the nevada independent logo
Jeremiah Salzman, profesor de física en Nevada Learning Academy, dirige una clase en línea el martes 22 de enero de 2019. (Foto: Jeff Scheid / Nevada Independent).

Esta nota fue traducida y editada al español para mayor claridad a partir de una versión en inglés, misma que aparece en The Nevada Independent.

El colosal proyecto de ley diseñado para reformar la fórmula de financiación escolar de Nevada — un esfuerzo que se ha llevado años y que surge en medio de una creciente presión — hizo su debut público el pasado lunes 13 de mayo y su proceso está avanzando. La SB543, como se le conoce formalmente, se presentó en el Senado durante las tres semanas finales de la sesión legislativa, que dura cuatro meses.

Quedan unos días para que los legisladores concluyan su período de labores, por lo que hay mucho que digerir antes de que se apruebe esa iniciativa. Este es un resumen del contenido actual de la propuesta:

¿Por qué es necesaria una nueva fórmula?

La fórmula de financiación de la educación de Nevada, denominada el Plan Nevada, es la más antigua del país. Desde que la fórmula entró en vigor, el Condado Clark ha quintuplicado su población.

El Senador Demócrata Mo Denis, uno de los autores clave del proyecto de ley, quien era niño cuando se puso en en efecto la fórmula de financiación, dijo que la evidencia está en las fotos de los salones de clase. Su escuela tenía pocos estudiantes latinos; ahora el Distrito Escolar del Condado Clark (CCSD) en su mayoría está compuesto por minorías, y los estudiantes anglosajones constituyen menos del 25 por ciento del alumnado.

Ahora hay más alumnos que están estudiando el idioma inglés o en situación de riesgo debido a que viven en condiciones de pobreza.

Otra razón para renovar la fórmula actual es su complejidad, ya que funciona como un sube y baja donde los fondos estatales se reducen cuando suben los ingresos locales. Además, los programas “categóricos” y los fondos para reducir el tamaño de los grupos se suman al apoyo básico estatal.

¿Cuáles impuestos apoyarán a las escuelas?

El proyecto de ley elimina el fondo principal de la educación del estado — la Cuenta Distributiva de las Escuelas — y en vez de eso se crea el Fondo de Educación del Estado de Nevada. El analista Jeremy Aguero dijo que hay más de 80 fuentes de ingresos en el estado que, de alguna manera, financian la educación para el grado pre- escolar K-12, y todas esas fuentes estatales y locales se canalizarán en un solo medio.

Con base en cuánto dinero está disponible, el estado determinará una cantidad de financiación “base” que se aplicará a todos los estudiantes.

¿Qué es la Comisión de Finanzas Escolares?

La SB543 promulgaría un organismo de gran alcance y responsable de diversas tareas, la llamada Comisión de Finanzas Escolares. El gobernador y los líderes legislativos nombrarían a los funcionarios que participarían en la Comisión de 11 miembros, entre ellos cuatro directores financieros que representarían distritos escolares de diferentes tamaños. A ninguno de los legisladores se les permitiría ser parte de la comisión.

Con la propuesta de ley, la comisión se encargaría de supervisar la aplicación de la nueva fórmula de financiación supervisando el progreso y orientando a los distritos escolares y al Departamento de Educación de Nevada. Probablemente su tarea inicial más importante es recomendar el “peso” (weight, por su término en inglés), que se refiere una cantidad adicional de dinero que se otorga a alumnos con necesidades adicionales específicas que reúnan los requisitos. La comisión revisaría los fondos base de todo el estado por alumno, así como el peso de cada bienio y recomendaría al gobernador y a la legislatura cualquier cambio.

¿Cómo funciona el “peso”?

El lema detrás de una fórmula de financiación ponderada es: “Que el dinero siga al estudiante”.

Eso significa que los estudiantes con necesidades específicas recibirán fondos adicionales por alumno, lo que está diseñado para ayudar a sus escuelas a proporcionar los servicios apropiados. La propuesta solicita fondos ponderados para los estudiantes que están aprendiendo inglés, viven en hogares de bajos ingresos, o tienen capacidades diferentes.

El “peso” es un multiplicador de la financiación base. Así, los estudiantes en cualquiera de esas categorías recibirían la financiación base por alumno, además de dinero adicional calculado de acuerdo con el “peso”, el cual todavía no se ha determinado.

Los estudiantes que reúnen los requisitos para más de un “peso” sólo recibirán el mayor; sin embargo, los estudiantes pueden beneficiarse de cualquiera de los servicios y programas para los que califiquen en cada categoría. En pocas palabras, si a un estudiante que se le asigna un “peso” por discapacidad también estudia inglés, él o ella podría beneficiarse con dichos programas.

La iniciativa SB543 establece que el “peso” debe distribuirse directamente entre las escuelas que sirven a los estudiantes que reciben fondos adicionales. La financiación ponderada no se puede destinar a sueldos o beneficios para los empleados ni utilizarse para resolver conflictos con los sindicatos; el dinero no está en juego en un proceso de arbitraje.

¿Qué pasa con los programas “categóricos” como las Escuelas Zoom y Victory?

A medida que la financiación ponderada entre en vigor, los fondos fijos desaparecerán, pero los autores de la fórmula dijeron que la intención es continuar con los mismos servicios y programas.

“Los conceptos de Escuelas Zoom y Escuelas Victory serán reemplazados por el concepto de servicios Zoom y servicios Victory para asegurarse de que los programas que funcionaron en el pasado se puedan exponer, adoptar y utilizar para todos los estudiantes que los necesiten en todo el estado”, dijo Aguero.

La cantidad de fondos que las escuelas Zoom y Victory reciben actualmente podría cambiar, dependiendo del “peso” y las inscripciones de estudiantes de inglés y en situación de riesgo. Aguero argumentó que las escuelas Zoom que reciben subvenciones importantes en el estado porque tienen una gran población de estudiantes de inglés, probablemente también tienen muchos alumnos que no estudian inglés y que viven en la pobreza; por lo tanto, recibirían una cantidad significativa de fondos a través del “peso” y no se verían afectados significativamente con la transición a la nueva fórmula de financiación.

Aunque a los defensores de la iniciativa les agrada saber que el “peso” significa dinero para los estudiantes, Aguero dijo que los distritos también tendrán cierta flexibilidad. Por ejemplo, una escuela con dos estudiantes de inglés no tendría suficiente dinero derivado del “peso” para poderle pagar a un empleado independiente para que trabaje con esos dos niños, por lo que al distrito se le permitiría mover dinero para que pueda crear una financiación para proporcionar servicios significativos.

¿La fórmula de financiación incluye la necesidad de tener nuevas salones de clases y edificios escolares?

No. El plan sólo cubre los gastos operativos.

¿Cuántos fondos recibiría cada distrito escolar de acuerdo al nuevo plan?

Esa es la gran duda. La propuesta no enumera cantidades en dólares para programas de educación. Sin embargo, menciona que la Comisión de Finanzas Escolares estudiará este tema.

La SB543 señala que la comisión calculará la financiación para el ciclo 2019-2021 como si la fórmula se encontrara en vigor y luego la comparará con los niveles de financiación reales de ese período. Después el comité asesor podrá hacer recomendaciones al gobernador y a la Legislatura con base a sus conclusiones.

¿Su efecto será inmediato?

No. El proceso presupuestal para el bienio 2019-2021 es demasiado lejano para que el proyecto sea aprobado y aplicado a tiempo. Además, la Comisión de Finanzas Escolares estudiará las proyecciones de financiación antes de dicha transición. Aguero dijo que la implementación empezaría en el año escolar 2021-2022.

¿De qué manera atenderá a las escuelas Chárter, o autónomas?

Las escuelas Chárter recibirían la base de financiación por alumno, así como los fondos ponderados aplicables a sus estudiantes. Tal como está ahora, las escuelas autónomas reciben la financiación base por cada estudiante inscrito. Por consiguiente, la fórmula de financiación propuesta aumentaría sus fuentes de ingresos a través de la financiación ponderada.

¿Cuáles son los próximos pasos en el proceso legislativo?

El proyecto de ley se aprobó en el Senado este 29 de mayo, pero todavía necesita someterse a voto en la Asamblea.  

 

NV Indy
2020 Election Center
Stories
Candidate Trackers
Endorsements, Ads, Policies, Visits
& More
visit now
Comment Policy (updated 10/4/19): Please keep your comments civil. We reserve the right to delete comments or ban users who engage in personal attacks, use an excess of profanity, make verifiably false statements or are otherwise nasty.
loading...

@TheNVIndy ON TWITTER

podcast iconCAFECITO CON LUZ Y MICHELLE

    correct us
    ideas & story tips

    EN ESPAÑOL