitales de él, Wynn se “enojaba o se agitaba”, según la demanda.

La mujer dijo que estaba ofendida por el contacto físico de Wynn y agregó que no dio su consentimiento para tener dicho contacto a través de sus acciones o sus palabras, pero temía que si ella ponía alguna objeción a las insinuaciones de Wynn sería despedida o perjudicada.

La mujer reportó la conducta de Wynn a su supervisor y a la alta administración en el Wynn Resorts y se le dijo que el comportamiento de Wynn iba a parar, según la demanda. La mujer dijo en la denuncia que la “conducta ofensiva y extrema” de Wynn continuó a pesar de sus quejas, y que la gerencia de Wynn Resorts le indicó que las quejas se habían hecho llegar a los niveles más altos del resort y que “no se haría nada para cambiar la conducta (de Wynn).

Según la demanda, la mujer compartió su historia con varias de sus compañeras, que también tenían historias similares relacionadas con la conducta de Wynn durante las sesiones de manicure y pedicure. En la demanda se dice que la mujer y otras trabajadoras del salón procuraban evitar a Wynn y sus citas para no exponerse a su comportamiento.

Cuando Wynn visitó el salón el 31 de enero a raíz del artículo del Journal y pidió a las empleadas que alguna vez se sintieron agredidas o abusadas que levantaran la mano, la mujer dijo que ni ella ni sus compañeras lo hicieron por temor a represalias, según indica la demanda. Entonces, al día siguiente, Wynn fue al salón y exigió a todas las empleadas que grabaran un video afirmando que Wynn nunca las había agredido, dice la denuncia.

Además de Wynn, la demanda nombra como acusados a su compañía homónima, su junta directiva y al gerente del salón Claude Baruk.

La manicurista está buscando al menos $15,000 por reparación de daños por parte de cada uno de los demandados, así como el reembolso de honorarios para cubrir los servicios legales.

Wynn renunció como presidente de su compañía a principios del mes pasado, señalando que "la avalancha de publicidad negativa" jugó un papel importante en su decisión. El comunicado de su renuncia afirmó que un entorno donde "juzgan con prisa y esto tiene prioridad sobre todo lo demás, incluyendo los hechos" no le permitiría ser un líder eficaz para la compañía.

Las tres demandas, una de estas por parte de una masajista terapeuta de 36 años de edad y otra de 49 años de edad, fueron presentadas por el Asambleísta Demócrata Justin Watkins bajo su capacidad de abogado privado.

Manicurist Lawsuit Against Steve Wynn Et Al by Michelle Rindels on Scribd

Nota: Wynn ha hecho donativos a The Nevada Independent. Usted puede consultar la lista de donantes aquí.

NV Indy
2020 Election Center
Stories
Candidate Trackers
Endorsements, Ads, Policies, Visits
& More
visit now
Comment Policy (updated 10/4/19): Please keep your comments civil. We reserve the right to delete comments or ban users who engage in personal attacks, use an excess of profanity, make verifiably false statements or are otherwise nasty.
correct us
ideas & story tips