The Nevada Independent

Your state. Your news. Your voice.

The Nevada Independent

Universidades buscan una “nueva normalidad”, pero estudiantes internacionales siguen esperando para regresar

Jacob Solis
Jacob Solis
EducaciónEn EspañolNoticias Coronavirus
SHARE
unlv campus

Esta nota fue traducida al español y editada para mayor claridad a partir de una versión en inglés.

A principios del año pasado, Sophia Kim vio en Instagram algunas noticias acerca de su país de nacimiento, Corea del Sur: Había surgido un nuevo virus que afectaba las vías respiratorias y que devastó rápidamente a la ciudad china de Wuhan.

En marzo, Kim dijo que su madre le llamaba todos los días para que regresara a su país. A mediados del semestre, Kim — una estudiante de tercer año de hotelería en la Universidad de Nevada, Las Vegas (UNLV)  — retornó a casa.

Angelos Tsalafos, un universitario canadiense quien estudiaba en Las Vegas porque era integrante del equipo de hockey de UNLV, pasó algo similar.

A mediados de las vacaciones de primavera, Tsalafos disfrutaba un momento de libertad poco común, ya que la temporada de hockey se canceló junto con casi todos los demás deportes debido a la pandemia.

Tsalafos finalmente regresó a Canadá, aunque dijo que sus padres y él tuvieron que conducir autos separados, se tuvieron que desinfectar maletas, y empezar una cuarentena de dos semanas.

Las historias de Kim y Tsalafos reflejan las de miles de estudiantes internacionales en todo el país y en el mundo, cuando las universidades se vieron obligadas a cerrar sus puertas en cuestión de días, justo cuando decenas de fronteras internacionales se cerraron de golpe.

Los constantes cambios de reglas, más papeleo y el fantasma continuo del COVID han significado que, si bien los colegios y universidades se preparan para una "nueva normalidad" para este otoño, el número de estudiantes internacionales que se espera que regrese, sigue estando muy por debajo de los niveles previos a la pandemia.

“Nuestra logística probablemente se triplicó”

Salón de la Hospitalidad en el campus de la Universidad de Nevada, Las Vegas (UNLV) el jueves 8 de abril del 2021. (Jeff Scheid/The Nevada Independent).

Cuando la pandemia forzó a que el gobierno tomara acción a principios del año pasado, había una serie de preguntas mientras los estudiantes decidían qué hacer: ¿Deberían regresar a casa?, ¿Cuánto tiempo estarían aquí?, ¿Preferirían quedarse en casa en los EE. UU. o en su país de origen?

“Eso sucedió, y mucha gente decidió volver a casa”, dijo Ross Bryant, director ejecutivo de la Oficina de Estudiantes y Académicos Internacionales (OISS) de UNLV, acerca del cambio en los protocolos. 

En la Universidad de Nevada, Reno (UNR), el número de estudiantes internacionales matriculados se redujo casi de 650 a 490, según Adilia Ross, subdirectora de la OISS en UNR. 

En UNLV las inscripciones internacionales se desplomaron de 1,200 antes de la pandemia, a solo 750 después de que se mitigó la crisis.

La mecánica del estudio internacional quedó atrapada en una red en expansión de fronteras cada vez más estrictas, consulados cerrados y reglas de los gobiernos nacionales.

En UNR, el Coordinador de Admisiones y Reclutamiento Internacionales, Mike Murry, dijo que el papeleo para algunos estudiantes se duplicó o se triplicó.

Y en UNLV, Bryant señaló que las restricciones locales para el empleo no esencial afectaron a cientos de estudiantes internacionales que trabajaban en la franja de casinos y que fueron despedidos al igual que miles de otros trabajadores de hotelería.

Pero a medida que los trabajadores estadounidenses se apoyaron en los sistemas estatales de desempleo o en los cheques de ayuda ante la pandemia, los estudiantes internacionales se quedaron con poco más que el apoyo de la universidad, que proporcionó "fondos de emergencia internos".

“[No fue] mucho, sino un poco, donde pudieran ayudar a los estudiantes internacionales que no reunían los requisitos para recibir dinero o beneficios de la Ley CARES [Ayuda, Alivio y Seguridad Económica de Coronavirus] por desempleo porque no son ciudadanos estadounidenses”, dijo Bryant. "Pero eso tuvo un gran impacto financiero en todos".

Más de un año después, mientras las universidades se alistan para comenzar las clases mayormente en persona en otoño, volver a algo parecido a la normalidad para los estudiantes internacionales será un proceso largo que en gran medida queda fuera del control de la universidad, según Stephen McKellips, Vicepresidente de Inscripción y Servicios Estudiantiles de la UNLV.

McKellips indicó que es probable que continúen las demoras para los estudiantes que buscan obtener visas en sus países de origen mientras se mantengan las restricciones pandémicas en cuanto a los viajes.

Los administradores que hablaron con The Nevada Independent se mostraron cautelosamente optimistas y dijeron en parte que la demanda que se ha acumulado — tanto a nivel nacional como en el extranjero — podría significar un aumento en las inscripciones, incluso más allá de las cifras que había antes de la pandemia.

“En realidad [las inscripciones están] planas, no por lo que estamos ofreciendo, ni por el apoyo a nuestros estudiantes, están planas debido a lo difícil que será para ellos regresar aquí”, dijo Bryant. "Así que creo que cuando esos factores externos desaparezcan, nos vamos a apurar a reiniciar".

SHARE

IndyFest is proudly sponsored by:

Comment Policy (updated 4/20/2021): Please keep your comments civil. We reserve the right to delete comments or ban users who engage in personal attacks, use an excess of profanity, make verifiably false statements or are otherwise nasty. Comments that contain links must be approved by admin.
7455 Arroyo Crossing Pkwy Suite 220 Las Vegas, NV 89113
© 2020 THE NEVADA INDEPENDENT
Privacy PolicyRSSContactJobsSupport our Work
The Nevada Independent is a project of: Nevada News Bureau, Inc. | Federal Tax ID 27-3192716