The Nevada Independent

Your state. Your news. Your voice.

The Nevada Independent

Anunció demócrata Chris Giunchigliani su candidatura para la gubernatura de Nevada

Jackie Valley
Jackie Valley
Michelle Rindels
Michelle Rindels
En Español
SHARE

Este artículo fue traducido al español y editado para mayor claridad a partir de una versión en inglés, que aparece en la página de The Nevada Independent.

La Demócrata Chris Giunchigliani, quien se caracteriza por su energía y quien impartió clases de educación especial antes de entrar en la contienda política hace casi tres décadas, anunció oficialmente el siguiente movimiento en su carrera: Postularse como candidata a la gubernatura de Nevada.

Este miércoles por la tarde, la comisionada del Condado Clark hizo acto de presencia en la escalinata de La Academia de Artes de Las Vegas, en el centro de la ciudad, y detalló sus aspiraciones, que en sí nunca trató de ocultar.

La entrada de Giunchigliani a la contienda por la gubernatura oficialmente marca el inicio de una batalla por la elección primaria en contra de su colega Steve Sisolak, quien se auto-describe como un político moderado, preside la comisión y anunció en junio que buscaría sustituir al Gobernador Republicano, Brian Sandoval, al término de su mandato.

"Quiero seguir ayudando a las familias de Nevada conforme mejoramos nuestras comunidades”, dijo. "Sé que todavía tengo algo que dar, y tengo fe en que juntos tenemos la oportunidad de lograr que nuestro estado avance”.

El ganador Demócrata de la elección primaria enfrentará a quien resulte triunfador en la primaria Republicana, en la que el Tesorero Daniel Schwartz está retando al Procurador General de Nevada, Adam Laxalt, quien todavía no ha anunciado su candidatura.

No ha habido un Demócrata en la Mansión del Gobernador en casi dos décadas, y la elección tendrá lugar en un año no presidencial en el cual la participación Demócrata normalmente baja más que la Republicana.

Giunchigliani había planeado oficializar su campaña el 2 de octubre, pero el tiroteo masivo del festival Route 91 Harvest una noche antes de que hiciera su anuncio la llevó a posponer el evento. Días más tarde, la aspirante, de 62 años de edad, confirmó su intención de buscar la gubernatura durante un desayuno ofrecido por Hispanics in Politics, pero no compartió más detalles mientras la comunidad estaba en duelo.

Giunchigliani entró en esos detalles el miércoles, destacando que hará una campaña popular alimentada por los residentes de Nevada que quiere ayudar si resulta electa. La comisionada no pasó por alto la realidad financiera de crear una campaña exitosa: En las mesas colocadas afuera de la academia había frascos para que se depositaran donativos.

"Es el contacto personal, pero seguimos necesitando algo de ayuda financiera”, dijo Giunchigliani, quien todavía se acuerda de la primera contribución de campaña que recibió en 1990: $20 dólares. "Pedir siempre es la parte más difícil de la política, pero ninguna cantidad es demasiado pequeña”.

Giunchigliani también abordó diversos temas que quiere afrontar como gobernadora, como arreglar el financiamiento para la educación pública, elaborar planes económicos para apoyar los negocios familiares, crear más puestos de trabajo con salarios dignos, y reparar lo que describió como un "sistema roto" para tratar a las personas que padecen una enfermedad mental o una adicción.

Su evaluación de la prioridad educativa: "Sí, sí. Es hora. Es fácil decirlo”.

La comisionada elogió a Sandoval por logros en pólizas que han creado "buenos cimientos" y promocionó su propia habilidad para trabajar más allá de lo partidario para asegurarse de que así sea.

"Podemos lograr soluciones con sentido común”, dijo. "Así es como podremos construir una Nevada que funcione para todos y no sólo para unos cuantos”.

La batalla por la elección primaria

Giunchigliani ha demostrado su habilidad para activar a la base progresiva durante su larga carrera política. Luchó en contra de un plan para construir un estadio para los Raiders utilizando las finanzas públicas, expuso la idea de asegurar que el Condado Clark sea una jurisdicción "santuario" para los inmigrantes y propuso pasos firmes en la reglamentación del consumo de marihuana con fines recreativos.

La comisionada también asumió una postura amigable en la etapa previa a su anuncio: Mandó cartas escritas a mano a los 63 legisladores estatales para pedirles su apoyo y puso la foto de su perro “Otis” en las invitaciones que envió para su evento de campaña.

La campaña de Sisolak ha intentado proyectar fuerza y sofisticación frente al reto de Giunchigliani desde la izquierda. Él anunció que su personal incluirá un trío de asesores políticos de primera línea con experiencia en la campaña de Obama, y desde entonces ha conseguido el respaldo de grupos laborales como Nevada Law Enforcement Coalition, el Southern Nevada Building and Trades Council, Ironworkers Local 433 y Operating Engineers Local 12.

La semana pasada, el ex senador Harry Reid dijo a The Nevada Independent que apoya a Sisolak, señalando que es el candidato ideal para la instauración de la Democracia.

"Si ella permanece en la contienda, él ganará, y me siento muy cómodo con él en la elección general. Es un hombre que ha hecho mucho”, dijo Reid, quien también destacó la respuesta de Sisolak ante el tiroteo masivo en Las Vegas: Inició una campaña de recaudación de fondos que, hasta este miércoles, había recabado más de 11 millones de dólares. "Él dio un paso adelante como la persona que ha sido excepcional en la forma en que esto se ha manejado. Le mandé un texto, le dije lo orgulloso que estoy de cómo ha manejado esto”.

Al mismo tiempo, otros Demócratas están evitando tomar partido. Este miércoles, la Congresista Jacky Rosen dijo a este medio que ella no se iba a involucrar en la elección primaria y que había "muchas opciones muy buenas" en la contienda.

Giunchigliani, quien ha prestado sus servicios durante tres ciclos y podría enfrentar una ardua batalla, ya ha tomado medidas para que su nombre sea más reconocido en todo el estado, como visitar el norte de Nevada y las zonas rurales en meses recientes, como parte de una "gira para escuchar”.

Durante un evento de Hispanics in Politics a comienzos de este mes, la comisionada también abordó su aparente posición como candidata no favorita.

"Creo que es un nuevo día”, dijo. "Sería la primera mujer, y probablemente la primera Demócrata en los últimos 20 años. ¿Todavía hay un límite? Sí, absolutamente, pero quienes me conocen saben que soy la candidata que trabaja más duro, y en verdad me gusta tratar con la gente”.

El inicio de la batalla por la elección primaria probablemente requerirá una estrategia de campaña combativa y creativa durante su contienda contra Sisolak, quien recaudó más de 1,5 millones de dólares el año pasado y tiene casi $3,8 millones en efectivo a la mano, según informes del financiamiento de las campañas. Pero esos son algunos de los rasgos que han definido a Giunchigliani.

A ella se le conoce como una figura política aguerrida, que no tiene miedo de decir lo que piensa y que mantiene firmes sus convicciones. De manera desafiante, Giunchigliani emitió el único voto en contra de que se subiera el impuesto a las habitaciones de hotel para el proyecto del estadio. Sus compañeros comisionados consideraron que el voto era obligatorio porque los legisladores estatales ya habían aprobado el paquete financiero. Pero ese razonamiento no dejó satisfecha a Giunchigliani.

"Nadie me dice cómo votar”, comentó durante la reunión de noviembre del año pasado.

Tom Collins, ex Comisionado del Condado Clark, quien a menudo ha estado en desacuerdo con Sisolak y lo ha criticado en Twitter, estaba entre las personas reunidas a las afueras de La Academia de Artes de Las Vegas para mostrar su apoyo a Giunchigliani. El político, quien suele lucir un sombrero vaquero, dijo que respalda "100 por ciento" a Giunchigliani y no le preocupa que ella no cuente con el recurso en efectivo que Sisolak ya aseguró para su campaña.

"Ella no necesita tanto dinero porque es más eficiente con sus campañas”, dijo. "Es tan buena y tan trabajadora con sus campañas como como cualquier persona que esté viva en el estado de Nevada”.

Su historia en la política de Nevada

El tiempo que le faltaba a Giunchigliani para terminar su labor en la comisión despertó la curiosidad acerca de lo que iba a hacer en el futuro, pero la repentina muerte de su esposo, el consultor político Gary Gray, luego de 28 años de matrimonio, la obligó a hacer una pausa.

Su esposo tuvo un problema médico y murió en un accidente automovilístico en abril del 2015, cuando Giunchigliani ya llevaba varios meses trabajando en su tercer y último cargo en el gobierno local.

Le tomó un año completo para salir del duelo que la “nubló" y darse cuenta de que su corazón aún estaba en la actividad cívica.

"Todavía podría tener un hueco en mi corazón por la ausencia de Gary, pero mi corazón está de regreso”, dijo. "…Debes tener corazón si vas a contender por un puesto (político)”.

Aunque ella no es originaria de Nevada, el currículum de Giunchigliani pinta el retrato de una persona comprometida con la comunidad que la adoptó. Su participación ciudadana se remonta a la década de 1980, y tiene una larga lista de premios que le ha otorgado la comunidad, como la proclamación que le hizo el ex gobernador Bob Miller en 1992, declarándola como "Una luchadora y Defensora del ciudadano" y pidió que se instaurara el Día de Chris Giunchigliani.

Nacida en Italia de padres americanos que estaban visitando a su familia en Europa, Giunchigliani creció en Illinois y estudió en Avila College en Missouri, donde trabajó como mesera y servidora de bebidas para poder pagar su escuela.

Giunchigliani se mudó a Las Vegas en los primeros años de su carrera y se integró al Distrito Escolar del Condado Clark como maestra de educación especial en 1979. Después fue presidenta de la Asociación de Educación del Condado Clark, y de la Asociación de Educación del Estado de Nevada.

Luego de haber estado al frente de ambos sindicatos, los votantes la eligieron en 1990 para sumarse a la Asamblea de Nevada, donde sirvió por ocho periodos regulares y cinco sesiones especiales. Además de su labor legislativa, siguió trabajando como maestra de educación especial hasta la primavera del 2003.

Giunchigliani ganó un lugar en la Comisión del Condado Clark en las elecciones del 2006, donde ha servido desde entonces, perdiendo por 20 puntos una postulación para alcaldesa de Las Vegas frente a Carolyn Goodman en el 2011.

La inscripción de candidatos a la gubernatura comienza oficialmente hasta el 5 de marzo de 2018.

 

SHARE
Comment Policy (updated 4/20/2021): Please keep your comments civil. We reserve the right to delete comments or ban users who engage in personal attacks, use an excess of profanity, make verifiably false statements or are otherwise nasty. Comments that contain links must be approved by admin.
7455 Arroyo Crossing Pkwy Suite 220 Las Vegas, NV 89113
© 2021 THE NEVADA INDEPENDENT
Privacy PolicyRSSContactJobsSupport our Work
The Nevada Independent is a project of: Nevada News Bureau, Inc. | Federal Tax ID 27-3192716