the nevada independent logo
Una madre toma la mano de su hija durante un foro informativo acerca de inmigración llevado a cabo por el Departamento de la Policía Metropolitana de Las Vegas. 13 de marzo del 2017. (Foto: Jeff Scheid/ The Nevada Independent).

Esta nota fue traducida al español y editada para mayor claridad a partir de una versión en inglés que aparece en The Nevada Independent.

Una mujer enfrenta la deportación después de que fue arrestada y procesada en el Centro de Detención del Condado Clark por vender mercancía de recuerdo en el Strip de Las Vegas el fin de semana del Cinco de Mayo.

La mujer de 54 años, residente de Los Ángeles, quien pidió ser identificada con el seudónimo Elsa Colores, pasó tres días tras las rejas en diferentes lugares — primero en un centro de detención y luego en uno dirigido por el Servicio de Inmigración y Aduanas (ICE) en Pahrump — antes de quedar en libertad tras pagar una fianza de $2,500 dólares. Ahora espera una cita en la corte de Las Vegas el 9 de julio.

“La policía debe de ser más consciente con las personas porque no todos somos criminales”, dijo Colores vía telefónica en una entrevista reciente.

Aunque el Departamento de la Policía Metropolitana de Las Vegas (LVMPD) ha declinado entregar documentos que muestren datos específicos acerca de su cooperación con ICE, y este viernes legisladores estatales modificaron un proyecto de ley que habría requerido más reportes acerca de la frecuencia de referencias para deportaciones, el caso ofrece una perspectiva de cómo se está llevando a cabo dicha colaboración en la práctica.

El caso se da meses después de que el Alguacil de Las Vegas, Joe Lombardo, dijo que estaba cambiando la póliza e indicando a su personal que no retenga a inmigrantes para entregarlos a ICE si sólo cometieron infracciones menores de tránsito.

La policía ha enmarcado el cambio de póliza como una manera de fomentar la confianza con los inmigrantes, quienes constituyen una gran parte de la comunidad. Los críticos, sin embargo, han cuestionado si ha habido algún cambio real en las prácticas de arrestar a los inmigrantes por asuntos menores, y la falta de registros hace difícil dar seguimiento.

Colores, quien es originaria de la Ciudad de México, dijo que ha permanecido en los Estados Unidos más de 12 años y tiene una hermana que vive en este país. Ingresó con una visa de turista, pero no salió del país cuando ese documento expiró.

Colores agregó que, cuando estuvo en México y tenía seis meses de embarazo, su pareja la maltrató físicamente y la amenazó de muerte. Entonces huyó a los Estados Unidos para proteger a su bebé que aún no había nacido; una hija quien es ciudadana estadounidense y ahora tiene 12 años.

Colores señaló que trabaja como vendedora ambulante para ahorrar dinero y enviar a su hija a la universidad, y que llegó a Las Vegas el fin de semana de la pelea entre Saúl “Canelo” Álvarez y Daniel Jacobs; una importante atracción turística.

A unas tres horas de que empezó a vender su mercancía, el 4 de mayo, la policía la arrestó por “realizar negocios en la vía pública”, lo que constituye ”una violación del código del Condado Clark. La infracción es un delito menor, aunque el código dice que puede ser sancionada con una multa en vez del arresto.

El portavoz de LVMPD, Aden Ocampo Gómez, señaló que la policía optó por arrestarla porque se alejó caminando cuando vio a los oficiales. Las autoridades no quieren que las personas que venden mercancía ilegalmente vuelvan a empezar a vender más adelante, dijo.

Colores fue trasladada al Centro de Detención del Condado Clark, donde le confiscaron sus pertenencias, y dijo que fue tratada “como una criminal”.

De acuerdo con Ocampo Gómez, durante el proceso de toma de datos la policía notó que ICE había marcado el historial de Colores en febrero de 2018 porque había sobrepasado la vigencia de su visa y solicitaba una detención preventiva de inmigración si la policía llegaba a entrar en contacto con ella.

Cuando se le preguntó acerca de cómo la detención de Colores, quien no tiene un historial de violencia, se ajustaba con la póliza de Lombardo, Ocampo Gómez señaló que la policía no puso la retención, sino que ICE la solicitó con anticipación.

Bliss Requa-Trautz, del Centro de Trabajadores Arriba Las Vegas, organización que aboga por los derechos de los inmigrantes, dijo que estas acciones no parecen ir de acuerdo con el espíritu de la política de Lombardo, que apunta a no enviar a las personas a procesos de deportación por problemas de tráfico.

"Hay emisión de detenciones, y luego está el cumplimiento de detenciones”, dijo. “Y los comentarios públicos [del alguacil] indican que él no está deteniendo a la gente por cometer delitos menores, no violentos”.

Luego de dos días, Colores fue trasladada a un centro de detención de ICE en Pahrump y pagó una fianza. Ahora espera su cita en la corte para julio de este año.

"Un juez de inmigración determinará si tiene fundamentos legales para permanecer en los Estados Unidos”, indicó una portavoz de ICE.

Requa-Trautz dijo que el hecho de que una violación menor como vender mercancía de recuerdo terminó en un arresto y proceso de detención, plantea preguntas acerca de si los oficiales están aplicando la ley más estrictamente cuando se trata de personas que parecen ser inmigrantes.

“Sólo debió haber sido una infracción”, dijo. “¿Parece que sin duda esto es un asunto de discrecionalidad y cuál fue la lógica para distinguir quién fue multado y quién fue detenido? Y eso, al pie de la letra, parece ser perfil racial”.

 

NV Indy
2020 Election Center
Stories
Candidate Trackers
Endorsements, Ads, Policies, Visits
& More
visit now
Comment Policy (updated 10/4/19): Please keep your comments civil. We reserve the right to delete comments or ban users who engage in personal attacks, use an excess of profanity, make verifiably false statements or are otherwise nasty.
correct us
ideas & story tips