the nevada independent logo
El Fiscal General de Nevada, Adam Laxalt, con su hija Isabella, tras el anuncio del político para contender por la gubernatura de Nevada. Miércoles 1 de noviembre del 2017 (Foto: Jeff Scheid/ The Nevada Independent).

Este artículo fue traducido al español y editado para mayor claridad a partir de una versión en inglés, que aparece en la página de The Nevada Independent.

El Republicano conservador de Nevada, el Fiscal General Adam Laxalt, cuyo abuelo Paul Laxalt fue un legendario gobernador de Nevada y senador de los Estados Unidos,  anunció este miércoles de manera oficial su largamente esperada candidatura para relevar al Gobernador Republicano saliente, Brian Sandoval.

Laxalt, de 39 años, pospuso la gira para anunciar su postulación una noche antes de iniciarla, debido a la masacre más mortífera en la historia moderna de Estados Unidos ocurrida en Las Vegas. Un mes más tarde comenzó su campaña en un negocio de provisiones de conserjería en Las Vegas bajo un ambiente de música patriótica, y fue así como arrancó oficialmente una gira relámpago extendida a una semana que incluye 19 eventos en cafés y neverías por todo el estado.

“Si deposita su confianza en mí, voy a trabajar duro cada día para hacer que el siguiente capítulo de Nevada sea seguro, próspero y lleno de oportunidades”, dijo a unas 200 personas reunidas en el interior de una bodega llena de paquetes de servilletas de papel y botellas de agua, y donde las banderas de los Estados Unidos y de Nevada fueron izadas sobre un montacargas. “Estoy en la contienda para la gubernatura para que las futuras generaciones de residentes de Nevada puedan soñar y prosperar en los años venideros”.

El Fiscal General de Nevada, Adam Laxalt, auncia su candidatura para gobernador de Nevada. Miércoles 1 de noviembre del 2017. (Foto: Jeff Scheid/The Nevada Independent)

Laxalt, quien es selectivo a la hora de conceder entrevistas y no habla tan libremente de sus decisiones políticas, a diferencia de sus colegas a nivel estatal u otros candidatos a gobernador, ofreció un discurso muy personal acerca de su fe, su lucha contra el alcoholismo y su famoso padre, el ya fallecido Senador de Nuevo México Pete Domenici, a quien conoció hasta que era adulto. Algunas de estas historias aparecen en un video en este sitio web que incluye una reseña biográfica de cuatro minutos.

En su discurso, describió que cuando era adolescente despertó bajo las luces fluorescentes de un hospital luego de haberse involucrado en un pleito inducido por el alcohol, y narró la intervención que organizaron los miembros de su familia para lograr que acabara con el mal hábito. Dijo que el haber obtenido una calificación de 1.0 en su G.P.A. fue otro momento decisivo, y explicó que el giro final que dio a su vida se debió a su compromiso con su rehabilitación y con Dios.

También elogió a su esposa, Jaime, quien trabajaba en el Pentágono cuando Laxalt, quien en ese entonces estaba en la Marina, la conoció. La pareja ahora tiene dos hijas pequeñas y un tercer hijo en camino.

“Soy candidato a Gobernador para que Sophia, Isabella y mi hijo que nacerá pronto puedan vivir un nuevo capítulo de libertad”, dijo.

La plataforma de Laxalt se sitúa a la derecha de Sandoval e incluye oponerse a las ciudades santuario y derogar el Impuesto al Comercio, un gravamen para las grandes empresas que el Gobernador encabezó en 2015 como parte de un paquete fiscal de $1.1 billones de dólares.

Sandoval se ha pronunciado enfáticamente contra los esfuerzos para revocar el impuesto cuya firma fue un logro para él y para el compañero de fórmula no oficial de Laxalt, el líder Republicano del Senado Michael Roberson, y ha dicho que incluir una pregunta anti-ciudades santuario en la boleta electoral, que Roberson presentó esta semana, es innecesaria. Como un político moderado que a menudo es elogiado por Demócratas y quien es el sexto gobernador más popular en el país, según una nueva encuesta, Sandoval dijo que Laxalt no ha buscado su apoyo ni asesoría y solo han hablado en los consejos en que ambos participan.

“He estado trabajando junto con el Gobernador Sandoval durante los últimos tres años”,  afirmó Laxalt en respuesta a una pregunta acerca de si buscaría asesoramiento por parte del gobernador actual. “Espero conversar con él, así como con todos los demás sobre lo que se vislumbra para el próximo año”.

Laxalt se suma a la contienda como favorito contra sus compañeros Republicanos y el Tesorero del estado Dan Schwartz, quien es un crítico muy vocal del procurador general, oponente a algunas iniciativas de Sandoval; y también contra el dueño de una tienda de bicicletas, Jared Fisher, un nuevo político con una campaña de corte popular. Si Laxalt gana las elecciones primarias Republicanas, es probable que enfrente al Presidente de la Comisión del Condado Clark y candidato Demócrata Steve Sisolak, o a su colega y Comisionada Demócrata Chris Giunchigliani.

Una coalición de grupos defensores con tendencia de izquierda protestó a las afueras de los eventos de campaña de Laxalt en Las Vegas y Reno, y este miércoles la Asociación de Gobernadores Demócratas lanzó el sitio de Internet “Wrong Way Laxalt” que critica sus posiciones políticas.

Luego del anuncio, el Presidente del Partido Demócrata en el estado de Nevada, William McCurdy, se refirió a Laxalt como “un traje vacío buscando un injustificado ascenso político”, “un títere sin ética de [el dueño del casino Venetian] Sheldon Adelson y un ideólogo complaciente de la extrema derecha del Partido Republicano”.

“La negativa de Adam Laxalt de respaldar el acceso a la salud para los residentes de Nevada, su plan para desentrañar una financiación crítica destinada a la educación pública, y su agenda anti-LGBTQ que va en detrimento del empleo son un claro recordatorio de que está demasiado alejado de todo para ser nuestro próximo Gobernador”, dijo McCurdy.

Las raíces de Laxalt

Laxalt desciende de una familia de ovejeros de origen vasco con presencia política en Nevada, y ha tratado de aprovechar ese patrimonio cultural a través de un evento político anual de recaudación de fondos llamado Basque Fry o Fritura Vasca que se celebra en un rancho al norte de Nevada y ofrece platillos tradicionales y discursos de los dirigentes conservadores.

El apellido de la familia tiene un peso especial en el estado debido al ex gobernador Paul Laxalt, quien estuvo en el ojo público durante décadas y fue considerado el mejor amigo del presidente Ronald Reagan.

Laxalt creció en Washington D.C. como hijo de una madre soltera, la asesora política Michelle Laxalt, y dice en su video de campaña que durante su crianza no conoció a su padre.

Laxalt usa el video de su campaña para abordar frontalmente una historia que guarda en el baúl: Comenzó a beber cuando cursaba la secundaria y para sus 18 años tuvo que buscar un tratamiento para su adicción.

“Tratar de mantenerme sobrio es uno de los retos más difíciles que he tenido que enfrentar”, señaló.

Laxalt también fungió como profesor asociado de derecho en la Academia Naval de los Estados Unidos y finalizó su servicio con el grado de teniente.

Laxalt era un abogado novato relativamente desconocido en Las Vegas cuando reportes en 2013 revelaron un viejo secreto de familia: que su padre fue el senador veterano de Nuevo México Pete Domenici, amigo cercano de su abuelo, el senador Paul Laxalt, quien estaba casado y tenía ocho hijos y quien era significativamente mayor que Michelle Laxalt.

Laxalt ha dicho poco públicamente acerca de este asunto de familia. Pero cuando Domenici murió en septiembre a los 85 años de edad, emitió un breve comunicado.

“Estoy profundamente entristecido por el fallecimiento de mi padre”, escribió. “Deja atrás una maravillosa, talentosa y cariñosa familia. Fue un gran hombre a quien voy a extrañar mucho”.

Esa revelación ayudó a aclarar las cosas antes de que anunciara que buscaría el cargo de fiscal general en la elección de 2014 contra el candidato Demócrata favorito Ross Miller, quien fue Secretario de Estado en dos ocasiones y es hijo de un ex gobernador. Laxalt ganó en una contienda muy reñida.

Logros como procurador general

Una de las primeras medidas que tomó Laxalt como fiscal general fue sumar a Nevada en una demanda desafiando la orden ejecutiva de Obama que amplió tanto la Acción Diferida para los Llegados en la Infancia (DACA) como el programa para suspender la deportación a los padres de los DREAMers.

“Nuestro sistema de inmigración está roto y claramente necesita arreglarse”, afirmó Laxalt. “La solución debe ser un resultado legal permanente que incluya, y no ignore, las otras ramas del gobierno y sus funciones constitucionales”.

Fue la primera vez — pero no la última — que adoptaría esa medida sin la bendición de Sandoval, su colega Republicano más moderado. Y esto le valió la molestia de activistas progresistas, quienes irrumpieron en su oficina en numerosas ocasiones para protestar la acción.

Pero legalmente fue un éxito. El pleito llegó a un tribunal de Texas, donde un juez emitió una orden judicial contra el programa de Obama y, después, la Suprema Corte de los Estados Unidos —  a la que le faltaba un juez luego de la muerte de Antonin Scalia — se bloqueó con una votación de 4-4, permitiendo sostener la orden judicial.

El bloqueo agotó el tiempo del programa antes de que Trump asumiera la presidencia. La administración de Trump anunció este verano que había nulificado la orden de Obama, asestándole el golpe final a un programa que nunca se materializó.

Laxalt también ha tratado de formar una posición conveniente como defensor de los veteranos y las víctimas de asalto sexual. Puso en marcha una Oficina de Asistencia Jurídica y Militar, una cámara de compensación para los abogados que trabajan pro bono ayudando a veteranos y a las familias de militares con sus problemas legales.

El esfuerzo — denominado @ease — obtuvo el premio “Champion of Justice” otorgado por La Oficina de de Servicios Legales de Las Vegas después de ayudar a 900 personas a obtener asistencia legal en su primer año de operaciones.

Laxalt se ha dado a la tarea de acabar con el rezago de paquetes de evidencia sin procesar en casos de asalto sexual, un tema que acababa de llamar la atención del público al finalizar el período de Catherine Cortez Masto, la anterior fiscal general. Hace poco la dependencia obtuvo aprobación para obtener $1.35 millones de dólares en fondos de resoluciones de parte de Hyundai Motors y de la empresa farmacéutica Amgen para ayudar a conseguir más personal en los laboratorios de prueba.

Luego del tiroteo del 1 de octubre en Las Vegas, Laxalt anunció los esfuerzos de su dependencia para ayudar a eliminar de raíz las campañas falsas de recaudación de fondos y canalizó $600,000 dólares de una resolución lograda por múltiples estados con una compañía farmacéutica para pagar las horas extra de los oficiales de la policía de Las Vegas.

Pero Laxalt no ha evitado involucrarse en las campañas políticas. Se opuso a la Pregunta 2, que finalmente fue una medida exitosa en la boleta electoral para legalizar el uso recreativo de la marihuana en Nevada.

Posiciones políticas

Aunque Laxalt respaldó al Senador de Texas Ted Cruz como presidente, fue muy poco visto entre los Republicanos electos de Nevada a la hora de decidir apoyar plenamente a Trump cuando se convirtió en el nominado a la presidencia por el partido Republicano. Laxalt presentó a Trump en un rally, escribió un editorial describiendo por qué creía que Hillary Clinton no estaba capacitada para la presidencia, y siguió apoyando al candidato incluso después de que Access Hollywood dieran a conocer grabaciones que incitaron a otros Republicanos a denunciarlo.

Laxalt también fue señalado a comienzos de este año, cuando se dio a conocer la noticia de que el Presidente de la Junta de Control de Juegos de Azar, A.G. Burnett, había grabado secretamente una conversación que tuvo con Laxalt y que entregó al FBI, temiendo que Laxalt estaba haciendo una solicitud a nombre del donante de su campaña Sheldon Adelson, cuyas empresas eran objeto de varias investigaciones.

Está previsto que en la contienda de Laxalt participe extraoficialmente el candidato a vicegobernador, Michael Roberson, líder del Caucus Republicano en el Senado. Roberson se ganó los elogios de Sandoval por haber supervisado un aumento de impuestos y una serie de reformas a la educación a través de la Legislatura, aunque Laxalt ahora está pidiendo una derogación de un elemento clave de ese plan.

Ambos han demostrado un alto nivel de coordinación. Emitieron comunicados de prensa solicitando a los Demócratas que escucharan las iniciativas de ley de Laxalt que estaban en el limbo y sus respectivas campañas se han levantado en contra del concepto de ciudades santuario — tema que para Sandoval no parece ser un problema real en Nevada, pero que las encuestas muestran como un poderoso instrumento de los candidatos Republicanos.

Roberson está tratando de incluir en la boleta electoral de todo el estado una medida sobre las ciudades santuario justo cuando Laxalt y él estarán en la contienda.

“Todos los aquí presentes deberían estar llamando a Adam Laxalt y animándolo para que se postule para Gobernador”, dijo Roberson a un grupo de Republicanos este verano.

Riley Snyder y Luz Gray colaboraron en este reporte.

 

NV Indy
2020 Election Center
Stories
Candidate Trackers
Endorsements, Ads, Policies, Visits
& More
visit now
Comment Policy (updated 10/4/19): Please keep your comments civil. We reserve the right to delete comments or ban users who engage in personal attacks, use an excess of profanity, make verifiably false statements or are otherwise nasty.
loading...

@TheNVIndy ON TWITTER

podcast iconCAFECITO CON LUZ Y MICHELLE

    correct us
    ideas & story tips

    EN ESPAÑOL