the nevada independent logo
El Gobernador Steve Sisolak durante la ceremonia de inauguración de su mandato, en los escalones del Capitolio del Estado de Nevada en Carson City el lunes 7 de enero de 2019. (Foto: David Calvert / The Nevada Independent).

La toma de posesión de Steve Sisolak en una fría mañana de lunes en Carson City marcó el comienzo de una nueva era en la política de Nevada, cuando se convirtió en el primer gobernador Demócrata en 20 años y dio inicio al primer período en décadas en el que ese partido domina en casi todas las oficinas constitucionales del estado.

Abordando con ligereza detalles específicos y profundizando su admiración por Nevada y sus ciudadanos, Sisolak reveló en su discurso dos de los principales ejes en los que se va a concentrar como gobernador: salud y educación.

También agradeció al saliente gobernador Republicano Brian Sandoval por sus ocho años de servicio durante los cuales abordó los deteriorados sistemas estatales de educación y salud. Sisolak le dio crédito por “haber puesto siempre a la gente por encima del partidismo”.

“Como gobernador, me comprometo a seguir el ejemplo que usted dio, para encontrar un terreno común, llegar a un consenso, hacer una diferencia en la vida de las personas, e impulsar a este estado hacia adelante”, dijo Sisolak, de 65 años, a quien se le cortó la voz al pronunciar el juramento correspondiente a su cargo al igual que varias veces durante su discurso.

La inauguración tuvo lugar en la entrada del capitolio del estado en Carson City, que fue decorado con telas plateadas y azules.

El Gobernador Steve Sisolak pronuncia un discurso inaugural luego de tomar juramento como el primer gobernador Demócrata de Nevada en dos décadas. Escalones del Capitolio del Estado de Nevada en Carson City. Lunes 7 de enero de 2019. (Foto: David Calvert / The Nevada Independent).

Cientos de asistentes se sentaron en el pasto frente al capitolio, humedecido y enlodado por el deshielo, mientras que el equipo de Sisolak contrató un camión para ofrecer café, chocolate caliente y sidra de manzana a los invitados.

El actual gobernador de Nevada dijo que necesita poner el sistema de educación “de nuevo en marcha”, mismo que calificó como “la piedra angular de una economía próspera y la vía a una vida mejor para nuestras familias”.

Agregó que el estado no podrá continuar atrayendo empresas de fuera sin ofrecer a los hijos de los trabajadores una educación de calidad.

“Por eso tenemos que hacer mejor las cosas para nuestros estudiantes, y eso significa hacer mejor las cosas para nuestros educadores”, agregó Sisolak. “El futuro de Nevada está en sus manos, y ellos deben tener los recursos y el respeto que merecen”.

Durante su campaña Sisolak prometió aumentar los salarios de los maestros y reducir el tamaño de los grupos de estudiantes en lo salones de clases, comprometiéndose a no tener un sueldo hasta que el sistema educativo del estado sea “transformado”.

En cuanto al tema del cuidado de salud, Sisolak también se comprometió a hacer frente a los crecientes costos de los medicamentos recetados, reforzar la protección para pacientes con enfermedades pre-existentes, garantizar el acceso a servicios de salud para las mujeres y proteger “el derecho de la mujer a tomar sus propias decisiones médicas”, con lo cual dio un guiño apoyando el derecho al aborto.

Sisolak también compartió la historia de una pareja de adultos mayores a quienes conoció en una casa de retiro, y que todos los días parten a la mitad sus pastillas para la presión arterial porque no pueden darse el lujo de costear dos copagos.

“Es un gesto de amor. Pero también es una farsa“, dijo Sisolak. “Nadie debería tener que racionar su medicina o saltarse las visitas al médico o verse forzado a declararse en quiebra debido a un padecimiento inesperado. Pero hoy en día, muchas personas están haciendo justamente eso”.

Sisolak, quien es originario del Sur de Nevada y es el ex presidente de la Comisión del Condado Clark, también hizo referencia al tiroteo masivo en el Route 91 Harvest Festival en Las Vegas en 2017, y describió la respuesta del Estado a esa tragedia como una prueba “de la compasión y la decencia común” de Nevada.

El Gobernador Steve Sisolak pronuncia un discurso inaugural luego de tomar juramento como el primer gobernador Demócrata de Nevada en dos décadas. Escalones del Capitolio del Estado de Nevada en Carson City el lunes 7 de enero de 2019. (Foto: David Calvert / The Nevada Independent).

“Estábamos destrozados el 1 de octubre, pero nunca me he sentido más orgulloso de ser un nevadense como ese día”, afirmó.

Sisolak también señaló otros dos hitos históricos para el estado — la toma de posesión de Aaron Ford, el primer fiscal general afroamericano en Nevada, y Kate Marshall, la primera vicegobernadora latina — después de que el mes pasado el Estado de Plata se convirtió en el primero en la nación en tener una legislatura de mayoría femenina.

El Tesorero Zach Conine, la Secretaria del Estado Barbara Cegavske y la Contralora Catherine Byrne también fueron juramentados durante el evento.

La ceremonia mostró la diversidad que prevalece en el estado, con Francisco Morales, miembro del personal de Sisolak y quien recientemente se naturalizó como ciudadano estadounidense, pronunciando unas palabras en inglés y español, también un discurso de la Reverenda Reynelda James, un anciano de la Tribu Paiute de Pyramid Lake, y el juramento una promesa de lealtad a la bandera estadounidense, a cargo de dos estudiantes de primaria.

Dos horas antes de su toma de posesión como el 30º gobernador de Nevada, Sisolak y su familia asistieron a misa en el soleado santuario de la Iglesia Católica de Santa Teresa de Ávila en Carson City. El gobernador Brian Sandoval, quien es católico como Sisolak, asistió a una ceremonia religiosa similar antes de que asumiera su cargo en 2010.

Las prioridades de Sisolak como gobernador serán expuestas en su primer informe estatal, previsto para este 16 de enero, donde dará a conocer sus objetivos presupuestarios y sus metas para la Legislatura de 120 días.

Según las previsiones económicas, el estado sumará $8.8 mil millones de dólares en ingresos por impuestos en los próximos dos años, $560 millones más que en el último presupuesto de dos años.

La toma de posesión de Sisolak coincide con un buen momento para los Demócratas en el estado. Cuatro años después de la dura derrota de las elecciones de medio término en 2014, en las cuales los Republicanos acapararon todas las oficinas públicas en la entidad y tomaron el control de la Legislatura estatal, los Demócratas ahora controlan cinco de las seis oficinas constitucionales en todo el estado, tienen un súper-mayoría en la Asamblea estatal y estuvieron a solo 24 votos de obtener la mayoría en el Senado local.

Pero el camino de Sisolak a la Mansión del Gobernador no fue fácil. Primero tuvo que gastar millones para defenderse del desafío por parte de la ex comisionada del Condado Clark Chris Giunchigliani, mientras que Adam Laxalt, el Fiscal General quien fue su rival Republicano, sólo enfrentó una oposición simbólica.

 

 

IndyFest 2020
Sat., Oct. 3rdLearn more
Comment Policy (updated 10/4/19): Please keep your comments civil. We reserve the right to delete comments or ban users who engage in personal attacks, use an excess of profanity, make verifiably false statements or are otherwise nasty.
correct us
ideas & story tips