the nevada independent logo
Un voluntario entra a las instalaciones del recién inaugurado Arriba Las Vegas Worker Center. Jueves 25 de enero del 2018. (Foto: Jeff Scheid/ The Nevada Independent).

Esta nota fue traducida al español y editada para mayor claridad a partir de una versión en inglés que aparece en The Nevada Independent.

Antes de la pandemia del COVID-19, Eduardo Moreno vendía elotes por las tardes afuera de su casa en North Las Vegas, después de cuidar a sus dos hijos pequeños.

Entre sus ganancias y las de su pareja, quien es cuidadora infantil, podían pagar los gastos a fin de mes. Pero ahora todo es diferente debido a la pandemia. 

Moreno, de 65 años, solo vende una o dos veces por semana porque los suministros son más caros y es menos probable que la gente se acerque a comprarle. Eso resulta en menos clientes e ingresos para comprar provisiones, especialmente porque la renta y los pagos se acumulan.

“La gente no se detiene y duda cuando ve el carrito en la calle”, dijo Moreno a The Nevada Independent. "Es difícil, pero ahí vamos, gracias a Dios".

Moreno y su pareja también se encuentran entre las familias con estatus migratorio mixto que han sido excluidas de los programas de ayuda federal y estatal que están enfocados en atenuar el golpe económico causado por el COVID-19. Moreno es indocumentado y su pareja y sus hijos son ciudadanos estadounidenses.

El Fondo Esperanza, una iniciativa reciente establecida con fondos de $1 millón de dólares de Open Society Foundations, tiene como objetivo llenar ese vacío. Los líderes de la iniciativa anunciaron a principios de este verano que recaudaron fondos para organizaciones como Make the Road Nevada y Arriba Las Vegas Workers Center para donar pagos de $300 dólares a familias necesitadas, como la de Moreno.

El padre de familia está agradecido por el apoyo y dijo que estiró el pequeño monto lo más que pudo, usándolo para pagar parte de la renta durante dos meses.

“La gente puede decir que es muy poco, sí, pero para alguien que no tiene nada, 300 [dólares] es mucho … y me ayudó a sobrevivir otros 15, 20 días, eso me ayudó a comprar lo que necesitaba para hacerlo rendir más”, dijo.

Moreno ha vivido y ha trabajado en Las Vegas durante 20 años desde que emigró de la Ciudad de México. Le decepciona que Nevada no pueda hacer más por él y su familia. 

Los habitantes indocumentados del estado representan el 7 por ciento de la población de Nevada y el 11 por ciento de la fuerza laboral del estado y enfrentan retos sin precedente en medio de la pandemia.

A pesar de la ayuda de la comunidad, Moreno dijo que lo que más le preocupa es quedarse sin servicio eléctrico, ya que está atrasado en los pagos. Piensa recurrir a familiares que viven en el área para que le ayuden a pagar.

Su otra preocupación es proteger a su familia contra el COVID-19, ya que desde marzo cuatro de los miembros de su familia extendida tuvieron el virus. Moreno agregó que ninguno de sus familiares acudió a los servicios de salud y mejor se atendieron en casa por miedo y desconfianza de lo que les pudiera pasar en un hospital.

Moreno y su pareja toman precauciones para no contagiar a su familia. Su pareja se quita la ropa de trabajo y se baña antes de interactuar con sus hijos después de laborar en una guardería.

Sus dos hijos no han ido a un parque desde que comenzó la pandemia, señaló Moreno con tristeza.

El padre de familia aplaude el apoyo de la comunidad para quienes fueron excluidos de los fondos previos que brindó la legislación federal y estatal y sigue agradecido de que él y su familia hayan logrado salir adelante.

"Es algo digno de elogio porque mucha gente, como yo … agradezco a Dios porque estamos bien, pero mucha gente está muy, muy preocupada".

Mientras que los inmigrantes latinos han enfrentado circunstancias desproporcionadamente difíciles desde marzo, Moreno dijo que el clima político actual y la polarización solo hacen que la situación sea más hostil y complicada para la comunidad. 

También le preocupa lo que significaría para personas indocumentadas como él una reelección del Presidente Donald Trump.

“Si ese hombre es reelegido, pobres hispanos, nos va a pegar duro y quién sabe qué será de todos los indocumentados”, señaló Moreno. 

Comment Policy (updated 10/4/19): Please keep your comments civil. We reserve the right to delete comments or ban users who engage in personal attacks, use an excess of profanity, make verifiably false statements or are otherwise nasty.
correct us
ideas & story tips