the nevada independent logo
El Gobernador de Nevada, Steve Sisolak, responde a una pregunta durante una conferencia de prensa en el edificio estatal Grant Sawyer en Las Vegas el 29 de septiembre del 2020. El gobernador anunció actualizaciones acerca de los esfuerzos de respuesta COVID-19 de Nevada y ajustes a los actuales límites de capacidad en las reuniones. La mascarilla que porta tiene como tema a Chance the Golden Gila Monster, la mascota del equipo de hockey Vegas Golden Knights. (Foto: Steve Marcus / Las Vegas Sun, grupal).
Last updated: September 29th, 2020 - 6:37pm

Esta nota fue traducida al español y editada para mayor claridad a partir de una versión en inglés que aparece en The Nevada Independent.

Ya se permitirá que convenciones, eventos deportivos con público en vivo y reuniones masivas en iglesias se reanuden de nuevo después de que el Gobernador de Nevada Steve Sisolak anunció este martes que aumentará el límite de las reuniones públicas de 50 a 250 personas; e incluso permitir más capacidad para algunas de las sedes más grandes del estado.

En una conferencia de prensa este martes en Las Vegas, Sisolak dijo que la disminución de casos y  hospitalizaciones por COVID-19 desde el pico de los contagios que se registró en pleno verano justificó el aumento del máximo de reuniones de 50 personas, que ha estado vigente desde mayo. La nueva directiva entrará en vigor este jueves 1 de octubre.

“Seguimos observando las cifras en busca de señales de un avance y si las medidas de mitigación vigentes están teniendo un impacto”, dijo. "Me complace decir que la respuesta es sí, está funcionando".

Pero el anuncio del Gobernador tuvo lugar mientras la cifra de nuevos contagios de  COVID-19 se ha incrementado día con día. El promedio de 7 días de nuevos casos reportados fue de 458 este martes, incrementándose de 267 que se registraron hace dos semanas aunque este indicador sigue siendo significativamente inferior al máximo de 1,176 que se tuvo en julio.

Aunque Sisolak indicó que la tasa de pruebas positivas y hospitalizaciones por COVID-19 ha bajado después de alcanzar su pico este verano, la tasa de pruebas positivas más reciente de nuevo va en aumento y la curva de hospitalizaciones se aplanó después de semanas de registrar un descenso de casos.

Cuando se le preguntó acerca de esas tendencias, Sisolak dijo que se tienen que tomar decisiones “con datos por anticipado” y agregó que confía en que la tasa de pruebas positivas “de nuevo se mantendrá” y “seguirá disminuyendo”. 

“Si notamos un ligero ascenso en nuestras pruebas positivas y nuestras hospitalizaciones, seguiremos teniendo la flexibilidad de retomar algunas de estas medidas”, Sisolak señaló. “Pero espero que ese no sea el caso”.

Los lugares con capacidad para 2,500 personas o menos podrán recibir 250 individuos u operar al 50 por ciento de su capacidad, o lo que sea menor. Se requerirá que los asistentes se sienten en sus propias butacas durante el evento sin que se permita que el público permanezca de pie, aunque sus asientos no tendrán que estar asignados o reservados con anticipación.

El límite sólo aplica a cada salón, lo que significa que una iglesia puede distribuir su congregación en todo su espacio y en salas auxiliares de reuniones siempre y cuando cada una cumpla individualmente con el límite de 250 personas o 50 por ciento, según corresponda.

La nueva guía también permitirá reuniones de más de 250 personas bajo ciertas circunstancias, siempre y cuando la reunión no supere el 10 por ciento de su capacidad total. Un estadio deportivo, por ejemplo, que puede albergar a 10,000 personas, podría recibir a 1,000, pero los asistentes deberán estar divididos en al menos cuatro secciones de no más de 250 personas.

Sisolak dijo que elevar las restricciones tuvo como fin indicar que el estado “no sólo está abierto”, sino que además está tomando las debidas precauciones para evitar una “montaña rusa” de métricas COVID-19 ascendentes y descendentes que podrían generar dudas en los visitantes acerca de venir o no al estado. 

“Abriremos de manera segura y constructiva, donde ustedes se sentirán seguros, sus familias se sentirán seguras”, dijo. 

Sisolak hizo eco de los mensajes previos del estado acerca del “estándar de oro” del sector turismo. El gobernador afirmó que espera que la nueva directiva brinde a los comercios seguridad sobre la planeación de eventos y “si ya tienen uno reservado para enero, febrero, sepan que no hay necesidad de cancelarlo”.

Se requerirá que cada sección tenga sus propias entradas y salidas, puestos de comida, baños y tiendas  y los asistentes deberán tener un asiento reservado o asignado con anticipación. El personal solo podrá trabajar en una sección.

Se requerirá que cada sección esté separada por 25 asientos en todos los extremos de las otras secciones y que cada grupo individual que asista al evento, denominado “pod”, tenga seis pies de distancia con los demás.

El formato de entretenimiento también jugará un papel. Si artistas o competidores se unen al público en cualquier momento durante un espectáculo o evento, serán contados como parte de la capacidad total. De lo contrario quedarán excluidos.

El entretenimiento en vivo u otros eventos con una asistencia de más de 250 personas requerirán la aprobación específica de una agencia estatal de supervisión, como la Junta de Control de Juegos, la Comisión Atlética o el Departamento de Negocios e Industria.

La nueva directiva también establecerá un límite de capacidad de 1,000 personas en ferias, convenciones y conferencias, debido a que hay una mayor posibilidad de mezclarse con otros asistentes en comparación con otros eventos. Las convenciones podrán tener hasta 250 personas sin aprobación, pero deben solicitarla para un evento de entre 250 y 1,000 personas. 

La directiva también flexibiliza restricciones en una serie de otras actividades o lugares, incluyendo parques infantiles, si las autoridades locales de salud lo consideran apropiado. Los agentes inmobiliarios también pueden reanudar en persona las muestras de inmuebles.

La directiva no hará ningún cambio a las restricciones actuales que exigen que las tiendas de comestibles, restaurantes, museos y otras tiendas minoristas limiten su capacidad al 50 por ciento.

Sisolak dijo que su oficina se estaba preparando para conferencias de prensa adicionales en un futuro cercano relacionadas con deportes recreativos para jóvenes y adultos.

A principios de este mes el Grupo de Trabajo de Manejo y Mitigación del COVID-19 de Nevada votó para reabrir bares en todo el estado.

El anuncio de este martes tiene lugar cuando el número de casos nuevos COVID-19 reportados cada día ha ido en aumento. Este martes el promedio de siete días de nuevos casos reportados fue de 458, en comparación con un mínimo de 267 hace dos semanas; pero aún significativamente por debajo del máximo de los 1,176 que se observaron en julio.

El gobernador también se refirió a una reciente ola de violencia en la franja de casinos o Strip de Las Vegas o sus alrededores, y dijo que ha tenido varias conversaciones con la comunidad turística y el Alguacil Joe Lombardo. Durante el incidente más reciente el domingo por la noche, un tiroteo al aire libre cerca del casino Flamingo dejó a una persona gravemente herida.

"Tengo la mayor confianza en el Alguacil Lombardo y en los hombres y mujeres de [la policía] Metro para poder estar al frente de esto y manejarlo", dijo. “Es desafortunado cuando hay algunas personas foráneas que están entrando y causando un problema en nuestro Strip y haciéndolo inseguro para nuestros trabajadores, para nuestros residentes, para los turistas. Pero vamos a trabajar duro para volver a la normalidad y detener la violencia en el Strip”.

Comment Policy (updated 10/4/19): Please keep your comments civil. We reserve the right to delete comments or ban users who engage in personal attacks, use an excess of profanity, make verifiably false statements or are otherwise nasty.

What Happened Here: A six-part series on COVID-19 in Nevada

correct us
ideas & story tips