the nevada independent logo
Yunuen Rojas (a la der.), y Jake Lewis (a la izq.), se acercan a una casa en North Las Vegas el jueves 29 de octubre del 2020, mientras intentan localizar a un estudiante que no se ha conectado constantemente para tomar clases remotas. (Foto: Jeff Scheid/The Nevada Independent).

Esta nota fue traducida al español y editada para mayor claridad a partir de una versión en inglés que aparece en The Nevada Independent.

Cuando Yunuen Rojas y Jake Lewis se detuvieron frente a una casa a la sombra de la Interestatal 15, se encontraron con una reja de metal que bloqueaba la entrada.

Esa fue otra barrera para ponerse en contacto con los estudiantes del Distrito Escolar del Condado Clark que no han tomado sus clases. Niños o adolescentes cuyas familias nunca completaron una encuesta de tecnología durante el verano; alumnos que no han estado ingresando constantemente a sus clases virtuales. Tampoco se sabe si cuentan con una computadora Chromebook o si tienen acceso a Internet.

Como agentes de campo de Connecting Kids, una asociación público-privada que surgió a raíz de la pandemia, es trabajo de Rojas y Lewis averiguar qué está pasando. Parado afuera de la casa, Lewis marcó el teléfono de un padre de familia registrado como responsable de ese alumno.

"Sigue sin contestar", dijo.

Tocar puertas representa la etapa final del propósito de la coalición. A principios de agosto, cuando se formó Connecting Kids, el distrito escolar no estaba al tanto de las necesidades tecnológicas de 107,332 estudiantes; es decir, poco más de un tercio de su población. 

Las familias de esos alumnos no entregaron una encuesta que evaluaría las necesidades de computadoras e Internet. Con el aprendizaje remoto programado para comenzar dos semanas después, las cifras llamaron la atención. 

Hasta este 6 de noviembre, 309 estudiantes del Condado Clark seguían en la lista de inasistencia de Connecting Kids, lo que significa que no se han reportado tres o más veces durante una semana escolar y no se les ha podido contactar por teléfono. 

La coalición calcula que 3,781 estudiantes necesitan conectividad a Internet y 1,823 requieren una computadora portátil o un Chromebook.

***

Jake Lewis deja folletos informativos en la casa de un estudiante en North Las Vegas el jueves 29 de octubre del 2020. Representó a Connecting Kids, una asociación público-privada que está tratando de cerrar la brecha digital. (Foto: Jeff Scheid/The Nevada Independent).

Las asociaciones comunitarias son clave para mejorar el atribulado distrito escolar del área de Las Vegas. Y aunque hay varios ejemplos, Connecting Kids posiblemente representa el esfuerzo más grande hasta la fecha.

“Honestamente, nunca había visto una asociación como esta”, dijo Tami Hance-Lehr, directora ejecutiva de Communities in Schools, antes de mencionar los nombres de otros organismos involucrados. Entre ellos: The Public Education Foundation, Nevada COVID-19 Response, Relief and Recovery Task Force, Elaine P. Wynn and Family Foundation, The Harbor, las ciudades de North Las Vegas y Las Vegas, y el Distrito Escolar del Condado Clark.

La coalición creó rápidamente un centro de apoyo familiar virtual que sirvió como una entidad externa con capacidad para inscribir a las familias elegibles al acceso a Internet subsidiado a través de Cox Communications. Hasta el 6 de noviembre, se habían procesado 37,324 llamadas, conectado a Internet a 19,327 estudiantes del Condado Clark y referido a 6,592 estudiantes para un dispositivo.

La coalición se encontró con algunos obstáculos, como descubrir un pequeño parque de casas móviles en North Las Vegas que era un completo desierto de conectividad, aunque se consiguió que un negocio local proveyera Internet a través de su tecnología de microondas.

Los municipios locales también se unieron. North Las Vegas, por ejemplo, usó $30,000 dólares en fondos de la Ley de Ayuda, Alivio y Seguridad Económica de Coronavirus (CARES) para contratar trabajadores — como Rojas y Lewis — que ayudarían a localizar niños que han faltado a clases.

Hacer contacto con los alumnos de la lista no fue fácil. Rojas y Lewis tocaron muchas puertas sin obtener respuesta. Sin embargo, un padre de familia llegó hasta su entrada y dijo que sus hijos estuvieron enfermos la semana pasada.

Rojas y Lewis confirmaron que los niños tenían dispositivos e Internet y luego le recordaron amablemente al padre de familia que debían reanudar la escuela en cuanto se sintieran mejor; de lo contrario, permanecerán en la lista.

De ahí, Rojas y Lewis procedieron hacia su próxima visita.

***

Silvina Jover, maestra bilingüe de ciencias sociales en Desert Pines High School, describió la participación de los estudiantes como "definitivamente baja" en semanas recientes, pero lo atribuyó a múltiples factores. 

Para empezar, los estudiantes quizás inicien sesión pero no tomen la clase, señaló Jover. Ella sabe que algunos alumnos están haciendo malabares con sus tareas y la responsabilidad de cuidar a los hermanos menores durante el horario escolar.

Incluso si los estudiantes tienen Internet, sus conexiones no siempre son rápidas o regulares para aprovechar herramientas en línea que los maestros han estado utilizando para hacer que el aprendizaje remoto sea más divertido y efectivo.

Este jueves, la Junta Escolar del Condado Clark pospuso una votación acerca del plan para retomar el aprendizaje en persona. Al mismo tiempo, Nevada está experimentando, junto con el resto de la nación, un aumento en casos de coronavirus. 

La incertidumbre, combinada con la fatiga que genera la educación a distancia y la ansiedad por la pandemia, hacen que sea mucho más importante para los educadores las relaciones con los estudiantes, enfatizó Darlin Delgado, director de Rancho High School.

“Lo más importante que puedo decir es verificar que todos estén seguros y saludables”, dijo. "Al final del día, los niños no van a recordar cada tarea o estándar que les enseñaste, sino que van a recordar el apoyo que les diste, lo empático que eras y cómo los trataste".

Comment Policy (updated 10/4/19): Please keep your comments civil. We reserve the right to delete comments or ban users who engage in personal attacks, use an excess of profanity, make verifiably false statements or are otherwise nasty.
correct us
ideas & story tips