the nevada independent logo
Juan Carlos Sierra narró para ESPN en Español el juego del Super Tazón en 2013. (Foto cortesía de Cara Sierra).

Esta nota fue traducida al español y editada para mayor claridad a partir de una versión en inglés.

Hace un año, a principios de marzo, el coronavirus llegó al Estado de Plata y se registró el primer contagio. Luego, el 16 de marzo de 2020, Nevada reportó su primera muerte por coronavirus: Un hombre de Las Vegas de unos 60 años de edad que tenía condiciones de salud preexistentes.

Ahora, más de 5,000 nevadenses han muerto a causa del virus, y la cifra de fallecimientos llega a más de 500,000 en los EE. UU.

Los latinos de Nevada, que constituyen el grupo étnico más grande del estado, además de los anglos, figuran entre las comunidades más afectadas por la enfermedad. 

Los latinos han estado constantemente sobrerrepresentados en las tasas de infección en todo el estado y en las tasas de mortalidad en el país. Estudios a nivel nacional encontraron que los latinos tienen más del doble de probabilidades de morir a causa del coronavirus que los anglos.

The Nevada Independent en Español ha compartido la historia de nevadenses que se fueron demasiado pronto a causa del COVID-19.

Última de cuatro partes. Lea la primera, segunda, y tercera entrega.

***

Juan Carlos Sierra y su familia durante las fiestas decembrinas. (Foto cortesía de Cara Sierra).

Juan Carlos Sierra hizo realidad un sueño personal cuando narró en vivo para la radio ESPN en Español el juego del Super Bowl 2013 entre los 49ers de San Francisco y los Ravens de Baltimore. Este año, su familia vio el Super Bowl sin él, pues falleció recientemente después de una batalla de semanas contra el coronavirus.

“Me senté durante todo ese maldito partido y lo vi y pensé, esto no vale la pena porque Tom Brady le caía mal”, dijo Cara Sierra, esposa de Juan Carlos.

El matrimonio contrajo el coronavirus al mismo tiempo a principios de diciembre. Tres días después, Juan Carlos Sierra fue ingresado al hospital por lo que, pensaron, sería un tratamiento rápido para estabilizar sus niveles de oxígeno. Cara Sierra dijo que pensaban que él regresaría a casa en cuestión de días. 

"Y luego un par de días se convirtió en un par de semanas", dijo. 

Juan Carlos Sierra estuvo dos semanas conectado a un respirador; mejoró por un tiempo, pero luego se deterioró rápidamente.

"Y luego se fue", dijo Cara Sierra. 

Juan Carlos Sierra falleció el 31 de diciembre, en la víspera del Año Nuevo. Tenía 43 años. 

Conforme Cara Sierra intentó atender las tareas administrativas tras la muerte de un miembro de su familia, como procesar un seguro de vida, preparar un funeral y cuidar a tres niños, sola, dijo que sintió un poderoso adormecimiento. 

“Como alfileres y agujas en todo tu cuerpo, como las células de mi sangre, al mismo tiempo, frías y heladas y también se sentía caliente y como fuego”, dijo.

Juan Carlos y Cara Sierra se conocieron en la Ciudad de México, mientras cursaban estudios de posgrado en la Universidad Nacional Autónoma de México. La pareja se mudó a los Estados Unidos después de graduarse de la universidad y cuando Cara Sierra quedó embarazada de su primer hijo. 

Juan Carlos Sierra e Ingrid, su hija más pequeña. (Foto cortesía de Cara Sierra).

Juan Carlos Sierra trabajó para el Consulado de México en San José durante algunos años, se desempeñó en varios trabajos a lo largo de los años, y estaba elaborando el guión de una película cuando contrajo el virus. 

Cara Sierra recuerda a su esposo como la persona completa y compleja que era: Ruidoso y amigable, pero también callado y solitario. Ella dijo que él era una de esas personas que “simplemente ocupa espacio en todas partes” y lo sigue siendo, mientras sus colecciones de música y libros siguen llenando los armarios de la casa. 

La pareja habría celebrado 16 años de matrimonio el día de San Valentín. 

Cara Sierra dijo que su esposo fue uno de los primeros en su trabajo en Reno al comenzar a usar cubrebocas en marzo pasado. Sus compañeros le hicieron burla por tener "miedo". 

Aunque Juan Carlos Sierra tenía diabetes, Cara Sierra dijo que los médicos estaban optimistas de que se recuperaría. 

“Y todavía tengo que lidiar con personas todos los días que piensan que no es gran cosa”, dijo, refiriéndose a quienes minimizan la potencial seriedad del virus. 

Cara Sierra planea pasar el próximo año cuidando a sus hijos, de los cuales la menor tiene dos años. El consuelo inesperado de la madre de familia ha sido encontrar monedas sueltas en diversos lugares. 

Ella le dijo a sus hijos que estuvieran pendientes de las monedas sueltas, lo que sería una señal de que Juan Carlos Sierra los estaba cuidando.

“Y después de eso, vaya, empezamos a encontrar monedas por todas partes”, agregó. "Esa no es una prueba definitiva de nada, pero tienes tanto dolor que quieres creer”...

Comment Policy (updated 10/4/19): Please keep your comments civil. We reserve the right to delete comments or ban users who engage in personal attacks, use an excess of profanity, make verifiably false statements or are otherwise nasty.

What Happened Here: A six-part series on COVID-19 in Nevada

correct us
ideas & story tips