the nevada independent logo
Letreros vistos en la franja de casinos de Las Vegas el miércoles 18 de marzo de 2020, luego de que el Gobernador de Nevada Steve Sisolak ordenó el cierre de las operaciones de juego y apuestas. (Foto: Daniel Clark / The Nevada Independent).

Esta nota fue traducida al español y editada para mayor claridad a partir de una versión en inglés publicada en The Nevada Independent.

Hace cinco meses, el COVID-19 provocó cierres comerciales generalizados a medida que los contagios comenzaron a extenderse por todo el país, afectando de manera desproporcionada a las comunidades de color, que están sobrerrepresentadas en tasas de infección, hospitalización y muerte.

Nevada no es la excepción.

Un nuevo Informe del Centro Guinn publicado el miércoles advierte que las poblaciones afroamericanas, latinas, asiáticas e indígenas de Nevada también enfrentan una carga económica desproporcionada y tendrán más dificultades para recuperarse y reconstruirse tras la crisis económica. 

El reporte del Centro Guinn, una institución no lucrativa y no partidista, identifica disparidades en la atención médica, tasas de desempleo más altas, una mayor representación entre los trabajadores esenciales y el nivel educativo.

Para abordar esos desafíos, algunos originados por la pandemia, y otros ya existentes y agravados por el coronavirus, el reporte recomienda un acceso ampliado a las pruebas y al tratamiento del COVID-19.

También sugiere crear un grupo de trabajo dentro del equipo de respuesta del COVID-19 de Nevada para enfocarse en las necesidades de las comunidades de color, dar prioridad a fondos para programas de educación superior y atención médica para aumentar las oportunidades económicas a largo plazo y el acceso a servicios de salud asequibles.

Como resultado de esta carga económica desproporcionada, el Centro Guinn, que realiza investigación y análisis de políticas, también identificó a dichas poblaciones como más vulnerables al desalojo a medida que se levante la moratoria, expiren los beneficios de desempleo, y se agoten los ahorros familiares.

A principios de este verano, la Legislatura de Nevada aprobó una medida durante la 32ª Sesión Especial que declaró el racismo como una crisis de salud pública y se comprometió a hacer un mayor esfuerzo para abordar el problema en la próxima sesión legislativa.

El reporte hizo referencia al reconocimiento de la Legislatura como un trampolín para mejorar las condiciones preocupantes que enfrentan las poblaciones de diversas razas y etnias.

Recomendaciones para mejorar

Como soluciones inmediatas, el centro propone que los funcionarios den prioridad a las comunidades de color en cuanto a pruebas y tratamientos del COVID-19, incluyendo la futura vacuna, en parte porque es más probable que sean trabajadores esenciales y tengan una mayor exposición al virus.

El estado empezó a ponerse al día en cuanto a ampliar el acceso a los recursos del COVID-19 a la población latina después de que los casos comenzaron a afectar a esta comunidad de manera desproporcionada. Los funcionarios ampliaron los sitios de pruebas en los vecindarios latinos del Sur de Nevada y han contratado más investigadores bilingües de enfermedades.

El centro sugiere que la Oficina de Salud y Equidad de las Minorías de Nevada examine los próximos resultados de los estudios legislativos sobre formas de reducir el costo de los medicamentos recetados y posibles diseños para el seguro de salud pública en todo el estado.

Además, el centro recomienda abrir períodos de inscripción adicionales para el Nevada Health Link, el mercado de seguros de salud del estado, al igual que aumentar los servicios y la recopilación de datos para las comunidades indígenas americanas e incrementar los fondos para el programa de asistencia del alquiler en el estado cuando concluya la moratoria de desalojo.

Disparidad educativa y trabajadores esenciales

Si bien los nevadenses asiáticos y anglos han representado durante mucho tiempo la tasa más alta de logros educativos en todo el estado, los latinos y los nativos americanos tienen las tasas más bajas, con menos del 12 por ciento de los adultos de ambos grupos obteniendo una licenciatura en 2018.

El informe también correlaciona los niveles de educación con la sobrerrepresentación de personas de color en sectores de bajos recursos como son los trabajadores de primera línea quienes enfrentan el dilema de mantener sus empleos e ingresos en medio de una crisis económica, pero corriendo el riesgo de exponerse al virus en el trabajo.

Las poblaciones asiáticas y latinas están sobrerrepresentadas en el sector de servicios de alojamiento y alimentación, los trabajadores asiáticos representan el 16 por ciento de esa fuerza laboral y los latinos el 36 por ciento. Los nevadenses asiáticos representan solo el 10 por ciento de la población del estado y los latinos el 30 por ciento.

El informe del Centro Guinn establece que los latinos representan el 28 por ciento del empleo en el estado, con el 26 por ciento de esos trabajadores empleados en industrias de primera línea.

Amenaza de desalojo entre comunidades agobiadas por los costos

Casi el 44 por ciento de los hogares en Nevada están alquilados, y las poblaciones diversas tienen más probabilidades de rentar que de ser propietarias de una casa. 

Los nevadenses anglos y asiáticos tienen las tasas más altas de propiedad de vivienda, mientras que los afroamericanos, nativos americanos y latinos de Nevada representan las tasas más bajas.

Muchos de estos hogares ya habían sido golpeados por los costos antes de la pandemia, la cual solo exacerbó el problema a través de la pérdida de empleos y licencias, lo que significa incluso menos ingresos y una capacidad mermada para pagar la renta.

“Los analistas predicen que cuando finalicen los programas de beneficios extendidos y se levante la moratoria del alquiler, muchas familias de color en Nevada estarán en riesgo de ser desalojadas”, explica el reporte.

IndyFest 2020
Sat., Oct. 3rdLearn more
Comment Policy (updated 10/4/19): Please keep your comments civil. We reserve the right to delete comments or ban users who engage in personal attacks, use an excess of profanity, make verifiably false statements or are otherwise nasty.
correct us
ideas & story tips