the nevada independent logo
El Gobernador de Nevada Steve Sisolak ofrece una actualización acerca de la respuesta del estado al COVID-19. Edificio Sawyer en Las Vegas. Jueves 3 de septiembre del 2020. (Foto de uso grupal vía Chase Stevens / Las Vegas Review-Journal) @csstevensphoto ).

Esta nota fue traducida al español y editada para mayor claridad a partir de una versión en inglés publicada en The Nevada Independent.

El Gobernador Steve Sisolak pide paciencia con la respuesta del estado a la pandemia del COVID-19, y asegura que Nevada está intentando equilibrar su lucha contra la enfermedad con el deseo de reabrir negocios y comenzar a reactivar la economía.

En declaraciones a periodistas en Las Vegas este jueves, Sisolak reiteró muchas de las batallas que Nevada ha encarado durante los seis meses recientes desde que inició la actual emergencia para hacer frente a la pandemia.

Sin dar detalles ni un cronograma firme, Sisolak afirmó que quiere que el estado empiece a revisar ciertas restricciones — incluyendo los límites de asistentes a las iglesias, deportes juveniles y capacidad máxima en ciertos lugares — pero dijo que no piensa tomar ninguna medida que revertirá el progreso alcanzado durante el mes pasado.

Hasta este jueves, Nevada ha tenido más de 70,200 casos positivos de COVID-19, con 1,363 muertes y más de 63,000 recuperaciones. Sisolak indicó que muchas de las métricas que sigue el estado, incluyendo la tasa de positividad de las pruebas y la cantidad de hospitalizaciones, han mejorado significativamente o se estabilizaron el mes pasado después de alcanzar niveles casi peligrosos durante el verano.

Sisolak señaló que las decisiones acerca de la reapertura o relajación de las restricciones actuales deben tomarse según la forma en que los gobernadores de otros estados puedan reaccionar, argumentando que cualquier tipo de veto de viaje o prohibición de viaje a Nevada sería desastroso.

“Se tiene que entender que la contemplación, o la consideración, de una prohibición de viaje a las personas que vienen a Nevada —yo no tendría que poner más restricciones y cerrar negocios en el Strip — cerraría automáticamente si nuestros estados vecinos y hermanos impusieran ese tipo de restricción”, dijo.

Los comentarios se produjeron poco después de que el Grupo de Trabajo de Gestión y Mitigación del COVID-19 del estado se reuniera este  jueves para aprobar planes mejorados de mitigación y cumplimiento para los condados con un riesgo elevado de transmisión de la enfermedad, rechazando solicitudes para reabrir bares en cuatro de los condados más poblados del estado.

El grupo de trabajo también aprobó que la próxima semana el Condado Clark empiece a permitir sentar en la barra a los comensales en restaurantes y otros establecimientos que sirvan comida, algo que Sisolak consideró "más una aclaración que un cambio".

En cuanto a cuándo se podrían reabrir los bares o hacer otros "ajustes" a las restricciones actuales, Sisolak dijo que no tenía una métrica para determinar una fecha exacta.

"Vamos a llegar allí lo más rápido pero lo más responsablemente que podamos", precisó.

Cuando periodistas le cuestionaron acerca de las protecciones a propietarios o arrendatarios a raíz de la decisión de la semana pasada de extender una moratoria sobre los desalojos por falta de pago de renta, el gobernador comentó que su prioridad es garantizar que la ayuda estatal llegue directamente a quienes la necesiten y que el estado "saque el dinero a la calle más rápido".

Presionado sobre el tema de por qué Nevada no solicitó más pronto la expansión de $300 dólares de recurso federal para los beneficios de desempleo proporcionados bajo una orden ejecutiva  — a pesar de que la tasa de desempleo de Nevada es la más alta en la nación — Sisolak dijo que la demora fue "desafortunada", pero indicó que confía en que la solicitud del estado para los fondos (derivados de la Emergencia Federal Agencia Administrativa [FEMA]) será aprobada.

El mandatario agregó que la desaceleración se debió en parte a un saturado Departamento de Capacitación y Rehabilitación de Empleados (DETR), que maneja el sistema de desempleo del estado.

En medio de preparativos a nivel federal para la eventual distribución de una vacuna contra el coronavirus, Sisolak agregó que, si bien el estado tiene un procedimiento implementado que podría "administrar vacunas", quedan "muchas preguntas desconocidas" sobre los detalles, especialmente porque se relaciona a un número de candidatos para la vacuna adelantados por el gobierno federal o debido al momento adecuado o método de distribución. 

IndyFest 2020
Sat., Oct. 3rdLearn more
Comment Policy (updated 10/4/19): Please keep your comments civil. We reserve the right to delete comments or ban users who engage in personal attacks, use an excess of profanity, make verifiably false statements or are otherwise nasty.
correct us
ideas & story tips