the nevada independent logo
La Líder de la Mayoría del Senado Estatal, Nicole Cannizzaro, durante una conferencia de prensa con el Presidente de la Asamblea, Jason Frierson, en la Legislatura, en el duodécimo día de la 31ª. Sesión Especial en Carson City el domingo 19 de julio del 2020. (Foto: David Calvert / Nevada Independent).

Esta nota fue traducida al español y editada para mayor claridad a partir de una versión en inglés que fue publicada en The Nevada Independent.

Este domingo los legisladores definieron recortes por cientos de millones de dólares a las dependencias estatales, ajustando un presupuesto que perderá una cuarta parte de los ingresos previstos anteriormente debido a la pandemia y concluyendo así una larga sesión marcada por falsos inicios y retrasos.

A pesar del ánimo compartido entre Demócratas y Republicanos a lo largo de la sesión, el proyecto de ley AB3, que recortará el presupuesto general, fue aprobado con apoyo bipartidista este domingo después de que los Demócratas propusieron una enmienda que asignará $50 millones de dólares en fondos federales de ayuda por la pandemia para apoyar a estudiantes de los grados K-12, que se espera tendrán dificultades con el aprendizaje a distancia. 

El proyecto de ley fue aprobado 36-6 en la Asamblea, con siete Republicanos que se unieron a los Demócratas que se pronunciaron a favor, y por unanimidad en el Senado; esta fue la última acción importante de la sesión especial de 12 días en el estado.

La propuesta inicial de recorte presupuestario exigía reducciones de $1.2 billones de dólares para equilibrar el presupuesto estatal, incluyendo 12 días de permiso sin goce de sueldo a trabajadores estatales, transferencias masivas de asignaciones por única vez, frenar proyectos de construcción y cerca de medio billón de dólares en gastos para la dependencia, incluyendo $233 millones de dólares al presupuesto de salud y $166 millones a la educación K-12 en el estado. 

Al final, los legisladores pudieron recuperar $81.3 millones de dólares para la salud y $4.2 millones para la educación.

Se espera que en febrero próximo la Legislatura se empiece a reunir en sus sesiones regulares y trabaje para finalizar el próximo presupuesto de dos años.

A pesar de las objeciones a los recortes que presentaron cientos de personas por medio de comentarios públicos por teléfono y por escrito, la Senadora Demócrata Julia Ratti agradeció al Gobernador Steve Sisolak la propuesta inicial sobre cómo recortar $1.2 billones para equilibrar el presupuesto estatal. 

Ratti reconoció que muchos gastos quedaron intactos incluso en ese primer borrador, como el programa Meals on Wheels para adultos mayores, y que en 12 días de trabajo los legisladores al final solo ajustaron alrededor de $188 millones de dólares de la propuesta.

El Presidente de la Asamblea, Jason Frierson, y la Líder de la Mayoría del Senado, Nicole Cannizzaro, en la Legislatura, en el duodécimo día de la 31ª Sesión Especial en Carson City el domingo 19 de julio del 2020. (Foto: David Calvert / Nevada Independent).

Varios Republicanos dijeron que todavía están molestos por algunos de los recortes incluidos en el proyecto de ley definitivo, a pesar de que finalmente votaron a favor de la medida. La Senadora Republicana Heidi Gansert criticó la decisión de reducir a la mitad el número de días de permiso sin goce de sueldo a los empleados estatales.

Antes de la votación, varias docenas de defensores de la educación superior y K-12 pidieron a los legisladores que se opusieran al proyecto de ley, diciendo que las propuestas de recortes a la educación causarán más daños y harán más difícil la reapertura de escuelas y universidades en el otoño.

Muchas personas pidieron a los legisladores que reconsideren una reducción adicional de $25 millones de dólares al Sistema de Educación Superior de Nevada. 

Varios maestros de escuelas públicas o líderes sindicales también llamaron a protestar por los recortes planificados a la educación K-12. 

Otros dijeron que estaban decepcionados con los legisladores porque no trataron de aumentar impuestos para compensar algunos de los recortes previstos. 

Los legisladores dijeron en discursos en el pleno que escucharon esas quejas y simpatizaron con las preocupaciones de sus electores sobre los recortes.

La Senadora Demócrata Dallas Harris dijo que estaba decepcionada porque los esfuerzos para obtener más ingresos fiscales de las compañías mineras fracasaron, y prometió hacer valer su palabra a los legisladores Republicanos cuando dijeron que querían continuar la discusión sobre el asunto en la sesión ordinaria.

Durante una conferencia de prensa antes de la votación en el Senado el domingo, los líderes legislativos Demócratas dijeron tener la esperanza de que el Congreso elaborará una legislación que cubra los ingresos estatales, lo que permitirá a los legisladores recuperar el recurso de estos severos recortes a diversos servicios y programas estatales.

Qué hay en la propuesta

La pieza final del rompecabezas de la sesión especial, la propuesta AB3, incluyó cerca de $127 millones de dólares en complementos a la reducción inicial del presupuesto del Gobernador Steve Sisolak de $1.2 billones; casi una cuarta parte del presupuesto del año fiscal aprobado previamente. Las restauraciones incluyeron alrededor de $81.3 millones devueltos al Departamento de Salud y Servicios Humanos, incluyendo recortes a varios programas "opcionales" de Medicaid, servicios de salud mental e iniciativas de bienestar infantil.

En total, los legisladores pudieron identificar $138.6 millones adicionales para disminuir la severidad de las propuestas de recortes, incluyendo $47.6 millones del impuesto de servicios gubernamentales, que se evalúa en el registro de automóviles en el Departamento de Vehículos Motorizados (DMV).

Otros $110 millones destinados a la educación para los grados escolares K-12, a partir de una propuesta de reducción propuesta en las deducciones sobre los impuestos a compañías mineras, se quedaron cortos dos veces en dos días, incluyendo un voto el sábado después de que el Senador Republicano Keith Pickard revirtiera su postura sobre el proyecto de ley.

Los legisladores también planean obtener $46.5 millones adicionales en dólares de transferencia de Medicaid que no se gastaron en el último año fiscal, $25 millones en recortes del Sistema de Educación Superior de Nevada y $11 millones en un programa de amnistía fiscal que permite que los contribuyentes que se retrasaron realicen pagos sin recibir una multa.

Las cantidades restantes provendrán de tomar $5.23 millones del Programa de Educación para Dotados y Talentosos, o GATE; cortar una asignación de $2 millones para Springs Preserve; y recaudar $1.3 millones en fondos de liquidación de la oficina del fiscal general.

El único cambio importante al proyecto de ley fue adoptado este domingo por miembros de la Asamblea, quienes rápidamente rescindieron un voto sobre el proyecto de ley para enmendar un lenguaje y reservar $50 millones en dólares federales de la Ley de Ayuda, Alivio y Seguridad Económica de Coronavirus (CARES) dedicados al aprendizaje a distancia para estudiantes desfavorecidos.

Aunque este sábado los 13 Republicanos de la Asamblea se opusieron al proyecto de ley, siete de ellos votaron a favor después de que se modificó para reservar fondos para la educación K-12.

Los $50 millones en la propuesta representan casi una quinta parte de los más de $250 millones de dólares de la Ley CARES no asignados del estado. Esos dólares federales están restringidos a los costos incurridos por la pandemia del COVID-19.

Comment Policy (updated 10/4/19): Please keep your comments civil. We reserve the right to delete comments or ban users who engage in personal attacks, use an excess of profanity, make verifiably false statements or are otherwise nasty.
correct us
ideas & story tips