the nevada independent logo
La Senadora Demócrata por Nevada Catherine Cortez Masto durante un foro de inmigración organizado por Nevadans for The Common Good en la Iglesia Episcopal Todos los Santos. Lunes 17 de abril del 2017. (Foto: Jeff Scheid / The Nevada Independent).

Esta nota fue traducida al español y editada para mayor claridad a partir de una versión en inglés publicada en The Nevada Independent.

La Senadora Demócrata por Nevada Catherine Cortez Masto dijo que un centro de detención privado en Pahrump —demandado por más de dos docenas de detenidos preocupados por el coronavirus — parecía limpio durante la visita que realizó este jueves, pero que sigue sin estar satisfecha con el trato en general que reciben los migrantes por parte del sistema federal de inmigración.

La legisladora recorrió el Centro de Detención del Sur de Nevada, que alberga a detenidos por el Servicio de Inmigración y Control de Aduanas (ICE) así como a reclusos bajo custodia del alguacil de los EE.UU.; lo anterior como parte de una visita congresional oficial de supervisión. 

“Simplemente creo que nuestro sistema está roto. Algunas de estas mujeres y hombres ni siquiera deberían estar ahí. Quiero decir, están encerrados como si fueran criminales peligrosos y no lo son. Solamente son solicitantes de asilo, huyen porque temen por su vida o la vida de su familia, y solo quieren una oportunidad”, dijo Cortez Masto en una entrevista con The Nevada Independent luego del recorrido del jueves. “Eso no es lo que somos y no es así como debería ser el sistema. Y eso es lo que debe cambiar".

El centro de detención fue demandado en julio por 25 detenidos que habían dado positivo al COVID-19 o mostraban síntomas y aún se les tenía que hacer la prueba. La demanda argumenta protocolos de limpieza "sorprendentemente inadecuados", hacinamiento en celdas y dormitorios, atención médica insuficiente y “miedo y desesperación en aumento" en las instalaciones.

"Las condiciones de hacinamiento e insalubridad en el centro de detención en Pahrump llevaron al peor brote de casos COVID-19 en el Condado Nye en julio", indicó Cortez Masto en un comunicado de prensa el jueves. “Incluso antes de la pandemia, me preocupaba profundamente que ICE y [el operador del centro de detención] CoreCivic no tomaran en serio la salud y seguridad de los detenidos y los empleados”.

La demanda está pendiente en la corte federal, se ordenó a las partes que procedieran con las pruebas de COVID, y que establecieran un recorrido virtual por video en el centro de detención. Pero CoreCivic se molestó con la descripción en la declaración de Cortez Masto.

"Alegar que nuestras instalaciones están 'atestadas y son insalubres' simplemente es falso, y esas afirmaciones no reflejan las medidas afirmativas y proactivas que nuestra instalación ha estado implementando para combatir la propagación del COVID-19 durante meses", indicó el portavoz Ryan Gustin en una declaración a The Nevada Independent este viernes. "Nos preocupamos profundamente por nuestros empleados dedicados y trabajadores, así como por las personas que están bajo nuestro cuidado, y estamos comprometidos con su seguridad".

Cortez Masto, quien participó en el recorrido junto con los congresistas Demócratas Steven Horsford de Nevada y Joaquin Castro de Texas, dijo que todos llevaban mascarillas cuando visitaron el centro y que había desinfectante en todas las instalaciones. También le dijeron que había teléfonos que podían usar los presos, una biblioteca jurídica, y que el centro planea que los detenidos tengan acceso a tabletas para que se comuniquen con sus familias.

Cortez Masto agregó que al parecer la instalación puede albergar a casi 1,100 reclusos pero que estaba a mitad de capacidad, incluyendo unos 70 detenidos por ICE. Los dormitorios que visitó parecían estar a una cuarta parte de su capacidad; aunque señaló que no vio las condiciones de todos los internos.

"Sabían que íbamos a venir, así que no sé cómo es cuando no estamos ahí", comentó.

Lo que la incomodó, dijo, fue cuando habló con una solicitante de asilo quien había estado en las instalaciones durante casi tres años.

“Y cuando le preguntamos a ICE qué está pasando, no hubo respuesta, cierto, porque tienen una gran cantidad de casos”, puntualizó.

Resulta que su caso había pasado por el sistema judicial, incluyendo la Suprema Corte y el Tribunal de Apelaciones del Noveno Circuito, y luego había sido remitido de regreso al Buró de Prisiones.

“Dije: 'Bueno, está bien, pero entonces denle alternativas a la detención, pónganle una pulsera en el tobillo. ¿Por qué está ahí sentada en la cárcel?”, dijo. “¿Por qué no estamos adoptando alternativas a la detención? Tenemos fondos para eso. Es algo que funciona. No entiendo por qué no está pasando aquí".

Cortez Masto ha patrocinado legislación federal para aumentar el uso de alternativas a la detención, aunque aún espera recibir una audiencia.

Otra detenida, originaria de Cuba, dijo a Cortez Masto que le habían quitado una pulsera en el tobillo y la pusieron en detención después de que perdió su pasaporte y tratar de explicar su caso. Al parecer, fue arrestada después de que "hizo enojar a quien fungía como oficial en ese momento", dijo Cortez Masto, y señaló que no pudo verificar el hecho de manera independiente.

Cortez Masto también criticó el hecho de que muchos reclusos no parecían tener abogados y, en algunos casos, sus situaciones empeoraron debido a que litigantes sin escrúpulos les quitaron miles de dólares en busca de opciones legales que obviamente eran callejones sin salida.

“Cuando ICE estaba separando a todas estas familias y separando a los niños de sus padres y los niños se perdían en el sistema ... una de las cosas que buscamos fue exigir ... que les asignemos un abogado”, dijo. "Y creo que tenemos que hacer eso por estos adultos".

Pero la legisladora añadió que estaba complacida de que el director y su personal en este centro se sentaron con los delegados para responder a sus preguntas.

“Nos sentamos allí durante una hora o más, simplemente haciendo preguntas. Y él les respondió, el personal les contestó, y al menos nos están dando respuestas”, dijo. "Si se pueden verificar, eso es otra cosa, pero al menos ... no fueron hostiles, no estuvieron a la defensiva y querían trabajar juntos".

Cortez Masto dijo que cuando el Senado regrese la próxima semana, ella seguirá abogando por opciones para que menos personas sean detenidas en centros como el que visitó.

“Tenemos que cambiar las leyes. Tenemos que abordar esto porque ICE no lo va a hacer. ICE va a hacer todo lo contrario. Simplemente van a seguir cualquier regla que se les dé”, dijo. "Y en este momento sabemos que las reglas de esta administración son mucho más estrictas y más duras, y demasiados se están perdiendo en el sistema".

IndyFest 2020
Sat., Oct. 3rdLearn more
Comment Policy (updated 10/4/19): Please keep your comments civil. We reserve the right to delete comments or ban users who engage in personal attacks, use an excess of profanity, make verifiably false statements or are otherwise nasty.
correct us
ideas & story tips