the nevada independent logo
El Vicepresidente Mike Pence durante un evento de campaña en el Aeropuerto de Boulder City el jueves 8 de octubre del 2020. (Foto: Jeff Scheid / The Nevada Independent).

Esta nota fue traducida al español y editada para mayor claridad a partir de una versión en inglés que aparece en The Nevada Independent.

A la mañana siguiente del único debate vicepresidencial en Salt Lake City este miércoles, el Vicepresidente Mike Pence reflexionó acerca del evento no sólo como un debate entre dos candidatos, sino entre dos visiones del futuro de los Estados Unidos.

Durante un discurso de campaña este jueves en Boulder City, Pence describió el futuro del país con el ex Vicepresidente Joe Biden con impuestos más altos, fronteras abiertas, medicina socializada, abortos pagados por los contribuyentes hasta el nacimiento del bebé y una policía sin recursos; avivando muchos de los temores que tienen los conservadores acerca de cómo será la vida en el país con un presidente Demócrata.

Pence planteó que el Presidente Donald Trump reconstruyó el ejército nacional, hizo recortes a los impuestos, revocó regulaciones, "liberó" la energía estadounidense, aseguró la frontera y "apoyó a las agencias del orden a favor de la vida y la libertad de todos los estadounidenses".

El discurso de 30 minutos resumió el mensaje clave que los Republicanos han estado dando a su base en las semanas finales antes de las elecciones de noviembre: Que Biden es un peón de los Demócratas mucho más liberales.

"Saben, cuando uno revisa su agenda, queda claro", afirmó Pence. "Dije esto en el Fuerte McHenry: Joe Biden no será más que un Caballo de Troya para la izquierda radical".

Pence agregó que Estados Unidos tiene dos opciones.

“Se trata de si vamos a trazar un rumbo basado en nuestros más altos ideales de fe y familia y libertad y patriotismo y la bandera estadounidense y la Constitución de los Estados Unidos, o si vamos a abandonar ese camino y permitir que la izquierda radical y Joe Biden y el Partido Demócrata lleven a nuestra nación a un lugar en el que nunca ha estado”, señaló Pence.

Por más liberal que lo pinten los Republicanos, Biden ha sostenido que no apoya retirar financiación para la policía; de hecho quiere aumentar los fondos para las fuerzas policiales locales y desplegar más psicólogos y trabajadores sociales. También apoya la creación de un plan de atención médica de opción pública en vez de un sistema de Medicare para todos con un pagador único y no se ha pronunciado específicamente a favor del aborto en etapa avanzada.

Pence dedicó una cantidad significativa de tiempo a elogiar los logros de Trump en la economía, citando la creación de más de siete millones de empleos, incluyendo 115,000 en Nevada y un aumento de sueldos antes de que ocurriera la pandemia. Y con los esfuerzos federales de alivio por el coronavirus para mitigar los esfuerzos económicos de la pandemia, Pence dijo que el país ya ha sumado 11.6 millones de puestos de trabajo, incluyendo 150,000 trabajadores en Nevada.

El Vicepresidente Mike Pence durante un evento de campaña en el Aeropuerto de Boulder City el jueves 8 de octubre del 2020. (Foto: Jeff Scheid / The Nevada Independent).

Bajo una diferencia notable con los eventos de campaña de Trump en Nevada el mes pasado a los que asistieron miles de personas, casi todas sin cubreboca, y con uno de los eventos realizado en un espacio cerrado, el acto de Pence en Boulder City en general pareció cumplir con las regulaciones estatales. Aunque un poco más de la mitad de los asistentes parecía no llevar cubrebocas, la cita se llevó a cabo al aire libre, las sillas estaban espaciadas y se limitó la asistencia para seguir las nuevas pautas del estado.

Un funcionario del Departamento de Bomberos de Boulder City dijo que había 250 asistentes en el evento, el máximo permitido según las nuevas reglas del estado sobre reuniones — y varios cientos más afuera.

Pence celebró la respuesta del presidente en torno a la pandemia, que ha matado a más de 210,000 estadounidenses, y dijo que si Trump no hubiera actuado rápidamente para suspender los viajes desde China, el número de fallecidos habría sido aún mayor.

Pence subrayó que el tratamiento médico que Trump ha recibido desde que le diagnosticaron el COVID-19 la semana pasada “son parte de la respuesta nacional que pusimos a disposición de las personas en todo el país".

Tras su hospitalización, Trump prometió "cientos de miles" de dosis gratuitas del medicamento Regeneron, aunque su fabricante explicó inicialmente que solo tendrá dosis suficientes para unos 50,000 pacientes.

Pence también dedicó unas palabras a título personal para el presidente, enmarcándolo de una manera más gentil de lo que normalmente se percibe en público.

“Saben que he prestado mis servicios con este presidente todos los días durante los recientes tres años y medio y hemos llegado a ser muy amigos”, dijo Pence. “Lo he visto cuando las cámaras están apagadas, y les diré algo Nevada, nunca ha pasado un día en el que el Presidente Donald Trump no se haya levantado y luchado por cumplir las promesas que le hizo a la gente de Nevada".

La visita de Pence fue un día antes de que Biden regrese a Nevada para emprender su primer recorrido desde que se convirtió en el candidato presidencial Demócrata.

Savanna Strott contribuyó con esta información.

Este proyecto se produjo con el apoyo de una subvención del American Press Institute.

Comment Policy (updated 10/4/19): Please keep your comments civil. We reserve the right to delete comments or ban users who engage in personal attacks, use an excess of profanity, make verifiably false statements or are otherwise nasty.
correct us
ideas & story tips