the nevada independent logo
Oficina de la Escuela Católica St. Christopher en Las Vegas el 21 de agosto de 2019. (Foto: Michelle Rindels).

Esta nota fue traducida al español y editada para mayor claridad a partir de una versión en inglés que aparece en la página de The Nevada Independent.

Zuleika Parra había sido ama de casa durante cuatro años, cuidando a sus cuatro niños de entre dos y siete años de edad, e inscrito a los mayores en la Escuela Católica St. Christopher en Las Vegas gracias a la ayuda de la Beca de la Oportunidad, autorizada por el Estado.

Poco antes de que comenzaran las clases, se enteró que la beca sería cancelada debido a los cambios realizados durante la sesión legislativa 2019.

“Mi primer sentimiento fue de llorar”, dijo Parra durante la grabación del programa de radio Cafecito con Luz y Michelle. “¿Cómo le explicas a un niño que no tienes el dinero para pagar la escuela que él quiere?”.

Eventualmente consiguió un trabajo de secretaria en la institución privada Mountain View Christian School, donde inscribió a sus hijos. Ese empleo le permite obtener un descuento considerable en la colegiatura, que asciende a unos $8,000 dólares al año por cada niño.

Trabajar fuera del hogar ha sido una transición. Con hijos tan pequeños, Parra dice que tiene que se debe organizar muy bien para que todo salga bien.  

“Me puse a pedirle a Dios que me abriera las puertas. Me cambió la vida”, dijo. “Muchas veces nos sacrificamos por lo que necesitan los niños”.

Zuleika Parra, madre de familia (a la izq.) y Valeria Gurr, directora de la Coalición por la Opción Escolar de Nevada. Miércoles 21 de agosto de 2019. (Foto: Luz Gray).

Desorden legislativo

La familia de Parra es una de muchas que terminó en la incertidumbre por los cambios que hizo la Legislatura a las Becas de la Oportunidad, creadas por los Republicanos en 2015 y que ayudan a que familias de escasos recursos puedan pagar la colegiatura en una escuela privada.

Legislación de último minuto en la sesión de 2019 autorizó $9.5 millones de dólares en créditos fiscales adicionales para mantener a flote el programa durante los próximos dos años; un esfuerzo para asegurar que los beneficiarios actuales — inscritos debido al compromiso que se acordó en 2017 de realizar una gran inversión en el programa una sola vez — no perdieran su beca debido a un “precipicio fiscal”.

Pero el lenguaje en la iniciativa de ley que limita a organizaciones que otorgan becas a los estudiantes en caso de no poder apoyarlos durante toda su carrera educativa, está causando desorden.

Las organizaciones de becas han respondido de manera diferente a esta disposición del proyecto de ley SB551, que limita la Becas de la Oportunidad.

El Fondo de Educación del Norte de Nevada (EFNN) ha interpretado esta disposición cautelosamente. 

Melissa Schroeder, el contacto del Departamento de Educación de Nevada para las Becas de la Oportunidad, señaló que al parecer la organización sólo ofrece la beca a estudiantes de preparatoria porque no tiene fondos suficientes para cubrir el resto de la vida escolar de los participantes de menos edad.

Según registros estatales, el año pasado 1,428 estudiantes recibieron dinero de la beca a través del EFNN, aunque no está claro cuántos han sido rechazados en este ciclo. 

La organización, que ha atendido a más de la mitad de los 2,300 estudiantes de Nevada que tienen la beca, no respondió a una solicitud de comentario.

La Fundación de Becas AAA ha estado tratando de aceptar algunos estudiantes.

Kim Dyson, su presidenta, dice que la decisión de EFNN provocó que muchas familias presentaran solicitudes ante su organización; tantas, que tuvieron que cerrar el proceso con varias semanas de anticipación.

Dyson dijo que unos 350 solicitantes indicaron que se están transfiriendo de diferentes organizaciones que otorgan becas.

La AAA interpreta la nueva ley de manera más flexible: que no debería aceptar nuevos participantes, pero que eso está bien para mantener a quienes ya están inscritos en la lista, aunque no se tengan grandes reservas para brindarles cobertura en los próximos años.

Pero aún así la AAA no puede brindar cobertura a todos los solicitantes. 

“Esa fue una de las consecuencias inesperadas de esta ley. Le dijimos a los papás que no iban a perder su beca”, dijo en entrevista Valeria Gurr, directora de la Coalición por la Opción Escolar de Nevada. “Afectó a más de mil familias”.

Retos legales

Pero la beca también enfrenta múltiples pleitos legales. El programa ofrece un crédito fiscal a las empresas si donan a organizaciones que otorgan becas y fue diseñado para aumentar 10 por ciento cada año; eso, hasta que líderes Demócratas votaron para poner fin a esa “escalera”, diciendo que el programa rápidamente crecería a niveles insostenibles.

El grupo Institute for Justice interpuso una demanda a nombre de varias familias que contaban con el apoyo de la beca, argumentando que la Legislatura no tiene autoridad para reducir el crecimiento del programa sin dos tercios de los votos.

Una demanda anterior que los Republicanos realizaron por separado está cuestionando la constitucionalidad del SB551, proyecto de ley que extendió una tasa fiscal sobre la nómina y añadió $9.5 millones de dólares durante el año en curso. En caso de que prevalezca, el dinero podría desaparecer.

Gurr dice que más allá de la política, el enfoque de los legisladores de ambos partidos debe ser el bienestar de las familias que constantemente le llaman en busca de ayuda y respuestas, y agregó que muchos se van a endeudar para pagar una escuela privada.

“Espero que no tengamos que esperar hasta el 2021 para solucionarlo”, indicó.

Catherine Thompson, superintendente de escuelas Católicas en la Diócesis de Las Vegas (a la izq.), y la Directora Lucy Alcalá en la Escuela Católica St. Christopher. Miércoles 21 de agosto de 2019. (Foto: Michelle Rindels).

La perspectiva de una escuela privada

Los administradores de escuelas privadas dicen que la adición de niños beneficiarios de la beca ha sido un “gran impulso” para los colegios y ha renovado el sentido de su misión.

La Escuela Católica St. Christopher en Las Vegas tiene 200 niños inscritos, incluyendo los 89 que recibieron fondos de la beca EFNN en el pasado ciclo escolar.

“Ahorita, estamos pensando positivo, y sólo esperamos que estos estudiantes puedan permanecer con nosotros para que puedan seguir adelante”, dijo Catherine Thompson, superintendente de escuelas Católicas en la Diócesis de Las Vegas. “Han sido una adición maravillosa a nuestra escuela … realmente ha sido una transición muy, muy maravillosa para sus familias estar en un entorno como este, donde la fe es parte de su educación”.

La falta de atención individualizada es una de las principales razones que citan los padres para buscar la Beca de la Oportunidad.

Los administradores escolares dicen que van a esperar unas semanas para ver cuántos estudiantes se van a tener que ir. 

“Seguimos siendo realmente muy optimistas y sólo nos queremos asegurar que los padres sepan que hay un lugar para estos niños”, dijo Thompson.

A nivel familiar, Parra no sólo ha visto los cambios en su propia vida. En su nuevo trabajo como secretaria de la escuela, ve a padres de familia que llegan preocupados porque no saben cómo van a seguir pagando la educación privada que sus hijos empezaron a recibir gracias a la Beca de la Oportunidad.

“Los papás llegan desesperados, llorando”, dijo. “Yo tuve la ventaja de conseguir el trabajo, pero hay papás que no”.

 

 

NV Indy
2020 Election Center
Stories
Candidate Trackers
Endorsements, Ads, Policies, Visits
& More
visit now
Comment Policy (updated 10/4/19): Please keep your comments civil. We reserve the right to delete comments or ban users who engage in personal attacks, use an excess of profanity, make verifiably false statements or are otherwise nasty.
loading...

@TheNVIndy ON TWITTER

podcast iconCAFECITO CON LUZ Y MICHELLE

    correct us
    ideas & story tips

    EN ESPAÑOL